EL FRACASO COMO UNA INTERPRETACIÓN EXTRAÑA DE LA REALIDAD POR ALGUNOS QUE SE TILDAN DE PROFESIONALES DE LA FORMACIÓN VIAL


Todas nuestras acciones y decisiones traen consecuencias de una u otra índole. Lo que “algunos protestatarios” llaman fracaso no es otra cosa que una interpretación extraña de la realidad. Con frecuencia los perezosos, mangantes, vagos, revoltosos, envidiosos y mediocres ,tildan de fracaso, desdeñan o critican las acciones que no han salido como estaban previstas y que han sido iniciadas por compañeros nuestros valientes que sí se atreven a hacer cosas distintas a lo establecido por la rutina genérica, a lo que se llama “convencional” y a los estándares habituales. Tenemos muchos profesionales de la formación vial que hacen depender su alegría y felicidad de las equivocaciones u errores de los demás, lo que indica una falta de conexión con uno mismo. Sin duda, el fracaso no existe, es simplemente la opinión que “algunos” tienen  sobre como deberían hacerse ciertas cosas muy vinculadas a su mermada y corta mente.

Si lo miramos bien, el progreso y el desarrollo se plantean o presentan imposibles si seguimos haciendo las cosas con la misma rutina de siempre. Si queremos que nuestra profesión como enseñantes de la conducción de vehículos automóviles mejore, tenemos que cambiar y modificar ciertos hábitos heredados del pasado y enturbiados por el presente. No existe otra opción si queremos progresar y mejorar. Lo que exige mucha disciplina para llegar a un giro de ciento ochenta grados en nuestras actuaciones y comportamientos y, así convertir nuestras malas costumbres en buenas y excelentes. Lo peor de todo esto, es desear que el cambio o transformación se produzca de forma inmediata. Consigamos pequeños éxitos día a día sin precipitarnos. los buenos hábitos no son algo que se consiga por azar o suerte, más bien  a la repetición constante en el tiempo del comportamiento que deseamos interiorizar, lo que exige la colaboración del factor humano y del tiempo.

Vivamos al margen de críticos y charlatanes, de esos que tratan de hablar mal de nosotros y se pierden con sus vaguedades e imprecisiones, hasta tal punto, de que ya nadie les cree. Es una recomendación estimulante e inteligente que no conviene perder de vista ni pasar por alto. Cada vez que tengamos que tomar una decisión, es bueno que apelemos al sentido común, de la justicia y la bondad, a la vez nos alejemos de las maldades. <<Se puede engañar a alguien siempre; a todos alguna vez;  pero no a toda la gente indefinidamente>> Abraham Lincoln  El problema de hechos pasados o consumados es que no se pueden modificar ni borrar, motivo por el cual, antes de llevar a efecto ciertas conductas poco éticas y desagradables conviene hacer una reflexión para no arrepentirse más tarde. Existen comportamientos que pueden estigmatizarnos para el resto de nuestras vidas.

                                     José Manuel López Marín

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.