En las Autoescuelas o Centros de Formación Vial: “el presumir de lo que se carece”


Los charlatanes, cantantes de la sierra, vociferadores, olivareros,  bots humanos cumplen numerosas funciones en campañas profesionales online mediante chats excitantes <<hacia de lo que carecen>>, pero lo más populista, que está de moda, es imitar movimientos sociales virtuales, como crear ilusiones de humo de que existe un amplio sector de profesionales de la enseñanza de la conducción que apoyan rabiosamente sus ideas, propuestas, ideologías, creencias, proyectos, que mucha gente desconoce por su inexistencia. En una palabra, se parecen a una manifestación, donde se provocan muchos ruidos con poca gente, que no representa a nada ni nadie, si para aparecer delante de las autoridades, representando a una generalidad, sin haber sido elegidos ni nombrados por nadie. (afán de protagonismo). Los ataques, siempre son con intereses obscuros y extraños. Los ataques de este “minoritario” y extravagante grupito están diseñados para escuchar  palabras clave en dirección a un determinado tema que no les interesa y así poder desvirtuarlo o hacia personas determinadas  y sus organizaciones legales, elegidas por el pueblo sabio y soberano democraticamente, y tratar de que despistados o desconocedores de la verdad acudan como un enjambre de avispas para ocupar todos los espacios de debate sobre este asunto. Una vez allí,  se despliegan como un ejercito virtual e inexistente perfectamente coordinado de zombis o troles. Alimentando a todo aquel que afianza su posición con halagos, referencias, likes y retuits. Después, emplean el sistema de amedrentar o causar miedo a aquellos que ofrecen visiones antagonistas con burlas por su edad u otras cuestiones, insultos, acusaciones absurdas y falsas con el dicho de “presuntamente“, para que el mal quede en el aire de forma indefinida, todos ellos con ataques combinados y sus generales en el anonimato. En cada momento,  se refuerzan con mentiras y falsedades y se dan la razón unos a otros, como si no se conocieran, para dar la sensación de que son muchos, cuando en la realidad son una minoría de ambiciosos de poder descontentos por su frustración  y fracaso de sus deseos. Si consiguen algún pequeño objetivo, en el espacio conquistado, solo permanecen los bots y sus aliados humanos, quedan radicalizados en sus pretensiones y postura, pensando y alardeando que son un grupo mayoritario, sin darse cuenta y saber, que han sido objeto de una deliberada campaña de intoxicación por parte de unos listillos ambiciosos.

Muchos honrados profesionales de la formación vial entraron en estos chat de los cielos, creyendo entrar en la verdad y ver de lo que se trataba, y fueron, después los que los olvidaron y abandonaron por solo encontrar paja y humo negro, ya que aquel que contraviniera los dictámines, las profecías o dogmas de fe de los líderes, era expulsado de inmediato y en  silencio, y sin ninguna explicación,¡¡ democracia pura!!. Estos chats  durmientes por los cansinos cantos de la sierra,  ruidos de las oraciones en  los olivares de la tierra del “ronquío” o proclamas de intelectuales de la Alhambra de Granada, despertados con frío beso de trol, ahora forman parte de un destructivo ejercito de zombis pero lo más difícil es que no hay grupo de control válido con el que comparar este extraño fenómeno.

                                                    José Manuel López Marín

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.