El “crecer” te permite “aprender” y, a veces, “mejorar”


En el caso de que sintamos miedo, tenemos una ocasión u oportunidad de crecer. Por el contrario, si no tenemos miedo, existe una alta probabilidad de que estemos comportándonos de la forma rutinaria de siempre. El “crecer” está siempre asociado a una cierta inquietud que nos obliga a realizar cosas a las que no estamos acostumbrados, por tanto, que te permiten aprender y, a veces, mejorar. Con frecuencia, lo que más miedo nos da hacer o lo que menos nos gusta realizar es lo que debería estar hecho. No se trata de hacer una negación del miedo, ya que nunca desaparece, sino de afrontarlo; de otra manera se vive en una continua frustración o estado de ansiedad. Los miedos que no controlamos, nos controlan ellos a nosotros. <<El miedo es el factor fundamental que incita a las personas a tener vidas pequeñas y carentes de autenticidad>> Robin S. Sharma

Si queremos ganar, tenemos que jugar; y, sin duda, cuando jugamos, podemos perder. Sin afrontar riesgos no se puede llegar a la meta deseada`¿Pretendemos conseguir altas ganancias sin asumir riesgo? Sería de ingenuos o cortitos de mente.  Para conocer la mentalidad ganadora o conformista de una persona o profesional de la formación vial basta observar o comprobar lo que está dispuesto a perder. Los profesionales de éxito o ganadores son los que están dispuestos a aportar por algo importante. No siempre se puede saltar con red como en los circos. Lo único que podemos considerar un fracaso no intentar aquello que de verdad nos apetece y deseamos. Debemos recordar lo que siempre dice mi compañero y filósofo el “lebrijano” : <<No hay juego con el que puedas ganar si no juegas>>

Siempre tenemos tentaciones que nos invitan a rendirnos, tienen que ver con los rechazos que siempre encontramos, los obstáculos que nos ponen algunos compañeros, las injusticias que soportamos y también  cómo nuestro entorno nos empuja no adaptemos a un “statu quo”, que a lo establecido, a lo convencional, a lo socialmente  aceptable.  Muchas veces tendremos la sensación de no poder más, estar agotados y que todo parece desalentador. Pero, cada vez que nos resistimos a rendirnos y nos reponemos, nuestra fuerza interna crece más y se hace más fuerte al ver que no nos hemos dejado derrotar por todas esas circunstancias. Nuestra fuerza interior crece más cuánto más nos negamos a entregarla.

Los límites no están en la personas, están en los entornos. La mayoría de la gente  es un reflejo de la media de las personas que más frecuentamos. <<El gran peligro de estar alrededor de gente “no excelente” es  que empezamos a volvernos como ellos sin ni si quiera darnos cuenta>> Hagamos lo  posible por movernos en aquellos entornos donde se mueven  las personas que ha demostrado resultados que a nosotros nos gustaría conseguir, y pasemos el mayor tiempo a su lado. Pasemos el tiempo con gente excelente y encontraremos que nos volveremos excelentes.

                                                   José Manuel López Marín

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.