EL año 2018, muere por viejo lleno de recuerdos….., deja paso al nuevo 2019 que se vislumbra como recién nacido y joven lleno de primicias y buenos augures proporcionados por nuevo Director General Sr. Navarro Olivella y su equipo de expertos.


Ahora que está terminado su vida el año 2018, que comenzó joven y con buenos presagios que con arreglo de paso del tiempo fue evolucionando con buenas y malas cosas, a la vez envejeciendo para el día 31 morir y donde las reglas de la existencia cotidiana no tienen aplicación, ya que estas reglas dicen, expresamente y de forma clara, que llegar a la vejez, hacerse frágil y al final tener que morir es el último destino de todos, aunque mi compañero el “lebrijano” le cueste trabajo creerlo y otros, a su vez, se creen que nunca les llegará su día por tener creencias de  ser inmortales.  Dejemos los supuestos sobre lo que llamamos “realidad” para podernos convertir en adalides en una profesión de formadores viales donde el vigor juvenil, la innovación, la renovación, la creatividad,el placer, la satisfacción y la atemporalidad son prácticas y experiencias comunes de la vida profesional de todos los días, donde la vejez, la senectud, la invalidez a la que se llega por los años o las enfermedades y la muerte no existen y, los incrédulos siquiera las tienen en cuenta como una posibilidad. Despreciando la creencia de la “cuenta atrás” que para todos llega o llegará. De momento, no somos inmunes a este final que a todos llega. A algunos antes de tiempo.

Si encontramos un lugar así, ¿que nos impide acercarnos a él?   Es nuestro condicionamiento profesional de formadores viales, nuestra visión de esta sociedad moderna y avanzada, lo que nos enseñaron nuestros ancestros, nuestros profesores de antaño y la propia sociedad a lo largo de los años . Esta forma de ver las cosas y vivir se ha denominado por los expertos:<<hipnosis de condicionamiento social>>; un fingimiento o simulación  inducida y en la que todos hemos acordado de forma colectiva el participar.

Aunque muchos no lo creen, nuestros cuerpos, con el tiempo, envejecen sin darnos cuenta y  ni podamos dominarlos con cirugías estéticas u otras cosas, porque han sido programados para cumplir las reglas de ese condicionamiento colectivo. Si algo hay natural e inevitable es el proceso de hacerse viejo, es irreversible, no se podrá saber hasta que se rompan las amarras de nuestras antiguas creencias y convicciones. A fin de crear la experiencia de nuestros cuerpos sin edad y las mentes sin tiempo, es preciso que descartemos varios supuestos sobre quién somos y cuál es la verdadera naturaleza de las mentes y los cuerpos.. Estos supuestos constituyen las bases o cimientos de la visión de nuestra profesión y el mundo que compartimos. Que son: A) La existencia de una profesión o  un mundo objetivo, independiente de los observadores y nuestros cuerpos son una apariencia de este mundo o profesión objetiva. B) Nuestros cuerpos están compuestos de masa de materia, separadas entre ellas en el tiempo y en el espacio. C) La mente y el cuerpo son cosas separadas e independientes la una de la otra, según los investigadores, D) La conciencia humana puede ser determinada y explicada por completo como un producto de la bioquímica. E) El materialismo es primario, la conciencia es secundaria. Somos máquinas físicas que hemos aprendido a pensar. F) Como individuos y profesionales, somos entidades desconectadas y  autosuficientes. G)  Nuestra percepción de nuestra profesión y el mundo es automática y nos presenta una imagen adecuada de cómo son realmente las cosas o problemas. H) El tiempo existe como absoluto, siendo cautivos de ese absoluto. Nadie escapa de los destrozos que proporciona el tiempo. I)  Nuestra naturaleza queda completamente definida por el cuerpo, el “yoismo” y la personalidad. Somos cenizas de recuerdos y deseos prisioneros en paquetes de carne y huesos. J) sin duda, el sufrimiento es necesario; forma parte de la realidad. Somos víctimas inevitables de las enfermedades, del envejecimiento y…la muerte  Algunos compañeros insensatos esto no lo creen  y pierden su preciado tiempo de forma estéril

Todos estos supuestos van mucho más allá del envejecimiento, que se me hace insoportable., definen un mundo de separación, decadencia y, al final, la muerte. El tiempo es visto como una cárcel de la que nadie escapa; nuestros cuerpos son máquinas bioquímicas que, como todas las máquinas, debe acabar por detenerse. <<Está en nuestra naturaleza desgastarnos, caer en trastornos  y morir, y eso es todo>> LewisThomas

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.