El “saber escuchar” ….que muchos no practican ….ni saben


Me encantaría que muchos entendieran o comprendieran la importancia del “saber escuchar” porque la mayoría de nosotros rara vez escuchamos. A muchos les hablas y apenas te prestan atención, por ser prepotentes, iluminados de Dios e ignorarte en su entorno, o bien, porque son maleducados de nacimiento o por naturaleza y es su comportamiento habitual.  Lo cierto es que estos últimos me dan pena porque sólo viven para sí mismos y sólo ven su ombligo, incluso en la noche.

Escuchar con precisión y atención, sin proyectar nuestros perjuicios personales, nuestras idiosincrasias, todo eso que hemos aprendido, es verdaderamente muy difícil; implica el escuchar con mucha intensidad y gran curiosidad, como si estuviéramos aprendiendo e investigando por primera vez, como si los espacios ante nosotros se abrieran completamente y, paso a paso, se profundizaran sin conclusión alguna, sin ningún almacenamiento de recuerdos o lembranzas, inquiriendo, avanzando, fluyendo visualizando, descubriendo. Ese acto de “saber escuchar” requiere y exige mucha atención; no la atención de la concentración ni la atención que solemos poner cuando tratamos de conseguir una prebenda o beneficio o cuando deseamos tener algo. Se trata de escuchar sin desear ni tener interés por algo, sin buscar u obtener beneficio alguno; simplemente, ser educados aplicando la cortesía que te enseñaron tus padres o en el colegio, y tratar de investigar o recibir el mensaje de los otros interlocutores.

Hablar y sentir que el otro interlocutor o acompañante está en la inopia o no te atiende por soberbia o falta de humildad   es desagradable y deplorable. Según dice mi compañero “el lebrijano“: de éstos hay muchos. Una vez que comprendamos este extraordinario arte o acción de urbanidad de escuchar…veremos que esa acción es totalmente distinta a la acción que nace de una idea.

Sin embargo, para investigar realmente y con seriedad, se requiere el ejercicio de la libertad, y el acto de escuchar en sí mismo libertad. Una vez que comprendamos este extraordinario arte de  “saber escuchar o del ver inmediato, de comprender algo al instante por la atención prestada, veremos que esa acción es totalmente distinta a la acción que nace  o pertenece a una idea. <<En el mismo acto de saber escuchar, que insisto, muchos no entienden ni practican, la naturaleza de la acción cambia>>

Por tanto, me gustaría escribir acerca del arte de saber escuchar porque, según creo, en el escuchar no hay que hacer esfuerzo alguno. Existe esfuerzo cuando no se comprende el idioma, las palabras cultas que se emplean, pero cuando uno trata de escuchar, de seguir lo que esta diciendo quien le habla, de concentrarse y poner atención, de poner toda la mente, eso le impide escuchar. Escuchar significa que no existe ninguna contradicción interna, ningún intento de hacer algo, ningún afán de captar o reconocer algo; es escuchar con naturalidad, con una atención que no es concentración. Lo que se comparte requiere un escuchar profundo, no sólo oír con los oídos sino escuchar con extraordinaria seriedad, porque si somos capaces de escuchar de esta manera verémos que comprendemos por nosotros mismos muchísimas cosas, verémos que en el mismo acto de escuchar, la naturaleza misma de la acción cambia,  porque escuchar es una acción, no es algo separado de la actividad diaria, incluye escuchar con atención a tus compañeros, amigos, familiares…los ruidos, todo lo desagradable o bueno que ocurre, las palabras desagradables, las bondades, las palabras de placer y de dolor. Descubriremos que en este acto de “saber escuchar” se produce una mutación en la misma naturaleza de la acción.  Por dicho motivo, debemos y estamos obligados a saber escuchar. el no hacerlo es falta de urbanidad y cortesía. En muchas reuniones todos quieren hablar a la vez y se estblece un diálogo de sordos. insoportable e ineficaz.

                                               José Manuel López Marín

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.