La formación vial en el aula de la autoescuela y la utilidad del “aula virtual”


En estos momentos que tenemos una cúpula directiva en la DGT que va acertada y por el buen camino de hacer cosa positivas para las autoescuelas y un cambio deseable por la mayoría de nosotros. Que hemos pedido ese cambio en cantidad de veces y siempre  se nos ha olvidado o negado. Ahora resulta que plataformas mercantilistas  LOW COST Y ON LINE con ganas de ganar el dinero fácil tratan de torpedear este interesante proyecto y con ello que regresemos a la actual situación de  rutina, ahogo y rivalidades comerciales entre las autoescuelas que nos llevan a la extinción o el descalabro general de este sector de honrados formadores viales.

La formación presencial en el “aula” es esencial y fundamental para conseguir buenos conductores de automóviles. Una cosa es explicar a distancia (on line) y otra es comunicar in situ presentes profesor y alumnos. Comunicar es dar una paso seguro hacia delante. No solo implica saber explicar nuestros conceptos de normativas, señales viales,  prevención del riesgo en las vías y la toma de decisiones en el momento del siniestro para que se entienda, sino que además llegue con claridad a los alumnos. Lo que es muy cierto y está muy claro, que la comunicación parte de la convicción.

Ante esta realidad, existen dos posibilidades: que realmente  nos creamos que estamos explicando a distancia con intención de comunicar; que lo sintamos, que forme parte de nosotros al estar presentes con nuestros alumnos generando empatía y asertividad entre ambas partes del conjunto en el importante momento de la comunicación de los conceptos vitales para la seguridad vial, o que hagamos teatro al ser malos comunicadores. En este último caso o somos muy buenos actores, algo que sucede en la minoría de los casos, o el resultado será un fracaso.

Cuando los profesores de formación vial hablan o tratan de comunicar conocimientos y conceptos en el aula sobre determinados temas, se sienten más cómodos si dominan los temas o la materia que desarrollan  y si ven receptividad por los alumnos, y sintiendo que lo creen, se sienten más seguros, así como los alumnos más satisfechos. En esos momento de cercanía entre ambos, se transmite ilusión, energía entre las partes y verdadera convicción, Difícil de conseguir a distancia.

Si una explicación a distancia se queda a menudo poco clara o en la superficie, una buena comunicación del profesor en el aula tendría que ser capaz de entrar en la mente de los alumnos y remover los sentidos y la conciencia de los mismos para conseguir conductores de automóviles fiables, responsable, sociables y seguros. ¿Este arte de saber comunicar de los profesores en presencia de los alumnos en el aula de la autoescuela puede ser igual o tener el mismo valor al de las explicaciones de quien sea el que las hace a distancia? No hay que confundir saber hablar con saber comunicar.

El “aula virtual“puede ser un complemento  o una buena auxiliar para emplearla por el profesor de formación vial para hacer “tutorías” para afirmar conceptos  y conocimientos que les quedaron colgados por los hilos a los alumnos, pero nunca como sistema de aprendizaje.

                                          José Manuel López Marín

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.