¡¡SUERTE!! O ¡¡NO SUERTE!! ¡¡SACAR EL PERMISO DE CONDUCIR!!


Muchas veces los alumnos cuando tratan de “sacar u obtener el permiso de conducir”  suelen decir: ¡¡a ver si tengo suerte  y me toca un examinador que sea muy tolerante y apruebo!! ¡¡ A ver si tengo suerte y me toca la lotería!!….También podrían decir : ¡¡ A ver si tengo suerte después de haber “sacado” el permiso de conducir y no me pasa nada!! ¿Nos hemos preguntado por qué sólo creemos en la suerte cuando se trata de valorar los buenos resultados de los exámenes  o  los malos resultados de los demás, y en cambio llamamos “esfuerzo” a los mismos resultados cuando los conseguimos nosotros? Entonces, decimos: << aprobó este alumno porque lo preparé yo y me esmeré mucho en su aprendizaje>>Es el momento de colgarse las medallas, de euforia y “yoismo” profesional. ¿Por qué decimos que tenemos poca suerte pero nunca poca inteligencia o sabiduría? Parece que la suerte, bien sea buena o mala, justifica lo que queramos, es la palabra más  recurrente, socorrida y utilizada del diccionario para estas cosas. Todos somos eclécticos con la suerte. Incluso proliferan “as bruxas galegas” para poder atraerla, lo cual presupone que puede estar varada  o que se puede alejar. Sin duda la suerte tiene dos polos,  el positivo y el negativo. O como las monedas, una cara buena y otra mala. Va a depender de nuestros deseosa personales.

¿Es posible tener algo ambivalente?¿entonces una cara de la suerte, suponiéndola una moneda, puede neutralizar a la otra?¿Es posible un sistema o método que nos garantice que la moneda caerá siempre de la cara que deseamos o nos interese?¿Existe tal modo de forzar lo aleatorio para que siempre se acomode a nuestros deseos? Si la buena suerte es la respuesta, ¿Cuál sería la pregunta? Si hasta la teoría de la Relatividad de Albert Einstein y la teoría de los Mundos Múltiples de la Mecánica Cuántica en Matemáticas se pueden explicar con fórmulas matemáticas. Entonces, ¿cuál sería la fórmula matemática que explicaría la buena suerte, y a la vez la mala? Necesitaríamos poder incidir en el azar para poder atraer siempre la cara de la moneda de nuestra conveniencia. ¿Es eso posible? Buscar o intentar conectar de una forma consciente con el azar parece llegar a un contrasentido; sin embargo, eso es lo que hacen los ordenadores para resolver algunas operaciones recurriendo a un sistema aleatorio gracias al lenguaje binario. O sea, el ordenador usa un oráculo antiguo reconvertido por los expertos Leibniz  y GeorgeBoole, con el fin de poder solventar problemas demasiado complejos con la lógica y la aritmética. Nosotros recurrimos al instinto, y en ambos casos el efecto se llama”aleatoriedad“.

Es difícil y nada fácil hacerse a la idea de un ordenador realizando cálculos mediante los principios de un oráculo arcaico basado en el azar., pero de esta forma funcionan. Los ordenadores utilizan algoritmos, cadenas numéricas especiales (números pseudoaleatorios), situados a medio camino entre la aritmética y el azar, entre el cálculo de probabilidades y la suerte. Lo que es curioso es que nosotros podemos pensar lo mismo que un ordenador, no para resolver problemas complejos de rapidez y memoria, sino para algo mejor: para conectar con la fuente de todas las respuestas, el inconsciente colectivo. Los buscadores de información en Internet hacen algo parecido. El terminal del ordenador trabaja en sintonía con el buscador para encontrar la respuesta deseada en medio de ese caos de datos de información que  es la red

                                     jOSE MANUEL lOPEZ MARIN.

 

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.