Las Autoescuelas somos para nuestros alumnos las fábricas de sus sueños e ilusiones


En la actualidad las autoescuelas deben afrontar retos y actuaciones que eran inimaginables hace tan solo unos años. Cada vez somos más conscientes de la importancia de nuestros centros de formación/empresas en esta sociedad del siglo XXI. No podemos conformarnos con que nuestras autoescuelas sean únicamente lugares donde se imparta una formación para “sacar el permiso de conducir” mediante sistemas memorísticos de aprenderse preguntas y respuestas para superar el examen teórico u otros trucos o artimañas parecidas a distancia, o en el mejor de los casos, donde se transmita el conocimiento, se suministren automatismos con destrezas y habilidades, y capacidades para conseguir la “aptitud” para conducir vehículos automóviles. Es necesario formar conductores capaces de utilizar la información recibida de un modo adecuado, dotarles de actitudes, comportamientos, valores éticos y morales, con aptitud o idoneidad de hacer análisis, tener espíritu crítico, y suficientemente preparados para asimilar nuevos conocimientos según vayan apareciendo en esta sociedad moderna, vertiginosa y avanzada de nuevas tecnologías.  De esta forma, lograremos conseguir una sociedad cívica actualizada, más justa, responsable,inteligente, segura y completamente implicada en generar un futuro con poca siniestralidad mediante unos conductores sabios y solidarios para vivir mejor y de manera tranquila con un buen uso de las vías públicas que contribuyan a mejorar la salud pública.

Los jóvenes que ahora acceden a las autoescuelas, la denominada Generación Z o Postmillennial, han nacido en este siglo de la innovación y la creatividad. Cuentan con una buena formación, adquirida en una era dominada por la tecnología, y con una forma de aprender que tiene claves y características personales y propias. Tienen un futuro por construir y depositan en las autoescuelas una parte importante de sus creencias e ilusiones. Y éstas deberían proporcionarles conceptos claros de las normativas, señalizaciones  y peligros en las vías, y para la sanidad de los conductores, destrezas y habilidades para el buen manejo responsable y seguro de los vehículos, conocimientos preventivos suficientes, para poder salvar sus vidas en el momento culminante de la toma de decisiones en el instante de verse implicados en un siniestro en el tránsito vial, Tienen un futuro por construir y depositan en las autoescuelas una parte importante de sus ilusiones. Éstas deberían proporcionarles buenos conocimientos viales, habilidades, destrezas y capacidades para ser unos buenos conductores de automóviles, a la vez, responsables y seguros. También belleza, sabiduría, responsabilidad y seguridad en sus comportamientos  con cortesía en el tránsito por las vías públicas. Esa es la primera misión de la autoescuela para ser importantes y necesarias para la sociedad, que descubran sus alumnos las  áreas del saber, para que en esa fascinación por aprender y disfrutar por lo aprendido nos recuerden y acompañen toda la vida, genertando nuestro prestigio por las enseñanzas impartidas,

                                                   JOSE MANUEL LOPEZ MARIN

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.