Parálisis y rutina en las autoescuelas, acostumbradas a vivir y funcionar con arreglo a todo lo que ya fue creado


Somos cómodos en nuestra vida y profesión de formadores viales, estamos acostumbardos a vivir y a funcionar con todo lo que ya fue creado, a no desafiarnos y azuzarnos a nosotros mismos con nuevas innovaciones y creatividades. <<Los problemas significativos que afrontamos  no pueden ser solucionados en el mismo nivel de pensamiento en que estabamos cuando los creamos>> Albert Einstein. El éxito no depende de nuestra edad, ni de nuestra educación recibida, necesita de nuestras emociones, motivaciones y de nuestros pensamientos creativos.

Cuando nos surge un problema, lo primero que debemos hacer es identificarlo. Es prioritario, fundamental y esencial. Es necesario detectar y ver el problema para poder analizarlo y darle una solución sabia, lógica y razonada.

Al conocer el problema, es importante que seamos capaces y tengamos conocimientos suficientes para generar diferentes alternativas, investigarlas, analizarlas y luego resolverlas. Nunca podremos tener respuestas a los problemas, que tenemos bastantes en las autoescuelas, si no se han formulado las preguntas correspondientes, precisas y necesarias que nos lleven a la resolución de los mismos. En el momento que descubramos las raices de las cuestiones que dificultan alcanzar el objetivo propuesto, seguramente surgirán las soluciones del mismo. Identificar  y conocer los problemas nos centrarán  en la creatividad de nuevas ideas, razones y estrategias para solucionarlo <<Un problema bien planteado, supone estar medio resuelto>>.

Probablemente, pensemos que el problema ya lo conozcamos, pero no es de  esta manera como podamos o lleguemos a darle solución. Los problemas  debemos registrarlos por escrito para poder analizarlos, conseguir nuevas ideas y soluciones que nos lleven a dar resultados inteligentes, lógicos, racionales y exitosos. Algunos de ellos continúan siendo problemas, no por falta de soluciones, sino por falta de voluntad y esfuerzo para resolverlos o solucionarlos. <<Los humanos, hombres y mujeres, tenemos siempre dos razones para hacer lo que hace: una buena y otra auténtica>>

A los problemas si les prestamos la atención que requieran y precisen, nos harán generar ideas innovadoras, inteligentes y necesarias para resolverlos. Nuestras mentes y pensamientos tienen que estar dirigidos y orientados  a este fin de buscar soluciones con razones. Sin duda, no existen problemas si no hay soluciones razonadas.

Hacer de nuestros problemas, problemas mayores, nos traerá cantidad de inconvenientes y dificultades, no los hagamos mayores.  En esta vida todo tiene solución menos la muerte. Allanemos los caminos que nos llevan a las metas. No hagamos como algún “tarugo descerebrado” que pide firmas para que la formación obligatoria en el aula no llegue a buen fin.

Procuremos reducir la dimensión nuestros problemas, llegando a que sean menores o mínimos, a parámetros  que podamos manejar y controlar. Pongamos toda nuestra voluntad en los problemas mientras son menores, es el momento de darles soluciones. Abramos nuestras mentes, seamos inteligentes, usemos toda nuestra energía potencial, de esta forma tendremos nuevas perspectivas de resolver lo que considerabamos un gran problema. Trabajar problemas sencillos nos ayudará a crear hábitos para desarrollar ideas positivas que hagan posible una teoría para resolverlos. <<Cuando la única herramienta que tengamos sea un martillo, cada problema lo veremos parecerse  a un clavo>>

Cuando cambiamos los métodos o formas de resolución de los problemas también cambiarán  nuestros pensamientos acerca de ellos. Nuevas estrategias y nuevos métodos nos acercarán  y llevarán a resultados exitosos para llegar a nuestras metas de una “necesaria” formación vial reglada, obligatoria y de calidad que en estos momentos propone y proyecta nuestro actual e inteligente Director General de Tráfico Señor Pére Navarro Olivella, Apóstol de la Seguridad Vial en Iberoamérica <<La necesidad es la madre de la invención>> Platón. 

Cuantas más ideas tengamos o consigamos, más posibles soluciones tendremos  que nos traerán las soluciones a nuestros problemas, una de ellas, posiblemente, sea la idea de oro o el elixir que resuelva todo. La más importante es la que genere un “cambio ” en nuestra profesión para llevarnos a todos en la misma dirección y sentido, ser solidarios en ideas y actuaciones, todo ello buscando el bien común, ser necesarios para la sociedad,  que nos genere un mejor y más grande pretigio ante la ciudadanía.

                                                   José Manuel López Marín

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.