Nuestros pensamientos, proyectos, ilusiones y metas que intentamos conseguir como educadores/formadores viales


En algunos momentos de nuestro camino o tránsito por esta vida, todos o la mayoria, tenemos proyectos, pensamientos, sueños, abundantes ilusiones y metas que intentamos conseguir. Razonemos y pensemos por un momento lo que nos agradaría realizar o hacer, lo que siempre deseamos; pensemos en lo que da valor a nuestras vidas, actuaciones y a la profesión de formadores viales que tan dignamente representamos, descubramos nuestras emociones y pasiones por las cosas, seguridad vial y así sabremos cuáles son nuestros sueños y pretensiones en esta vida profesional de la eneñanza de la conducción de vehículos automóviles que debería ser apasionante por los beneficios que podría aportar a estas sociedades modernas y aceleradas. ¿Cómo nos vemos en ellos?

Todos ya hemos soñado en algun momento de nuestra vida cotidina y profesional,  y hemos tenido ilusiones de generar algo bueno y creible para nuestro futuro profesional como educadores/formadores viales, Ahora lo que necesitamos es darle vida y generar un prestigio deseable. Su nacimiento y crecimiento nos llevarán, sin darnos cuenta, a resultados extraordinarios.

Alcanzarlos es una meta y una necesidad tanto espiritual, personal, sentimental como profesional, que tenemos como profesionales de la educación/ formación vial y como seres humanos desde el instante en que nos hacemos cargo de nuestra propia vida,  añoranzas y deseo de un futuro estable, seguro y rentable.

Los sueños, las razones y los argumentos constructivos nos diferenciarán de los excépticos y de los que continuamente lastran o arruinan nuestra profesión con actuaciones deshonestas y ofertas comerciales engañosas o escandalosas que a nada conducen. Para soñar necesitamos coraje, lo que vulgarmente se dice “pelotas”, porque nuestros sueños y deseos de una formación de calidad, responsable y segura desafiará nuestras mentes y nuestros pensamientos racionales. Nos hará trasladarnos  más allá  de preconceptos, nos creará emociones y nos motivará y nos inspirará para realizar cosas a las que la mayoría  lastrante no se anima a hacer. <<Lo lamentable  de nuestra vida no es dejar  de realizar nuestros proyectos, sueños e ilusiones, sino dejar de tenerlos y olvidarlos para realizar y conseguir nuestras metas>>  Cuando luchamos para obtener nuestros sueños profesionales de una eseñanza de calidad, racional, programada, responsable, segura y obligatoria en el aula de nuestras autoescuelas, todo funcionará más lejos de los límites pensados y se llegará al éxito de ser importantes y necesarios para esta cidadanía moderna y en estado de alerta para mejorar la salud pública. Todas las capacidades que tenemos como profesionales de la enseñanza de la conducción serán suficientes para conseguir nuestros deseos y sueños. Nunca matemos nuestros sueños por hacer la pelota y agradar a los demás. No abandonemos y muramos con ellos. No somos clones de nadie, somos únicos e importantes para la sociedad. Nunca olvidemos que nuestros sueños nos pertenecen. Todos los días debemos recordarlos  y jamás olvidarlos son nuestro tesoro.

                                       JOSÉ MANUEL LÓPEZ MARÍN

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.