La forma de vivir la profesión y el tiempo como formadores viales


Solo somos felices los profesionales de la formación vial que todos los dias podemos decir con tranquilidad y calma: <<Hoy hemos vivido y sentido la vida>>. Un sistema de vida profesional como docentes sin ritmo, sin orden y sin sentido nos producirán en todos nuestros cuerpos y organismos un desorden y una disminución o menor rendimiento en todas nuestras tareas y acciones educativas/formativas.

Solo el pensar que no disponemos de tiempo suficiente para realizar nuestras acciones profesionales formativas, lo que queremos o nos da la gana hacer, y con ese paradigma tampoco disfrutamos de nuestro tiempo libre y, por lo tanto, el estrés crece y la frustración aumenta.

Es necesario para nosotros agasajarnos o premiarnos en nuestros tiempos libres realizando todo aquello que nos proporcione relax, alegría, satisfacción, gozo  y descanso a nuestras mentes y cuerpos saturados de los grandes problemas que tiene el sector de la enseñanza de la conducción de vehícilos automóviles en estos momentos. Necesitamos analizar, calibrar y valorar el tiempo que tenemos y, lo más importante, saber y aprender como utilizarlo. Es muy importante discernir y saber valorar lo que es “urgente”, lo que es poco importante, que se puede ralentizar y que puede esperar. Distinguir lo que es importante y lo que es secundario. También, lo que es princiapal para nosotros  y lo que es irrelevante.

Es muy importante eliminar todo lo que estorbe, perturbe y nos robe tiempo, como pueden ser: “El pasado“, el haber sido postergados por compañeros de la profesión, familiares o amigos. Escapar de acciones como: << lo haré mañana o luego>>. o  << a la espera del momento adecuado y oportuno>

Si nos agarramos a la gloria del pasado de las autoescuelas y sus rutinas, solamente nos quedaremos con eso, permaneceremos inactivos en ese tiempo y comenzaremos a detenernos y lastrarnos alcanzando el letargo. <<Un minuto que pasa es irrecuperable, no tiene retorno, a sabiendas de esto, ¿cómo podemos malgastar, derrochar y desperdiciar tanto tiempo?>> No existe la menor duda de que:<<Un tiempo bien organizado es la señal y luz más clara de una mente  bien amueblada y organizada>>

En estos momentos convulsos y agitados que viven las autoescuelas y la propia sociedad, si nuestras actividades profesionales, acciones y  tareas están dirigidas hacia el logro de conseguir nuestros objetivos, sueños y deseos, seguramente aprovecharemos hasta el último segundo de nuestro tiempo. Es de gran relevancia  y necesario saber distinguir lo importante de lo accesorio, lo principal de lo secundario. Se dice que: una persona pierde,aproximadamente, sobre tres horas por día sin darse cuenta. Cada profesional o persona debe de plantearse sus objetivos principales o prioridades, luego utilizar el tiempo a partir de ellos. <<El sol sale para todos, justos e injustos, tiempo y oportunidades tenemos todos>> Salomón. Generalmente, todos aquellos que emplean mal su tiempo son los que se quejan de su brevedad. Optimizar el tiempo es un requisito imprescindible en todas la tareas o actividades diarias. Usarlo adecuadamente es esencial.

                                                JOSÉ MANUEL LÓPEZ MARÍN

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.