La comunicación, incidencias y controversias en el aula de la autoescuela


A veces, en el aula de las autoescuelas, nuestra forma de hablar o expresarnos nos evidencia como comunicadores. Deseamos llegar a un acuerdo, o si, por el contrario, desde que comenzamos a hablar lo que intentamos  o deseamos  es comenzar un debate o una batalla dialéctica. sin forma, sentido y contenido

Muchas veces el sarcasmo, la ironía y la mofa de los demás son los componentes  o ingredientes fundamentales que serán compañeros del tono de voz que usemos en el aula, si lo que se pretende iniciar es una fuerte y larga tiranía. Si optamos por esta forma, lo que vamos a conseguir es que los receptores (discentes o alumnos) se concentren en el tono y el modo como transmitimos el mensaje, olvidando así el contenido principal, conocimientos y conceptos de la conversación. Tengamos en cuenta que la efusividad, energía, ira, cabreo, entusiasmo, enojo, encono, amor y odio son emociones,que, como dice un compañero de Soria, son”emociones” que podemos no solo sentir, sino convertir en palabras o verbalizar, Motivo por el cual, cuando somos capaces de comunicar o transmitir el mensaje con palabras o de manera verbal suprimiendo la carga emocional que se supone tiene y centrándonos solo en el resultado que deseamos obtener, podemos establecer vínculos y conversaciones claras y, a la vez, sana, fortaleciendo el binomio profesor /alumno.

Nuestro tono de voz es catalizador y disparador de emociones, y, por lo tanto, de  provocar respuestas.

En las comunicaciones que establezcamos, lo importante es tener claro aquello que deseamos comunicar y lo que tratamos lograr o conseguir de nuestros alumnos, para que seleccionemos o elijamos el tono de voz más conveniente, adecuado y ,a la vez, agradable. ¿Qué es lo que queremos conseguir de nuestros alumnos con estas palabras que deseamos emitir? ¿Cuáles son las respuestas que estamos esperando?

De acuerdo con ellas los receptores (alumnos) podrán entender y decodificar el tipo o clase de mensaje que está recibiendo; si es importante o prioritario o no, si lo acepta o recibe o no, y si se trata de un mensaje que le transmite vigor, fuerza y energía o que, por el contrario, solo busca la discusión o la confrontación-

Teniendo en cuenta esta información, nuestras conductas se volverán más precisas, buscando de hacerlo todo de la mejor manera posible para alcanzar así el éxito y el aprecio y aceptación de los alumnos en la clase. <<La discreción en las palabras vale más que la elocuencia>> Francis Bacon

¿Cuántas controversias, discusiones o malos entendidos en el aula se pueden evitar si lo dicho, en algún instante,  de mala manera lo hubiésemos expresado en un tono más amistoso, armonioso, suave y conciliador?

 

José Manuel López Marín

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.