Las plataformas digitales, los nuevos líderes de la formación vial digital y….su intención de finiquitar las autoescuelas como centros de enseñanza presencial


Están emergiendo o surgiendo los nuevos líderes digitales, que tutelan la nueva especie novedosa de las”plataformas comerciales digitales” que defienden la formación vial online como la más eficaz y sustanciosa para sus interese; que claman y se desgañitan, con desvergüenza y atrevimiento infinito, contra los nuevos cambios novedosos e inteligentes proyectos que pretende la DGT del inteligente y sabio Director PÉRE NAVARRO OLIVELLA, que pueden dejar en mejor lugar a nuestra profesión de formadores viales, recuperando así el prestigio perdido, evitando esta forma comercial de ganar “algunos” el dinero de forma fácil y cómoda, escudándose en la “baratura” de su sistema para “sacar” el permiso de conducir sin importarles para nada una verdadera formación/educación para obtener buenos conductores, bien educados y formados, seguros, responsables, sensibles y fiables para transitar por las vías públicas evitando las víctimas en el tráfico por desconocimiento e ignorancia de los riesgos y las normas de circulación.

Es completamente falso e inexacto lo que se dice del Reino Unido de que nadie acude a una autoescuela para superar la evaluación teórica y que sí lo hacen online. En estas declaraciones se ve que se dirige y envía a los alumnos hacia un sistema comercial de “memorizar preguntas y respuestas” para superar o burlar las respuestas exigidas exigidas por la administración. Más cómodo y más barato que en España, sin contar el valor de las vidas humanas por una mala formación/educación vial inesistente. El modelo francés “muy populista“, patrocinado y sostenido por los políticos esclavos y agradecidos al voto no es el idóneo, ni constituye una panacea fiable para tomar como ejemplo o referencia. Más bien es deplorable y vacío d contenidos.

El problema es que “alguno” , el insaciable emperador, que se enriqueció con millones obtenidos de cursos en la Junta de Andalucía, de su comadreo con determinados sindicatos y otros, etc…, por la gracia de Dios, ahora su codicia le lleva a estos inventos de ganar dinero fácil y cómodo para tratar de saciar su avaricia y ambición  sin limites . Es el de siempre y  que todos conocemos por sus repugnantes actuaciones profesionales, que siempre aparece por todas parte como “enanito sabio” de Blanca Nieves o el niño bueno de las películas españolas de la Dictadura.

Es bueno contrarrestar con argumentos a estos nuevos fenicios de la profesión que nos quieren embutir y engañar con su sistema mercantilista “online”, que flaco favor hacen a las verdaderas autoescuelas con sus pretensiones de conseguir enriquecerse a cuenta de tontos e ignorantes que escuchan sus cánticos de sirenas, poniendo énfasis en el proceso. 

Para la mayoría de los métodos o sistemas  diseñados para la denominada educación digital o a distancia, donde el estudiante sólo memoriza datos, pero no investiga, ni hace análisis, reflexiones, ni razona y piensa por su cuenta, sino siguiendo pasos o caminos rígidamente prefijados por el programador de turno y materializados en un conjunto de proyecciones, programas de televisión o videocasettes, CD-ROM, etcétera u otros sistemas avanzados, donde ya viene todo definido y que para los alumnos no sirve para nada en su educación y formación.

Una opción aceptable y que define bien los conocimientos de los alumnos y los aleja de las enseñanzas memorísticas digitales, que puede ser auxiliar de la aplicación de la tecnología educativa consiste en las evaluaciones escritas o de ordenador de opciones múltiples, con varias preguntas y respuestas ya formuladas y,  un casillero donde el alumno debe marcar con un cruz u otro sistema  la que cree o las que cree correctas, operativos ya estos sistemas en  cantidad de prestigiosas universidades de todo el mundo-.

Este tipo de examen tecnifica la enseñanza, porque después se le puede procesar rápidamente con un ordenador sin intervención posterior del evaluador para corregirlo. Pero suprime todo interès en lo que constituye el verdadero objetivo de la educación: el razonamiento personal, mediante el cual el alumno llegó a la respuesta, a la que con este procedimiento puede llegar,incluso difícilmente, por el azar, por mera adivinanza, y excluye, desde luego, toda posibilidad que el alumno proponga una respuesta propia, personal, reelaborada por él, que no coincida con ninguna de las opciones formuladas. Todo se reduce a razonar, no a relacionar, sino a ofrecer respuestas correctas o incorrectas-. Este sistema eliminaría completamente y de raíz las supuestas y no legales autoescuelas digitales.

Lo encontramos asimismo en todo el conjunto de técnicas, metodologías y aparatos de la llamada”tecnología educativa”; en las máquinas de enseñar que dan lugar a la instrucción programada.

Así como en el modelo tradicional que hemos empleado hasta estos momentos, el eje residía en el profesor  y el manual, aquí el centro y protagonismo lo tiene el programador. La tarea de enseñar se deja para materiales escritos o audiovisuales, máquinas de enseñar (plataformas digitales), ordenadores, etcétera. Incluso los programadores nada tienen que ver con la profesión de formadores viales. ¿Son profesores de formación vial los que están al otro lado de estas plataformas digitales? ¿Quién controla y verifica su idoneidad y funcionamiento?

El planeamiento de la educación/formación vial y su programación es encarada como una ingeniería del comportamiento en actitudes y valores, que poco se puede dar en las supuestas autoescuelas digitales.

Se da una apariencia de participación de los alumnos/discentes/receptores, pero eso es sólo una apariencia, una seudoparticipación: los contenidos y los objetivos ya están definidos y programados de antemano. El”alumno” sólo participa ejecutándolos, pero no tienen posibilidad a discutir su realidad en conceptos, conocimientos y la manera de liberarse de otros razonamientos de sus compañeros inexistentes.

Al ser establecidos los objetivos de manera rígida y específica por el programador, el alumno se acostumbra a ser guiado por otros-

El aprendizaje individual tiende a aislar a los alumnos, a no dar ocasión a la actividad cooperativa y solidaria con otros compañeros. Sin embargo, tiende a desarrollar la competitividad de bajar precios y otras cosas raras.

Desde el punto de los valores sociales por la vía de la recompensa individual inmediata, se implanta y refuerzan valores de carácter mercantil o utilitario, tales como el éxito material como criterio de valores, el consumismo, individualismo, lucro y codicia. Venta de permisos o truculencias baratas para “sacar” el permiso de conducir, en resumen potenciar una actividad comercial y mercantil ajena a la educación y formación de los nuevos conductores de automóviles..

Por otro lado, el método de enseñanza digital no favorece el desarrollo  raciocinio. Como sólo valora los resultados en el examen (efecto), en término de consecución de objetivos operacionales preestablecidos, este tipo de educación o práctica, si así se le puede llamar, no contribuye al desarrollo de la innovación, la creatividad y la conciencia crítica.

Tampoco favorece la interrelación, la integración de los conocimientos adquiridos (solamente datos), la capacidad de analizar la realidad  en forma global, de sacar consecuencias para poder actuar en el momento complicado de la toma de decisiones en el momento de prevenir el siniestro vial o actuar con eficacia dentro del mismo.

No se promueve  la participación, la autogestión, la toma autónoma de decisiones  inteligentes ante el riesgo vial.

Por último, el tercer modelo de educación: el endógeno, el que se centra en el alumno y pone el énfasis en el proceso. Es el modelo pedagógico que el pensador brasileño Pablo Freire, su principal inspirador, llama “educación liberadora” o “transformadora”. Se puede decir que es un modelo gestado en América Latina. Aunque tuvo importantes aportes de pedagogos y sociólogos europeos y también norteamericanos. En la región Latinoamericana Freire y otros educadores le imprimen su clara orientación social, política y cultural y elaboran como una “pedagogía del oprimido” con una educación para la democracia y un instrumento para la transformación de la sociedad.

Se parte, para caracterizarla, de una frase del propio Freire.<<la educación es praxis, reflexión y acción del hombre sobre el mundo para transformarlo>>. ya no se trata, pues, de una educación para informar, como es la de las plataformas digitales y, aun menos, para conformar comportamientos, sino que busca formar/educar a los alumnos y llevarlos a transformar su realidad. De esa primera definición el pensador brasileño extrae los postulados de esta nueva educación de calidad. No más un educador(dicente) del educado (discente). No más un educando del educador, sino un educador-educando con un educando-educador, lo que significa: que nadie se educa solo (autodidacta), sino que los alumnos se educan entre (educación compartida) si mediatizados por el mundo. Esta dinámica, en el transcurso de la cual los alumnos se van educando entre sí, es precisamente el “proceso educativo y de formación“.

Podríamos preguntarnos ¿Qué es enfatizar el proceso? Es ver la educación y formación de los alumnos como un proceso continuo y permanente, en el que el alumno va descubriendo, elaborando, reinventando, y adueñándose del conocimiento. Un proceso de acción/reflexión/acción que el alumno hace desde su realidad, desde su experiencia, desde su práctica social, junto con los otros alumnos. Y en el que también, quién está ahí  el educador/educando, pero ya no como el que enseña y dirige, sino para hacer compañía al otro, para estimular ese proceso de análisis y reflexión, para facilitárselo en el proceso de recibir conocimientos y aclarar conceptos; para aprender junto a él y de él, para construir juntos y crear asertividad y empatía entre ambos, como bases o pilares de la comunicación. Si bien se mira, este modelo también se plantea un “cambio de actitudes”; pero no asociado a la adopción de nuevas tecnologías ni al condicionamiento mecánico de conductas. El cambio fundamental aquí consiste en el paso de un alumno acrítico a una alumno crítico, en este proceso de un alumno desde los condicionamientos que  lo han hecho pasivo, conformista, fatalista, hasta la voluntad de asumir su destino humano, desde las tendencias individualistas y egoístas hasta la apertura a los valores solidarios y comunitarios. Casi, no es necesario subrayar que esta transformación no se puede lograr jamás  por vía de mecanismos manipuladores como son las plataformas digitales. Se trata, necesariamente, por propia exigencia de los objetivos, de un proceso libre, en el que el alumno desee tomar sus opciones cada vez con mayor autonomía y libertad de conseguir conocimientos esenciales y necesarios para transitar seguro, de forma responsable para salvar su vida, la de otros ocupantes de su vehículo y  de los peatones vulnerables que transitan por las vías.

Se trata asimismo de una educación problemática, que busca ayudar al alumno o desmitificar su realidad, tanto física como social. Lo que importa aquí, más que enseñar cosas y transmitir contenidos, es que el alumno aprenda a aprender (recibir conceptos), que se haga capaz de saber razonar por si mismo, de  meramente superar las constataciones empíricas e inmediatas de los hechos de su entorno y desarrollar su propia capacidad de deducir, de relacionar, de elaborar síntesis (conciencia crítica).

Lo que necesita el alumno no es solo, ni únicamente recibir datos, memorizar informaciones, sino instrumentos para pensar, para interrelacionar un hecho con otro y sacar consecuencias  y conclusiones para construirse una explicación global, una cosmovisión coherente. Su mayor carencia no está tanto en los datos y nociones que ignora sino en los condicionamientos de su raciocinio dormido, paralítico y sin ejercicio, que lo reducen solo a lo que es capaz de percibir ens u entorno inmediato, en lo contingente. 

El modelo autogestionario se basa en la participación activa del alumno en el proceso educativo/formativo para compartir con la ciudadanía con seguridad  y responsabilidad las vías. Como se ha visto tiene que ser así, participativo no sólo con una razón de coherencia con la nueva sociedad avanzada democrática que busca construir, sino también, por una razón de eficacia, porque sólo participando, involucrándose, investigando, hacièndose preguntas y buscando respuestas, problematizando y problematizándose, se llega realmente al conocimiento. Se aprende de verdad lo que se vive, lo que se recrea, lo que se reinventa y no lo que simplemente se lee y se escucha en una plataforma digital. Sólo existe un verdadero aprendizaje cuando hay proceso, cuando hay autogestión de los alumnos en el aula de la autoescuela y es obligatoria.

No es una educación individual, sino siempre grupal, comunitaria, nadie se educa solo y menos alejado del profesor y de los otros alumnos, sino a través de la experiencia compartida dentro del grupo, de la interrelacion con los demás compañeros incluido el profesor . El grupo activo es la célula educativa básica y cuna del saber. El eje aquí no es sólo el profesor, sino el grupo educando. El profesor formador/educador está ahí para estimular, para facilitar el proceso de búsqueda, para crear problemas, ver soluciones, para hacer preguntas, para escuchar respuestas, para ayudar al grupo a que sepa expresarse y aportarle la información que necesitan para que avance el proceso educativo, lo que se llama dinámica de grupos. Este tipo de educación/formación exalta los valores comunitarios, la solidaridad, la cooperación, también, asimismo, la creatividad, el valor y la capacidad potencial de los alumnos, temas que no pueden entender ni comprender determinados vociferadores y algunos periodistas mercenarios del pequeño emperador de la peña del Torcal malacitano.

                                                   José Manuel  López Marín

 

 

 

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.