En las autoescuelas cuando más rápidos nos movemos para encontrar el éxito, más pronto lo tendremos


Ahora que llegamos a unas ciertas edades, pienso que debemos renovarnos con más rapidez de lo que nos desgastamos. El secreto de alcanzar el éxito o de llegar a conseguir nuestras metas en nuestra profesión de formadores viales está en prepararse permanentemente para aprovechar la ocasión cuando se tenga a la vista o se presente. Si tenemos la capacidad de soportar y atravesar con éxito el tiempo de preparación y todas las etapas del mismo, estaremos predispuestos para lo mejor, para subir nuestro nivel profesional, nuestro prestigio como formadores viales activos en presencia de nuestros alumnos, no con la frialdad de la distancia, y para ser observados y apreciados por la sociedad  como necesarios. De esta forma, lo mejor ya no estará por venir, sino que seremos nosotros, quienes lo estaremos aportando a nuestras vidas y a nuestros alumnos con los conocimientos que les aportamos. Desde esta novedosa posición, implementaremos una forma eficaz, productiva y veloz para movernos y manejarnos en el aula de la autoescuela transmitiendo conocimientos y conceptos de prevención del riesgo vial para salvar vidas..

Cuanto más rápidamente nos movemos hacia las metas de nuestros proyectos, más rápidamente nuestras metas se mueven hacia nosotros. En consonancia con la velocidad que persigamos nuestros deseos y sueños, ellos irán persiguiéndonos a nosotros. Si actuamos velozmente en persecución de los sueños y deseos, ellos nos alcanzarán. para movernos rápidos; tenemos que ser profesionales libres, buscando la enseñanza de calidad, obligatoria y reglada en el aula de la autoescuela.

Cuando nos movemos buscando el éxito, éste nos trae más y  otras compensaciones. El que tenemos hoy es la garantía del que tendremos mañana. El juego de anteponerse a las limitaciones, las limitaciones son una de las delicias o placeres secretos de esta vida y profesión. Es lo mismo que cuanto más éxito tenemos más atraemos a nuestros alumnos.

Debemos ser perseverantes, cuanto más importante es lo que queremos, más perseverantes debemos de ser. Si nos cuesta conseguir algo es que tenemos ambiciones y pretendemos conseguir cosas grandes y buenas para el sector de las autoescuelas. Cuanto más grandes y relevantes son nuestros sueños, más perseverancia debemos tener.  Existe un dicho que: <<la fe mueve montañas>> pero muchas veces la montaña está en nuestras mentes.

Hay veces que necesitamos ser incrédulos y dar comienzo a aposta rpor nuestras capacidades y por la identidad que tenemos ,o lo que somos.

Siempre existen más de una posibilidad  y más de una solución para toda posibilidad, La vida es como un arca grande llena de posibilidades. Tenemos una estima personal capaz  de construir para nosotros mismos el rol que deseamos desempeñar en nuestra vida y nuestra profesión del aprendizaje de la conducción de vehículos automóviles. No importa lo que hayamos recibido, sino lo que nos propongamos recibir y lo que nosotros expresemos de nosotros mismos. Pensemos que siempre hay suficiente para todos. La pobreza es una mentalidad que crea una cultura. La vida y esta profesión no se miden por los años que hemos vivido o trabajado, la vida y nuestra profesión se miden por los éxitos y logros conseguidos, concepto a tener muy en cuenta por mi compañero el filósofo lebrijano.

                                                    JOSÉ MANUEL LÓPEZ MARÍN

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.