Los profesionales de la formación vial optimistas y los otros….


Los profesionales de la formación vial optimistas que se enfrentan a los avatares de la vida y del mundo laboral de las autoescuelas con una disposición abierta, saludable y confiada tienden a ser afirmativos, decididos y firmes a las propuestas y oportunidades que se les presentan, y funcionan muy bien en todas aquellas ocupaciones que requieren relacionarse con los alumnos aspirantes al permiso de conducir o trabajar con sus compañeros en equipo. Estos buenos profesionales suelen atribuir sus éxitos a su propia competencia, por lo que se sienten y encuentran más orgullosos de sus logros profesionales que quienes los atribuyen a la suerte, al azar o la ayuda de otros. Por otro lado, los charlatanes de examen y negativos, cuando llegan al fracaso, se sienten menos avergonzados porque culpan a la mala suerte u otros factores extraños su desdicha, y, nunca a su incompetencia o ignorancia. Se engañan así mismos y todo lo tergiversan con mala fe. Son los de siempre….los listillos de patios de colegios

En la mayoría de las organizaciones profesionales y en la misma administración estas actitudes  cobardes o derrotistas no están bien vistas y hasta se consideran desleales y nefastas. Nunca los mensajeros de las malas noticias son apreciados, recompensados o bienvenidos por sus compañeros o sus superiores. Por lo contrario, los profesionales considerados optimistas, serios y trabajadores suelen ser apreciados y favorecidos por sus compañeros o superiores en el trabajo. Generalmente, los profesionales optimistas son los más distinguidos y populares en las autoescuelas/empresas, ocupan puestos de trabajo relevantes y, suelen ganar más dinero que los acojo….s o pesimistas. Pese a estos claros beneficios o prebendas, son pocos los profesionales que tratan activamente de estimular  su talante optimista para mejorar sus posibilidades laborales y sociales.

Los profesionales de la enseñanza de la conducción que esperan conseguir aquello que añoran, desean o a lo que aspiran,  tratan de trabajar más intensamente y durante más tiempo, son más estables y alegres en su trabajo o misión que desempeñan, tienen mas confianza en si mismos para solucionar sus problemas en la autoescuela. Los que tienen más expectativas positivas son más eficaces en sus tareas, especialmente en situaciones difíciles como las que ahora tenemos con competencias económicas desleales e inverosímiles, porque se crecen ante las dificultades y adversidades. Las expectativas optimistas están asociadas y relacionadas a resultados positivos y superiores, el buscar, alcanzar o llegar al éxito; conseguir ser importantes y necesarios para la sociedad. Los que esperan el fracaso o lo llevan encima, tienen posibilidades de no conseguir nada, ya que el pensamiento o actitud negativa ante tareas complicadas predispone a cometer errores.

                                              José Manuel López Marín

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .