Casi la mitad de los conductores fallecidos en accidente dió positivo en alcohol o drogas


La gran mayoría eran hombres de entre 25 y 54 años, según recoge la Memoria de 2019 del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses de España

El alcohol, las drogas y los psicofármacos siguen siendo un problema en materia de tráfico. A pesar de las campañas de concienciación, todavía hay personas que se ponen al volante o al manillar un vehículo habiendo ingerido alguna de estas sustancias. Seguramente, piensan que no pasaba nada, que pueden controlar la situación. Sin embargo, no es así y ponen en riesgo tanto su vida como la de los otros usuarios de la vía.

Los datos recogidos por el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses de España señalan que casi la mitad de los conductores fallecidos en nuestro país el año pasado dieron positivo. Concretamente, el porcentaje fue del 45,5%, y la gran mayoría (el 96,1%) eran hombres. El 45,3% manejaba un turismo, mientras que un 42,1% montaba una motocicleta o un ciclomotor.Así lo recoge la Memoria de 2019, basada en las autopsias realizadas a 766 víctimas mortales de todas las comunidades autónomas (excepto Cataluña y País Vasco, donde están transferidas las competencias de Tráfico). De ellas 558 eran conductores; 130, peatones; y 78, acompañantes. Según el informe, siete de cada diez conductores con resultados toxicológicos positivos se encontraba en una franja de edad comprendida entre los 25 y 54 años. Asimismo, el documento pone de manifiesto una concentración de accidentes mortales según edad y día de la semana. De este modo, la mayoría de los conductores muertos menores de 34 años que dieron positivo perdieron la vida durante el fin de semana o festivos, mientras que los mayores de 35 años fallecieron mayoritariamente en jornadas laborables.

La mayoría de los conductores muertos menores de 34 años que dieron positivo perdieron la vida durante el fin de semana o festivos

De los 254 conductores que dieron positivo en la autopsia, el 61,8% lo hizo en la prueba del alcohol. De ellos, el 81,5% arrojó una tasa de alcoholemia igual o superior a 1,20 g/l -lo que implica la comisión de un delito penal-, y el 63,1% de estos tenían entre 25 y 54 años. En cuanto a los positivos por droga, cabe señalar que se detectó presencia de estas sustancias en 122 de los citados 254 conductores. Y la mayoría también en personas de esa misma franja de edad. La cocaína (50,1%) y el cannabis (41,1%) fueron las drogas más recurrentes. Por último, el 27,2% de los conductores fallecidos habían ingerido psicofármacos, , siendo las benzodiacepinas las que más se consumieron (66,7%), seguido de antidepresivos (44,9%).

Con respecto a las combinaciones, los consumos asociados de alcohol y drogas de abuso de mayor prevalencia fueron, en primer lugar, el consumo asociado de alcohol y cocaína (40,4%), seguido del consumo asociado de alcohol y cannabis (32,7%) y del de alcohol, cocaína y cannabis (21,1%).

Más allá del análisis concerniente a los conductores fallecidos, la Memoria también ha incluido las autopsias de 130 peatones fallecidos, de los cuales un 37,7% (49 personas) dieron un resultado toxicológico positivo. La mayoría (81,6%) fueron varones y la mayor prevalencia con respecto a la edad se sitúa entre los 45 y 54 años (24,5%). La mayor parte de los viandantes fatalmente embestidos dio positivo por alcohol (65,3%, de los cuáles casi 8 de cada 10 superaba los 1,2 g/l)), seguido por los psicofármacos (34,7%) y las drogas (24,5%).

Con estos datos en la mano, el director de la DGT, Pere Navarro, ha admitido que el problema de la seguridad vial con el alcohol es grave. En 2018 la ingesta de estas bebidas estaba presente en el 21% de los accidentes mortales, mientras que se ha elevado a un 24% en 2019. Asimismo, el máximo responsable de Tráfico en España ha ironizado sobre los resultados arrojados por el estudio en los peatones: “¿Qué tenemos que hacer, controles de alcoholemia en los peatones?”.

Según el informe, en relación a la ingestade alcohol, en los últimos tres años se observa una ligera tendencia a la baja, excepto este último año en el que se observa un ligero repunte del 1,6%. Con respecto al consumo de drogas, se observa una tendencia al alza que alcanza un incremento del 7,8% en comparación con el año 2009. Y desde 2016 se observa una marcada tendencia al alza en el consumo de cannabis y cocaína.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .