camion man electrico

La transformación energética es imparable


La crisis sanitaria amenazaba con ralentizar el avance tecnológico de la industria automovilística mundial, poniendo en jaque la transformación energética que tiene en marcha este sector desde hace ya varios años.

Sin embargo, la situación parece haber acelerado el interés de los clientes por vehículos impulsados por energías alternativas, en un momento en el que cualquier reducción en el consumo se ve como algo imprescindible en un entorno de crisis.

Así mismo, el impulso de los clientes para intentar reducir la huella de carbono en sus actividades logísticas y de transporte también presiona a favor de la introducción de vehículos más sostenibles, aunque la situación varía en función de cada segmento de actividad.

Todos estos factores dan como resultado una oferta cada vez más amplia de vehículos eléctricos en diferentes segmentos vehiculares.

De igual modo, el aporte tecnológico también se deja notar en la llegada a la producción de estas unidades alimentadas por energías alternativas de nuevos actores de fuera de la industria automovilística y pertenecientes a ramas tecnológicas. Esta situación ha contribuido a impulsar la implantación de nuevas tecnologías en cada vez más vehículos comerciales e industriales.

Para terminar de cuadrar el círculo que impulsa la innovación en los modelos de vehículos dedicados al transporte y distribución de mercancías, hay que tener en cuenta el impulso del comercio electrónico, una actividad logística que se desarrolla principalmente en núcleos urbanos en los que la Unión Europea impulsa la implantación cada vez más generalizada de zonas de acceso restringiso a las que solo tienen acceso los vehículos menos contaminantes.

Vehículos comerciales eléctricos

En este sentido, recientemente, con la llegada de los e-Caddy ABT y el e-Transporter ABT, Volkswagen ha ampliado su ofensiva eléctrica, que hasta ahora contaba con el e-Crafter, y se posiciona como la primera marca con un modelo 100% eléctrico en cada uno de los segmentos del mercado de vehículos comerciales ligeros, en una apuesta clara hacia la electrificación para presentar su estrategia de ecomovilidad.

Por un lado, el e-Caddy ABT 100% eléctrico, estará disponible en versión Maxi, batalla más larga, para la versión Furgón, mientras que, por otro lado, el e-Transporter ABT 100% eléctrico, estará disponible con batalla larga también en la versión Furgón.

Además, ambos modelos contarán con una autonomía superior a los 120 Km, gracias a la incorporación de una batería de iones de litio de 37,3 kWh de capacidad.

Los dos modelos ecológicos ofrecen 83kW (113CV) de potencia y un par de 200 Nm y cuentan con tracción delantera y cambio automático DSG. La capacidad de carga del e-Caddy ABT es de hasta 651kg y 4,2 m³ y en el caso del e-Transporter asciende hasta los 1.091kg y 6,7 m³.

La marca alemana ya tiene desde hace tiempo en el mercado su e-Crafter, que ofrece una conducción sin emisiones y entre 115 y 120 kms de autonomía, así como una capacidad de carga útil de hasta 1.709 kg.

Cada vez más camiones eléctricos

Pese a que aún están lejos de convertirse en una alternativa real para el transporte de larga distancia, se multiplican las experiencias y cada vez más marcas luchan por hacerse un hueco en una de las disputas tecnológicas más apasionantes de una industria sumida en una revolución de gran calado.

En el ámbito de los vehículos pesados, el Tesla Semi ya parece más cerca de convertirse en una realidad que circule por las carreteras.

Por lo menos, Elon Musk ha anunciado hace pocas semanas que la marca de vehículos eléctricos ya ha iniciado la producción de un camión eléctrico que ha levantado grandes expectativas cuando se anunció hace más de dos años y medio, con la promesa de ahorrar 170.000 euros en consumo de combustible y amortizarlo en dos años.

El vehículo pesado de Tesla equipará cuatro motores independientes en los ejes traseros de la tractora y contará con dos versiones con autonomías, respectivamente de 300 y de 500 millas (equivalentes a unos 500 y 800 kilómetros, en cada caso) que, a su vez, tienen unos precios estimados de 150.000 y de 180.000 dólares, que corresponden a unos 135.000 y unos 162.000 euros, en cada caso.

En Europa, el MAN eTGM se configura como un vehículo de reparto completamente eléctrico con una configuración de chasis de tres ejes 6×2-4 con eje no traccionado direccional y elevable para una MMA de 26 toneladas.

El camión de reparto eléctrico de la marca alemana está propulsado por un motor eléctrico de 264 kW (360 CV) que transmite un par máximo de 3100 Nm y que puede alcanzar los 200 kilómetros de autonomía en función del área de aplicación y de las condiciones climáticas y topográficas.

También Renault ha iniciado recientemente la producción en serie de sus camiones eléctricos Renault Trucks D y D Wide Z.E. en sus instalaciones de Blainville-sur-Orne, compartiendo línea de producción con otros modelos del fabricante.

Publicado por

Clubautoescuela

Formador Cursos DGT, Diplomado en Relaciones Laborales y RRHH, Seguridad Vial Laboral, Comunicación y Marketing PYME. Formador SEPE para el empleo. En memoria de José Manuel López Marín. Con todo mi cariño y devoción, presente en mí día a día. Tu hijo, Jose Eduardo López Vidal.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .