endorfinas y conduccion

Conducir una moto a diario mejora el funcionamiento del cerebro


Avalado por diversos estudios científicos de la Universidad de Tokio, parece demostrado que conducir una moto a diario mejora el funcionamiento del cerebro en varios aspectos.

Estos estudios acreditan que los conductores de edades comprendidas entre 40 y 50 años, mejoraron sus niveles de funcionamiento cognitivo, en comparación con un grupo control, después de conducir sus motocicletas diariamente durante dos meses. Mientras que en un coche el conductor es trasportado desde el punto A al punto B, el motorista es realmente llevado a un estado completamente diferente de conciencia.

Los científicos creen que la concentración extra necesaria para conducir con éxito una moto puede contribuir al aumento de los niveles generales de la función cerebral, y es ese aumento de la actividad sin duda un factor determinante que contribuye a que el cerebro se mantenga a pleno rendimiento. El Dr. Ryuta Kawashima director de este estudio, además de creador e imagen de los juegos Brain Training, afirma que montar en moto habitualmente es bueno para nuestro cerebro.

Los experimentos consistieron en dos grupos de motoristas. Unos que de forma regular conducían sus motos y otro grupo en el que en 10 años o más estas personas no habían pilotado una moto. El Dr. Ryuta Kawashima pidió a los participantes que pilotaran motos en una serie de circunstancias adversas como malas condiciones de la carretera, subidas empinadas, curvas de horquilla, etc…

Así encontró que los pilotos que usaban la moto a diario y los que no lo hacían, usan su cerebro de formas radicalmente diferentes. Por ejemplo los motoristas en activo usaban segmentos específicos del cerebro (el hemisferio derecho del lóbulo pre frontal) que demostraron un alto nivel de concentración. Pero el experimento fue más allá y a los motoristas que no habían usado la moto en 10 años se les hizo que la utilizaran para su viaje diario al trabajo y en otras situaciones cotidianas. El resultado fue que en un par de meses, las facultades cognitivas de estos pilotos habían mejorado y su salud mental había cambiado.

Pero no solo eso, facultades cerebrales relacionadas con la memoria y la capacidad de razonamiento espacial habían aumentado significativamente. Además, los participantes habían conseguido rebajar sus niveles de estrés. ¿Y por qué ese mismo efecto no se consigue al conducir un coche? Nos cuenta el Dr. Kawashima que el coche es una máquina cómoda en la que no se activa nuestro cerebro como en una moto.

Divulgación: Club Autoescuela

Publicado por

Clubautoescuela

Formador Cursos DGT, Diplomado en Relaciones Laborales y RRHH, Seguridad Vial Laboral, Comunicación y Marketing PYME. Formador SEPE para el empleo. En memoria de José Manuel López Marín. Con todo mi cariño y devoción, presente en mí día a día. Tu hijo, Jose Eduardo López Vidal.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .