COVID19 y el Futuro de los Negocios (Webinar)


Las empresas se están enfrentando a situaciones que pueden resultar retadoras y abrumadoras mientras siguen gestionando los impactos derivados de la pandemia de COVID-19. Han tenido que priorizar el ahora, centrándose en apoyar a sus empleados y clientes, tratando de estabilizar los ingresos mientras remodelaban sus negocios para estar alineados con una demanda en constante evolución y encontrar nuevas formas de crecimiento.

Empieza ya el viaje hacia la agilidad

La empresa se está enfrentando a situaciones que pueden resultar retadoras y abrumadoras mientras sigue gestionando los impactos derivados de la pandemia de COVID-19. Ha tenido que priorizar el ahora, centrándose en apoyar a sus empleados, clientes y proveedores. En paralelo ha tratado de estabilizar los ingresos mientras cuidaba de sus clientes y remodelaba sus negocios para estar alineada con una demanda en constante evolución y encontrar nuevas formas de crecimiento.

Ahora está empezando a dirigir su atención hacia el futuro: un periodo de recuperación económica impredecible que planteará nuevas amenazas y oportunidades competitivas. Lo que sigue no será una vuelta a las prácticas empresariales previas al COVID-19, sino más bien una década de “never normal”, una nueva era de rápidos cambios en la cultura, valores y comportamientos sociales, como respuesta a una mayor demanda de prácticas empresariales responsables y propósitos de marca renovados.

Las empresas se enfrentan a la urgencia y complejidad de reanudar sus negocios. Para superar la incertidumbre, la reapertura también requiere un plan de reinvención. Esta es una oportunidad (también una necesidad) para que muchas compañías desarrollen aquellas capacidades en las que desearían haber invertido antes: ser más digitales y estar en cloud; contar con estructuras de costes más variables, con operaciones ágiles y automatizadas y ser fuertes en e-service y seguridad. Deben ver la reapertura de sus negocios como el comienzo de un viaje hacia una transformación más amplia.

Las organizaciones, a nivel global, están experimentando disrupciones en su fuerza laboral a una velocidad y escala sin precedentes. Prácticamente todas las compañías están definiendo cómo trabajarán en el corto y largo plazo. Pero la velocidad es fundamental, ya que los empleados intentan continuar con sus tareas mientras lidian con lo que está sucediendo en su vida diaria.

Atender la urgente necesidad de trasladar el trabajo a remoto para proteger y capacitar a los empleados y atender a los clientes y permitir la continuidad de negocio es una prioridad.

Conectando con comportamientos de cliente en constante cambio

El impacto del brote de coronavirus está obligando a las empresas a tomar decisiones a un ritmo vertiginoso para seguir ofreciendo servicios de calidad a sus clientes mientras se preocupan por sus empleados. Las compañías deben reevaluar su funcionamiento, analizar cómo los empleados brindan experiencias de calidad a los clientes y cómo los canales digitales pueden ayudar a absorber el creciente volumen de tareas.

Convertirse en una empresa inteligente requiere dejar atrás la toma de decisiones vertical, empoderar a los empleados a través del propósito, apoyarse en la tecnología y estar en la nube para ganar velocidad. Esta transformación exige dejar atrás las estructuras rígidas y crear módulos que se conectan entre sí. La empresa inteligente es capaz de contar con una autogestión dinámica y una adaptación continua. Está estructurada en torno a la agilidad, la resiliencia y el crecimiento.

También la automatización de tareas rutinarias con modelos humanos + máquinas, donde se forme a todos los trabajadores, puede ayudar a las empresas a posicionarse mejor para crecer en la era post-COVID-19.

Actuar de forma inmediata es necesario para abordar los desafíos de liquidez a corto plazo, pero también para solventar los costes y la rentabilidad y generar financiación para invertir en nuevas oportunidades. Muchas empresas están enfrentándose a descensos drásticos en las ventas e ingresos y al aumento de los costes. Para adaptarse, es necesario invertir en tecnologías clave, procesos y personas. Para algunos, la liquidez se ha convertido en un asunto de supervivencia.

Las acciones tomadas ahora pueden tener un impacto inmediato en la supervivencia de la compañía, la rapidez con la que se recupere de la recesión global y su salud financiera y sostenibilidad en el futuro.

Evento: Covid19 y el futuro de los negocios. Organización, personas y nuevas formas de trabajar.

Fecha/Hora: 3 de diciembre, de 09.30h a 10.30h.covicovid

Accede a la emisión en directo

Divulgación: Club Autoescuela

Pautas para conducir automóviles con demencia o deterioro cognitivo


Un grupo de trabajo de varias organizaciones del Reino Unido ha emitido directrices sobre cómo hablar sobre conducir con pacientes con demencia o deterioro cognitivo leve.

Un grupo de trabajo de varias organizaciones del Reino Unido, entre ellos el Royal College of Psychiatrics y el Royal College of General Practitioners, ha emitido directrices sobre cómo hablar sobre conducir con pacientes con demencia o deterioro cognitivo leve.

Aunque es específico en sus detalles legales para el Reino Unido, el documento ofrece preguntas que todos los clínicos pueden usar para hablar con los pacientes y familiares para evaluar la seguridad del conductor (consulte la página 22 de las pautas relacionadas).

Introducción

El tema de conducir con demencia o deterioro cognitivo leve es de vital importancia para los pacientes, sus familiares y amigos, y sus clínicos. La pérdida de la capacidad de conducir puede ser una fuente de desilusión y frustración para las personas con demencia.

Por otro lado, la conducción continua por parte de personas con deterioro cognitivo significativo puede causar preocupación y estrés para sus seres queridos, puede ser una fuente de conflicto entre ellos y puede poner en riesgo a la persona involucrada y a otras personas.

En este contexto, la evaluación y la gestión de la seguridad de conducción constituyen una parte importante de una evaluación holística de una persona con deterioro cognitivo. La evaluación del riesgo de conducción puede ser difícil para los clínicos, sobre todo porque hay poca evidencia para guiar nuestra práctica.

Estas Directrices son el resultado de una colaboración entre una amplia gama de clínicos con la participación de cuidadores. Establecen las responsabilidades de los clínicos con sus pacientes y proporcionan un marco para pensar sobre la gestión de su seguridad al conducir. Serán una herramienta útil para cualquier clínico que trabaje en la evaluación y el manejo de las personas con deterioro cognitivo que conducen.

Demencia

La demencia en esta Guía se refiere a un deterioro progresivo de la cognición que interfiere con la capacidad de la persona para llevar a cabo sus actividades normales de la vida diaria.

Estas pautas se crearon con especial consideración de los servicios que tratan con las demencias más comunes, es decir, las enfermedades de Alzheimer, vasculares, mixtas, de cuerpos de Lewy y frontotemporales.

Antes de realizar una evaluación de la demencia o la cognición (y especialmente en el contexto de una clínica de memoria), es una buena práctica que se notifique a una persona que podría haber implicaciones para su conducción futura.

Efectos de la demencia en la conducción

Conducir es una tarea compleja que requiere una combinación de procesos cognitivos, habilidades sensoriales y habilidades manuales / motoras.

La demencia puede asociarse con deficiencias en estos procesos y habilidades, que pueden afectar la capacidad de conducción.

Ejemplos de cómo la demencia puede afectar las habilidades de conducción

Funciones Ejecutivas

• Tomar las medidas adecuadas para evitar accidentes.
• Planificar rutas
• Responder adecuadamente a las señales de tráfico, señales de tráfico y otros usuarios de la carretera
• Secuenciar las tareas necesarias para arrancar, controlar y detener el automóvil.
• Responder a cambios inesperados en la carretera (por ejemplo, cierres de carreteras, cambios de carril y desvíos)
• Anticipe y reaccione ante futuros escenarios de la carretera (por ejemplo, un automóvil estacionado que indica que debe retirarse).

Habilidades Visuo-espaciales y Visuo-perceptuales

• Reconocer a otros usuarios de la carretera y juzgar su velocidad y distancia
• Reconocer señales de tráfico, señalizaciones de carril y señales de tráfico.
• Mantener una posición segura y consistente en la carretera.

Atención y Concentración

• Mantener la atención a la carretera.
• Mantener la atención a otros usuarios de la vía.
• Mantener la velocidad adecuada
• Dividir la atención para atender múltiples peligros en situaciones ocupadas.

Tiempos de Reacción

• Anticipe y reaccione de manera rápida y consistente a las acciones de otros usuarios de la carretera.

Memoria

• Planifica y recuerda rutas.
• Recuerda el significado de las señales de tráfico, las marcas de carril y las señales de tráfico.

No todas las personas que han recibido un diagnóstico de demencia, especialmente en las etapas iniciales, deberán dejar de conducir de inmediato.

Conducir es un proceso de aprendizaje y, después del diagnóstico, algunas personas conservarán las habilidades necesarias para poder conducir de forma segura durante un período de tiempo. Sin embargo, los conductores con demencia deben cumplir ciertos requisitos legales, como informar de su diagnóstico.

Para aquellos con demencia progresiva, la función ejecutiva, las habilidades visuo-espaciales, la memoria, la percepción y la capacidad para realizar las tareas cotidianas se verán cada vez más afectadas y la capacidad de conducir se perderá. La etapa cuando esto ocurra será diferente para cada persona. Cuando la condición de una persona se deteriora hasta el punto en que puede ser insegura en la carretera, debe dejar de conducir.

Descarga el artículo Original en Inglés “Conducir con Demencia o Leve Deterior Cognitivo”

Divulgación: Club Autoescuela

Carta conjunta para la mejora del trato de los conductores en los lugares de carga y descarga en todos los países de la Unión Europea


La Organización Internacional de Transporte (IRU) se ha unido al Consejo Europeo de Cargadores (ESC) y la Federación Europea de Trabajadores del Transporte (ETF) para reclamar en una carta conjunta la mejora del trato de los conductores en los lugares de carga y descarga en todos los países de la Unión Europea.

No es ningún secreto que la crisis del Covid-19 ha puesto de manifiesto que el transporte es un sector vital para el funcionamiento de la economía y de la sociedad en su conjunto, pero también ha puesto en evidencia que el trato por parte de los cargadores en ocasiones no ha facilitado la labor de los conductores y las condiciones de trabajo han sido duras. Por ello, la IRU, ESC y ETF se han puesto de acuerdo para llevar a cabo acciones en conjunto que ayuden a mejorar el trato a los profesionales del sector.

En España, durante la primera ola de la pandemia muchos conductores tuvieron problemas para acceder a los aseos o comer en condiciones ante el cierre de bares y restaurantes y a la negativa de muchos cargadores a permitir que usaran sus instalaciones. Además, con carácter general hicieron caso omiso a las recomendaciones de la Comisión Europea y de la mayoría de las CCAA que instan a que no realicen las labores de carga y descarga para preservar su seguridad, denuncian desde CETM, que interpreta que esta esta unión entre empresas, sindicatos y cargadores a nivel europeo puede alentar a los cargadores en España a mejorar su relación con las empresas de transporte y sus trabajadores.

El escrito de estas tres organizaciones tiene como objetivo garantizar que los conductores sean tratados con respeto y disfruten de unas condiciones de trabajo dignas. Esto implica la posibilidad de acceder a instalaciones sanitarias, salas de descanso y áreas de estacionamiento seguras y protegidas. «Además, esta mejora atraería a más profesionales a unirse a un sector que sigue teniendo dificultades para contratar conductores. La cooperación entre empresarios, cargadores y sindicatos puede suponer el primer paso para mejorar las condiciones del sector y hacer más atractiva la profesión», relatan desde la organización que preside Ovidio de la Roza.

Por ello, desde la CETM emplazamos a las empresas de transporte a adherirse y respaldar las reclamaciones de esta carta, que puede realizarse de cumplimentando este formulario a través de la página web de la IRU.

Los acuerdos de la carta son los siguientes:

Compromisos de todas las partes:

o Asegurar una comunicación respetuosa y no discriminatoria entre todas las partes involucradas en las operaciones de recogida, entrega y transporte.

o Planificar y ejecutar operaciones de manera segura, protegida y eficiente.

o Informar a las partes pertinentes a su debido tiempo sobre cualquier cambio que pueda afectar una operación, incluidas las llegadas anticipadas o retrasos.

o Proporcionar puntos de contacto a los que las partes puedan informar llegadas anticipadas o retrasos, así como emergencias e incidentes.

o Garantizar la confianza mutua y la cooperación entre todas las partes involucradas en las operaciones de transporte.

o Asegurarse de que los conductores tengan un acceso fácil y seguro a equipos e instalaciones sanitarios para fomentar el bienestar de los conductores durante y después de la pandemia de COVID-19.

Compromisos de los cargadores:

o Proporcionar a los conductores acceso a instalaciones sanitarias adecuadas para hombres y mujeres y otras instalaciones en el lugar, como salas de descanso y cafeterías, que cumplan con las normas pertinentes y sean proporcionales al tamaño de las instalaciones de entrega, y garantizar que dichas instalaciones estén instaladas y operadas. correctamente.

o Proporcionar personal debidamente capacitado en el sitio para las actividades de carga y descarga.

o Proporcionar a los conductores acceso a un estacionamiento seguro y protegido (durante la noche cuando sea posible) que sea adecuado para vehículos pesados.

o Garantizar la seguridad de los conductores en las instalaciones de los cargadores asegurándose de que las áreas adecuadas estén bien iluminadas, las zonas peatonales y de espera estén claramente marcadas y haya suficiente espacio para que los camiones puedan maniobrar.

o Asegurarse de que se toman las disposiciones necesarias para la infraestructura antes mencionada (instalaciones sanitarias accesibles, zonas peatonales y áreas de estacionamiento suficientes, espaciosas, bien iluminadas, seguras y protegidas) al construir nuevos sitios.

o Garantizar la eficiencia y la velocidad general de las operaciones de recogida, entrega y transporte mediante la asignación de espacios para evitar hacer colas en las puertas, así como comunicar y reasignar espacios en caso de retrasos / incidentes. Tener en cuenta las limitaciones de tiempo de conducción / trabajo al planificar la gestión de rampas / asignación de espacios.

o Proporcionar documentación precisa a su debido tiempo, minimizar los tiempos de carga / descarga y facilitar la integración de dichos tiempos en el tiempo de trabajo general de los conductores, teniendo en cuenta las restricciones reglamentarias pertinentes.

o Asegurar la disponibilidad de suficiente personal cualificado para procesar las entregas y ayudar a los conductores, incluso fuera del horario habitual de carga / descarga.

o Garantizar operaciones seguras y protegidas en el sitio mediante la entrega de instrucciones claras que incluyan las características relevantes de la instalación y actualizaciones sobre el estado del envío, y supervisando de cerca todas las operaciones en la medida de lo posible.

o Proporcionar plazos de entrega flexibles en buen acuerdo entre las partes, teniendo en cuenta factores externos que puedan influir en las operaciones.

o Reconocer las reglas de conducción y tiempo de descanso, el tiempo de trabajo y las regulaciones del tacógrafo para minimizar el movimiento interno durante cualquier operación de carga o descarga.

Compromisos de los operadores de transporte:

o Proporcionar los camiones necesarios y adecuados y adecuados para su propósito, para facilitar las tareas de carga y descarga, de acuerdo con las obligaciones contractuales.

o Proporcionar la formación necesaria y pertinente y garantizar acuerdos contractuales justos y conformes a la ley para los conductores.

o Proporcionar información clara y concisa sobre los lugares de entrega al conductor, si esta información está disponible con anticipación.

o Informar a los conductores de las especificidades de la operación / entrega de transporte, incluido el impacto potencial en su tiempo de conducción y trabajo, y de la necesidad de informar a los trabajadores de la rampa con suficiente antelación sobre el tiempo restante de conducción / trabajo o las pausas necesarias.

Compromisos para conductores:

o Utilizar las instalaciones de los transportistas con respeto, incluidos los baños, las salas de descanso y las cafeterías.

o Respetar la seguridad y otras instrucciones.

o Comunicar incidentes, llegadas tempranas o tardías, problemas de productos y operaciones de carga/descarga en tiempo real.

o Evitar los movimientos del vehículo con paradas y arranques al acercarse a la rampa para limitar el tiempo de conducción.

o Informar a los trabajadores de la rampa con suficiente antelación sobre el tiempo restante de conducción/trabajo o los descansos necesarios.

Divulgación: Club Autoescuela

“Pera Navarro en las Jornadas Nuevas tendencias en la movilidad post-COVID”


Entre las principales aportaciones de Pera Navarro esta mañana en “Las Jornadas Nuevas tendencias en la movilidad post-COVID” destacamos:

» La importancia del nuevo modelo de calmado del tráfico

» El importante incremento de usuarios de bicicleta y Scooters tras la pandemia

» Los vehículos compartidos han llegado para quedarse

» El e-commerce está obligando al cambio del modelo de tráfico en las ciudades con la distribución en la última milla urbana de mercancías

» La importancia de que la mitad de los vehículos matriculados en la DGT correspondan a empresas jurídicas

» Los jóvenes llegan con la cultura de la seguridad vial incorporada

» El vehículo conectado es fundamental para la seguridad vial, habla con los demás vehículos del entorno, proporciona geolocalización ante accidentes, avisos de obras, etc.

» Despidió su intervención con la frase “El futuro es verde y digital o no lo será”

Divulgación: Club Autoescuela