Cannabis al volante


Preguntas y respuestas para la elaboración de políticas.

Con el consumo de cannabis y la evolución de las políticas a escala internacional, la conducción bajo los efectos de las drogas se ha convertido en una cuestión de políticas cada vez más relevante.

El presente informe tiene por objeto aportar una breve visión general de los conocimientos actuales y de los últimos avances en el ámbito de la conducción para aquellos interesados en la evolución de las políticas relacionadas con el cannabis.

Descarga el documento en el presente enlace:

 

Canabis al volante

Divulgación: Club Autoescuela

Incremento durante 2020 en la contratación de conductores de camión autónomos


Durante el pasado 2020 se han suscrito un total de 222.645 contratos de trabajo para conductores profesionales de camión en España.

El registro implica un retroceso de un 14,85% con respecto a 2019. En principio, cabría achacarle esta negativa evolución a la pandemia, pero lo cierto es que el volumen de contratación en este colectivo también retrocedió ya en 2019.

Cae la contratación de conductores asalariados

Con más detalle, 212.302 contratos corresponden a conductores asalariados de camión, con un descenso anual de un 15,73%.

Así mismo, un 46,79% de estos contratos ha ido a parar a mayores de 45 años de edad, mientras que otro 21,51% ha sido para ciudadanos extranjeros y un 10,17% para jóvenes.

Andalucía, con 60.169 contratos y un retroceso anual de un 10,87%, lidera la contratación de conductores asalariados de camión en 2020.

Tras ella se colocan la Comunidad Valenciana, con 26.154 contratos (-11,74% anual), Cataluña, con 23.061 contratos (-16,52%), Madrid, con 14.702 (-17,87%), Castilla-La Mancha, con 14.117 (-16,48%) y Murcia, con 13.487 contratos (-12,18%).

Destaca, de igual modo, la alta temporalidad, con 168.806 contratos temporales para conductores asalariados de camión, frente a 43.496 de duración indefinida, así como el incremento de la movilidad de estos profesionales en un 15,89% anual, con lo que tasa de movilidad en el colectivo queda al final de 2020 en un 15,93%.

Crece la contratación de conductores autónomos

Por otra parte, destaca el incremento que se ha producido durante 2020 en la contratación de conductores de camión autónomos, tendencia que sigue la estela ya apuntada en 2019.

En concreto, el año pasado se han suscrito 10.343 contratos para este colectivo profesional, un 8,54% más que durante 2019.

De todos ellos, un 24,21% ha sido para mayores de 45 años de edad, mientras que otro 12,52% ha ido a parar a jóvenes, con solo un 3,95% para ciudadanos extranjeros.

Al igual que entre los conductores asalariados, la temporalidad es la norma, toda vez que 10.110 contratos suscritos el año pasado en este ámbito han sido temporales y solo 233 tenían duración indefinida.

Galicia ha sido la comunidad autónoma con más contratos para conductores autónomos de camión durante 2020 con un total de 5.057 y un incremento anual de un 127,28%.

Le siguen Cantabria, con 1.684 y un descenso de un 9,9% con respecto a 2019, así como Andalucía, con un total anual de 1.085 contratos, registro que implica un retroceso anual de un 30,23%.

En este colectivo también ha aumentado la movilidad un 5,36%, con lo que la tasa termina 2020 en un 2,64%.

Divulgación: Club Autoescuela

La multa por no llevar la pegatina de la ITV


Poner pegatinas en el coche es una manera sencilla, barata y rápida de distinguirlo del resto. El Reglamento General de Circulación no prohíbe colocarlas. El artículo 19 solo establece que “la superficie acristalada del vehículo deberá permitir, en todo caso, la visibilidad diáfana del conductor sobre toda la vía por la que circule, sin interferencias de láminas o adhesivos”.

Con esta apreciación, en teoría, sí se permiten los adhesivos sobre la carrocería–excepto los que se indican al final de este artículo– y aquellos que, colocados sobre los cristales –ambos parabrisas, ventanas laterales y retrovisores–, no dificulten visibilidad del conductor.

Sin embargo, en la práctica, al ser la norma tan ambigua, queda a la interpretación de los agentes de Tráfico imponer una sanción de 200 euros por llevar una pegatina sobre una zona acristalada del vehículo. Además, puede que al pasar la ITV los adhesivos que afecten a la visión del conductor sean causa de una inspección desfavorable.

Adhesivos permitidos

Justificante de la ITV. Según establece el Reglamento General de Vehículos, esta pegatina ha de colocarse en el ángulo superior derecho del parabrisas –mirando desde el interior–, ya que se considera que es el lugar que menos afecta a la visibilidad del conductor. Es obligatorio llevarla pegada, ya que acredita que se ha pasado la revisión técnica y complementa la tarjeta de la ITV. No hacerlo puede ser motivo de sanción, de entre 80 y 100 euros, sin detracción de puntos.

Solo está permitido llevar la pegatina de la última inspección: no se pueden coleccionar sobre el parabrisas las de otros años, ya que la visibilidad del conductor podría quedar reducida. En caso de necesitar otra pegatina –por ejemplo, por haberla perdido al sustituir el parabrisas– se puede solicitar un duplicado en el centro de la ITV donde se pasó la revisión aportando la documentación del vehículo. Al igual que los coches, las motocicletas también deben exhibir la pegatina de la ITV en el ángulo superior derecho del parabrisas. Si no cuentan con él, debe ser colocada en un sitio bien visible: el carenado, el chasis, la horquilla o el guardabarros delantero.

Distintivo medioambiental de la DGT. Desde 2016 los vehículos cuentan con la etiqueta ambiental, que los clasifica teniendo en cuenta las emisiones contaminantes. Actualmente hay cuatro modelos de pegatina –Cero, ECO, C y B–, existiendo vehículos que no tienen derecho a ella por superar en antigüedad o emisiones los márgenes establecidos. A lo largo de 2021 se esperan cambios en este etiquetado medioambiental, si bien aun no se ha especificado cómo o cuándo serán.

La Dirección General de Tráfico no obliga a llevar la pegatina del distintivo ambiental, pero sí recomienda hacerlo ya que algunos municipios, en sus ordenanzas, regulan o limitan la circulación de los vehículos en función del tipo de distintivo que les corresponda. Debe ponerse en el ángulo inferior derecho del parabrisas delantero; si no se tiene –como puede ser el caso de las motocicletas–, en cualquier sitio visible del vehículo.

Sistema de Telepeaje. Ya sea adhesivo o un dispositivo, debe colocarse en la parte superior central del parabrisas, por el interior, según indique el manual de usuario que se facilita al contratar el sistema. Y siempre en una zona que no interfiera la visibilidad del conductor.

Identificadores nacionales. Las placas de los vehículos matriculados con anterioridad a 1998 no tienen el formato europeo, por lo que no cuentan con la banda azul con la E de España. En estos casos se permite colocar una pegatina junto a la matrícula para identificar al país. Es importante recordar que no se pueden poner ningún adhesivo sobre la matrícula; la multa, en caso de hacerlo, es de 200 euros.

L de conductor novel. Sea o no en formato adhesivo, esta señal deberá ubicarse en la parte posterior izquierda del vehículo, en un sitio visible; en las motocicletas no se indica expresamente el lugar. La multa por no llevar la L durante el primer año tras la obtención del carné es de 100 euros. Circular con ella puesta cuando pase este tiempo también está sancionado con el mismo importe.

Pegatinas prohibidas

Reflectantes o luminiscentes. La DGT considera que las pegatinas reflectantes o luminiscentes pueden afectar a la visibilidad de otros usuarios de la vía cuando incide la luz sobre ellas. Por este mismo motivo tampoco está permitido utilizar este tipo de pinturas en el exterior del vehículo, salvo que esté expresamente permitido en el Reglamento General de Vehículos, como sucede con los vehículos prioritarios.

De competición. Según indica la aseguradora Mapfre, la DGT estima que este tipo de adhesivos –como dorsales u otros justificantes de participación en pruebas deportivas– pueden incitar a sobrepasar los límites de velocidad establecidos en la vía. Por ello llevar estas pegatinas está prohibido.

Divulgación: Club Autoescuela

Los centros CAP de conductores profesionales, desde el 1 de Marzo de 2021, tendrán que controlar la asistencia de sus alumnos con métodos biometricos.


El Boletín Oficial del Estado publicó el pasado 11 de agosto, una resolución de la Dirección General de Transporte Terrestre, en la que establece las nuevas condiciones obligatorias para los cursos de renovación del CAP, para conductores profesionales.

¿A PARTIR DE QUÉ FECHA ES OBLIGATORIO TENER UN CONTROL DE ACCESO?

Todas las autoescuelas y centro de formación que impartan el CAP, deben saber que a partir del 1 de marzo de 2021 es obligatorio disponer de un control de acceso y este debe ser exclusivamente un terminal biométrico.

¿QUÉ ES UN CONTROL DE ACCESO BIOMÉTRICO?

Es un pequeño terminal, muy sencillo y fácil de manejar, puede ser de huella dactilar, facial o similar. Reconoce la huella de la persona que va a fichar, permitiendo registrar entre otras cosas la hora de inicio y de finalización del curso, quedando los datos registrados.

¿PARA QUÉ SE NECESITA EL TERMINAL DE BIOMETRÍA?

El control de acceso que se instale en los centros de formación, servirá para controlar la asistencia al curso CAP, más concretamente la hora de comienzo y de finalización de cada jornada impartida en dicho curso, quedando grabados los datos de cada alumno. El software del terminal generará un fichero con todos esos datos.

Datos fundamentales que deben cumplir:

  • Deberán garantizar el registro de la jornada de formación.
  • Registro del horario de inicio y de finalización diario.
  • Identificador del Centro de Formación.
  • Código del curso.

¿Dónde se deben enviar los datos de los alumnos?

El fichero de registro de asistencia de cada alumno de deberá enviar al finalizar la jornada lectiva, a la Dirección General de Transporte Terrestre a través de la aplicación “Gestión de la formación de los conductores profesionales (CAP)”, disponible en la sede electrónica del Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana.

¿Cuánto tiempo deben guardarse los datos?

Los centros autorizados de formación deberán conservar los registros de cada curso durante 1 año y deberán estar a disposición de los Servicios de Inspección de Transporte.

¿Cómo actuar ante una inspección de Transporte?

Los inspectores de transporte pueden personarse en nuestro centro en cualquier momento y sin previo aviso. Estamos en la obligación de facilitarles su trabajo y darles la información que nos soliciten respecto a la nueva normativa.

El inspector comprobará el sistema de control de acceso biométrico, contrastará los registros de fichajes de la jornada o jornadas del centro con los alumnos que estén recibiendo formación en ese momento, también podrán acceder y consultar los registros de los fichajes y de los cursos impartidos por el Centro, así como exportar y descargar dichos registros.

Difusión: Club Autoescuela