Multas de la DGT en tiempo de COVID


Ya están disponibles los datos referentes a la recaudación y tipo de multa impuestas por la DGT en 2020 y fueron más de tres millones. En concreto 3,87, muchas, pero un 17,25% menos con respecto a 2019 debido a las restricciones de movilidad (rondaron el 25%) provocadas por la pandemia del coronavirus.

Según los datos a los que ha tenido acceso AEA, Automovilistas Europeos Asociados, y que han permitido realizar un informe, esto supone 10.000 multas al día.

Ranking de multas

A pesar del descenso en el número de denuncias el exceso de velocidad sigue liderando el ranking de las sanciones impuestas por la DGT, con 2.430.056 denuncias. El listado completo es este:

    1. Exceso de velocidad: 2.430.056 denuncias
    2. No haber pasado la ITV, o ser desfavorable: 434.479
    3. Conducir utilizando el móvil: 96.181
    4. Conducir sin carnet: 94.457
    5. No utilizar el cinturón de seguridad (94.417)

El análisis de los datos muestra un llamativo descenso muy significativo de las denuncias por alcoholemia y drogas, con un –55,4% y un -48,9%, respectivamente, así como las formuladas a transportistas por no respetar los tiempos de conducción y descanso (-40,%) y los excesos de velocidad captados por radares móviles de la Guardia Civil con detención “in situ” de los infractores (-44,6).

Por el contrario, aumentaron las denuncias por excesos de velocidad captados por radares móviles de la Guardia Civil sin detención de los infractores (14,4%); por conducción negligente (2,6%); y por no utilizar el casco (17%).

Multas sin descuentos

Desde AEA califican como “muy sospechoso” el incremento de un 27,6% en el número de denuncias formuladas durante el estado de alarma por la negativa de los titulares de los vehículos a identificar a los conductores que han cometido las infracciones, lo que supone tener que hacer frente al pago duplicado o triplicado del importe de las multas, en lugar de poderlas pagar con descuento del 50%.

Desde esta asociación señalan que este hecho puede tener su explicación en las dificultades de los servicios de correos para poder notificar fehacientemente las denuncias en los domicilios de los interesados, así como en la dificultad de los ciudadanos para poder presentar escritos con la identificación del conductor en los registros administrativos, por cuanto el requisito de obtener una “cita previa” en cualquier organismo oficial convierte este trámite en un “acto heroico” y casi imposible de cumplir.

Por comunidades autónomas, se han reducido las denuncias en todas las autonomías, excepto en Aragón y Castilla y León, que han experimentado incrementos del 25,6% y 23,5%, respectivamente.

A pesar de ello, en Andalucía es donde más denuncias se formularon (858.631), si bien fue en Madrid donde se detectó el mayor número de infracciones en función de la extensión de su red de carreteras (143 denuncias por kilómetro), y en La Rioja, en relación a su parque de vehículos (0,21 denuncias por vehículo).

Por el contrario, en Ceuta y Melilla fue donde se contabilizaron menos sanciones, tanto en términos absolutos (8.372), como en función del parque de vehículos (0,06 denuncias por vehículo). Castilla y León y Extremadura fueron las comunidades con menos por kilómetro de carretera (11).

Para el presidente de AEA, Mario Arnaldo “la reducción de los desplazamientos por carretera debido a las limitaciones a la movilidad impuestas para frenar su propagación han sido, sin duda, la causa fundamental de que en España se hayan formulado menos denuncias. Sin embargo, nos preocupa que en este contexto hayan aumentado muy significativamente las infracciones relacionadas con los peatones (15,5%) y con los ciclistas (66,5%), por lo que creemos muy necesaria y urgente la realización de campañas dirigidas hacia la protección de estos usuarios vulnerables.”


Divulgación: Club Autoescuela

El juicio rápido desde la perspectiva policial.


Desde la perspectiva policial el juicio rápido es una herramienta muy efectiva para una gran mayoría de intervenciones con relevancia penal.

Primeramente cabe destacar que el juicio rápido puede iniciarse, policialmente hablando, siempre que el delito sea de pena inferior a 5 años de cárcel o 10 años en otras penas, sea flagrante, instrucción sencilla o entre en un catálogo de delitos descritos en el artículo 795 de la LEcrim, iniciado mediante atestado.

En la práctica, esto permite que ante una intervención donde hay la existencia de un delito menos grave, se pueda dar trámite para citaciones en referencia a la figura de investigado detenido o investigado no detenido -Denunciado es la figura en Juicio Inmediato por Delito Leve-, es decir a la persona a la que se le imputan los hechos.

Esta decisión pertenece a la policía judicial que decide proceder su intervención en un procedimiento por juicio rápido y para que esto suceda se necesita tener un autor y un hecho que encaje en lo anteriormente narrado. Así pues, se inicia mediante atestado, donde en la práctica se procede a la citación de las partes, al investigado detenido o investigado no detenido con sus derechos legales correspondiente y su citación donde irán expresamente su obligación de comparecer en el lugar, día y hora señalado con los apercibimientos legales de no hacerlo.

¿Qué consecuencias jurídicas tiene una notificación de juicio rápido realizada por la Policía Judicial? prácticamente plenas,  pues una atribución en este procedimiento confiere a los agentes a realizar una citación obligatoria en el juzgado y cuya incomparecencia tiene consecuencias jurídicas. Además, la tipificación del delito ya va realizada por el propio agente, donde se hará constar los extremos que implican al investigado de su participación en el hecho a enjuiciar.

Por todo ello, cuando se procede con un juicio rápido es el propio agente policial quién cita formalmente y atribuye un hecho concreto al autor pero ¿Y si la tipificación no es correcta? Pues si el delito está dentro de la misma naturaleza el procedimiento rápido puede continuar, sino no y por tanto pasará a un procedimiento abreviado que será instruido por el Juez. De ahí, se desprende que la tipificación tenga un encaje lo más exacto posible teniendo en cuenta las circunstancias de la intervención.

El atestado tendrá que llevar todas las diligencias necesarias para darle una forma cronológica al hecho con las pruebas preconstituídas, aquellas que no pueden volver a reproducirse en una fase oral como por ejemplo los tickets de alcohólemia o pruebas indiciarias que son aquellas que generan un indicio que apuntan al autor como puede ser una testifical, que puede volver a reproducirse y someterse al principio de contradicción.

¿Detener o no detener? El juicio rápido tiene la gran virtud de permitir que la Policía Judicial no debe obligatoriamente proceder con la detención del autor, sino que con su citación es suficiente para dar inicio al procedimiento. En la práctica real a veces la detención no es lo más acertado, bien por falta de medios, por mayor tiempo en elaboración del atestado, más derechos que dar al detenido y por tanto mayor tiempo de intervención (un investigado no detenido NO goza de ciertos derechos que tiene un detenido, pues está en libertad y dispone de ellos) y por ello, de no ser necesario detener resulta a favor de agilizar el procedimiento.

Por eso el Juicio Rápido desde la perspectiva policial es muy eficaz en la inmediatez en la que se produce el procedimiento. Primeramente se basa en la sentencia de conformidad que se producen en el Juzgado de Instrucción, por medio de las diligencias urgentes, donde el investigado puede acordar reducción de pena, hasta un tercio de la mínima, pero de no ser el caso se pasa al juicio oral en un plazo de 15 días en el Juzgado de lo Penal, con la ventaja de que las declaraciones de los testigos son recientes a los hechos, incluida la de los agentes policiales al no estar alejadas en el tiempo, como sucede muchas veces en otros procedimientos y el Juez dictará sentencia en 3 días.

Todo ello agiliza tremendamente el tiempo necesario de la instrucción, donde los testigos pueden narrar los hechos con mayor exactitud, donde se resarce más rápido a la víctima o agraviado y donde la condena se ejecuta antes de ser el caso con una importante reducción. Por otro lado, los Agentes no tienen que comparecer en el Juzgado en un primer momento si finalmente hay pena de conformidad, pues su declaración está plasmada de cierto modo en el atestado, salvo que sean llamados como testigos para el Juicio Oral. Esto genera menos comparecencias en el Juzgado, como sería la ratificación en el atestado cuando hablamos de otro tipo de procedimientos.

Divulgación: Club Autoescuela

Pruebas Obtención CAP Inicial 2021 en Galicia


Calendario de las pruebas para la obtención del certificado de aptitud profesional (CAP), a celebrar en el año 2021 en Galicia.

  Fecha de las pruebas Plazo de presentación de solicitudes.
1ª Convocatoria Entre el 22 de marzo y el 24 de abril de 2021 Del 3 al 23 de marzo de 2021, ambos inclusive.
2ª Convocatoria Entre el 10 y el 29 de mayo de 2021 Del 23 de marzo al 12 de abril, ambos inclusive.
3ª Convocatoria Entre el 7 y el 31 de julio de 2021 Del 13 de abril al 18 de junio de 2021, ambos inclusive.
4ª Convocatoria Entre el 7 de septiembre y el 4 de octubre de 2021 Del 19 de junio al 20 de agosto de 2021, ambos inclusive.
5ª Convocatoria Entre el 20 de octubre y el 8 de noviembre de 2021 Del 21 de agosto al 10 de octubre de 2021, ambos inclusive.
6ª Convocatoria Entre el 24 de noviembre y el 18 de diciembre de 2021 Del 11 de octubre al 15 de noviembre de 2021, ambos inclusive.

En atención a la evolución de la situación sanitaria provocada por la pandemia de la COVID-19, las anteriores fechas podrán ser objeto de ulterior modificación, incluso unificando la celebración de convocatorias de examen, información que publicaría la Dirección General de Movilidad en la sección «Formación» de la web https://infraestruturasemobilidade.xunta.gal.

El contenido del examen constará de 100 preguntas tipo test, cada una de las cuales contará con cuatro respuestas alternativas, siendo las respuestas correctas valoradas con 1 punto y las erróneas se penalizarán con 0,5 puntos negativos; las preguntas no contestadas o que contengan más de una respuesta no puntuarán positiva ni negativamente. Se dispondrá de un tiempo máximo de dos horas para la realización del examen. Para aprobar, será necesario obtener una puntuación no inferior a 50 puntos.

Para inscribirse a las pruebas será necesario presentar, dentro del plazo previsto en la tabla anterior, la solicitud por vía electrónica en la sede electrónica del Ministerio de Fomento. Con esta finalidad se podrá acceder a la sede electrónica de la Xunta de Galicia, https://sede.xunta.gal, procedimiento IF310D, donde se mostrará el enlace a la sede electrónica del Ministerio de Fomento en que se deberá realizar la inscripción cubriendo los datos requeridos a tal efecto.

Junto a la solicitud se deberá presentar será el impreso de liquidación de tasas, que estará disponible en la sede electrónica de la Xunta de Galicia, https://sede.xunta.gal, o puede recogerse en la Dirección General de Movilidad, servicios de Movilidad de cada provincia, o en los departamentos territoriales de la consellería por el importe que establezca al efecto la Ley 6/2003, de 9 de diciembre, de tasas, precios y exacciones reguladoras de la Comunidad Autónoma de Galicia.

Todos los trámites administrativos que las personas interesadas deban realizar durante la tramitación del procedimiento de devolución de tasas (IF310E) deberán ser realizados electrónicamente accediendo a la Carpeta ciudadana de la persona interesada, disponible en la sede electrónica de la Xunta de Galicia.

Todos los trámites administrativos que las personas interesadas deban realizar tras la presentación de la solicitud deberán ser efectuados electrónicamente accediendo a la Carpeta ciudadana de la persona interesada, disponible en la sede electrónica de la Xunta de Galicia (https://sede.xunta.gal) con el código IF310D (anexo I) para el procedimiento de inscripción a las pruebas y con el código IF310E (anexo II) para el procedimiento de devolución de las tasas.

Sobre este procedimiento administrativo se podrá obtener información adicional en la Dirección General de Movilidad, a través de los siguientes medios:

a).-  La dirección electrónica: formacion.transportes@xunta.gal.

b).- El teléfono 881 99 50 77.

Divulgación: Club Autoescuela

El Gobierno aprueba la reforma del carnet por puntos que aumenta las sanciones por hablar con el móvil o no llevar cinturón


El Gobierno ha remitido a Las Cortes la reforma de la ley de tráfico que prevé cambios en el sistema de carné por puntos que agravará las sanciones para las conductas de riesgo como el uso del móvil al volante o la mala utilización de los elementos de seguridad.

Con el objetivo de que la reforma esté en vigor antes de que acabe el año, el Ejecutivo lo remite al Congreso de los Diputados para que inicie su tramitación parlamentaria.

Estas son las principales modificaciones que recoge el proyecto de ley:

– Aumentan de 3 a 6 los puntos a detraer por conducir sujetando con la mano el móvil. Se mantiene la multa de 200 euros y de 3 puntos de sanción si el infractor usa el móvil pero no lo tiene en la mano.

– Eleva de 3 a 4 los puntos a detraer por no hacer uso del cinturón de seguridadsistemas de retención infantil, casco y otros elementos de protección. Además, incorpora como causa de la pérdida de esos puntos el hecho de no hacer uso de los mismos de forma adecuada.

– Unifica en un plazo de dos años el tiempo que habrá de transcurrir sin cometer infracciones para recuperar el saldo inicial de 12 puntos, siempre que no se haya perdido todo el saldo.

– Se castiga con 3 puntos poseer en el vehículo mecanismos de detección de radares o cinemómetros.

– Suprime la posibilidad de que turismos y motocicletas puedan rebasar en 20 km/h los límites genéricos de velocidad en las carreteras convencionales cuando adelanten a otros vehículos.

– Se podrán recuperar 2 puntos del carné por la realización de cursos de conducción segura certificados por la DGT. No obstante, la recuperación de esos puntos no será efectiva hasta que entre en vigor la regulación de las condiciones que deben cumplir tales cursos.

– Utilizar dispositivos de intercomunicación no autorizados en los exámenes de conducir se considerará una infracción muy gravesancionada con 500 euros y 6 meses sin poder presentarse de nuevo.

Las empresas de transporte de personas y de mercancías podrán acceder “online” al registro de conductores para conocer si el permiso de conducir de sus trabajadores está vigente o no. Solo se informará en rojo (no en vigor) o verde (si). 

Divulgación: Club Autoescuela