A qué velocidad multan los radares


Los radares de velocidad utilizados por la DGT poseen un margen de error antes de sancionar a los conductores, que puede variar en función de vía.

Son muchas las leyendas urbanas sobre los radares de velocidad de la DGT que circulan por internet. Y una de las más extendidas es la velocidad a la que realmente multan estos cinemómetros. Bien es cierto que la ley apunta que sólo 1 kilómetro por hora por encima del límite, ya es sancionable. Sin embargo estos radares poseen un margen de error de algunos kilómetros por hora, que les impide medir con total precisión la velocidad en todas circunstancias, como por ejemplo, lluvia o niebla…

Últimamente han salido a la luz algunos casos de multas anuladas a algunos conductores por una incorrecta aplicación de este margen. Estos casos han afectado a diferentes tipos de radares, entre los que se incluyen, por ejemplo, los «foto-rojo» instalados en los semáforos. Y eso que, en este caso, los radares utilizan el tiempo que transcurre desde que el semáforo pasa de verde, a ámbar y posteriormente rojo para calcular la sanción.

¿Qué margen de error tienen los radares móviles?

En los situados en vías con velocidad máxima inferior a 100 km/h, se aplicará un margen de 7 km/h ‘extras’ respecto al límite de velocidad en caso de que el instrumento sancionador sea un radar móvil. Por ejemplo, en carreteras con un límite de 50 kilómetros por hora, los radares no comenzarán a multar hasta los 58 km/h ‘reales’, para garantizar que se ha cumplido con el margen de error. En carreteras con un límite de 80 km/h multarían desde 88 km/h.

A partir de este punto, se aplica un margen de error de un 7%, pasando de un límite de error por velocidad a porcentaje. Lo que calculando, nos lleva a que en vías con el límite situado en 110 km/h, la sanción se hará efectiva a partir de los 117,7 km/h, y para los de 120 km/h será a partir de 128,4 km/h, siempre hablando de velocidad real, ya que el marcador de los vehículos también incluye un margen de error de algunos kilómetros por hora.

El por qué de estos márgenes es debido a que a bajas velocidades, al radar le cuesta más detectar la velocidad mientras se circula. Mientras que, el porcentaje para mayores velocidades, se establece por que los radares actuales tienen un error máximo permitido de entre el 3% y el 7% de los más antiguos, lo cual beneficia claramente al conductor sancionado.

¿Qué margen de error tienen los radares fijos y el Pegasus?

La legislación vigente establece que en caso de los radares fijos, con funcionamiento a través de ondas o láser, el margen se sitúa en 5 km/h para velocidades inferiores a 100 km/h, y de un 5% por encima de esta. Por contrario, para el radar utilizado por el conocido helicóptero Pegasus, el margen de error se situará en un 10%

Difusión: Club Autoescuela

Qué hacer si chocas con un vehículo sin asegurar


En España existen más de 2,6 millones de vehículos sin seguro, que se ven involucrados en unos 22.000 siniestros cada año. ¿Qué debes saber y hacer si sufres un golpe contra uno de estos automóviles? 

En el fichero FIVA (Fichero Informático de Vehículos Asegurados constan 31,77 millones de vehículos ) y en el de la DGT (34,43 millones), por tanto en 2019 existían en España 2,65 millones de vehículos dados de alta pero sin seguro: el 7,7 % del parque nacional. La normativa española reguladora del sector señala que todo vehículo dado de alta debe contar con la cobertura de un seguro de Responsabilidad Civil Obligatoria, con independencia de que se use o no.

De esos 2,65 millones de vehículos, 1,8 millones son turismos; 0,4 millones son furgonetas y camiones; 0,3 millones vehículos de dos ruedas; y 0,05 millones vehículos agrícolas. Cada año se imponen cerca de 130.000 sanciones a estos vehículos (el doble de las que se ponen por conducir ebrio y bajo los efectos de las drogas), y de media se producen unos 22.000 accidentes en los que estos vehículos están implicados.

¿Sabrías qué hacer si tienes un golpe con un vehículo que no tiene seguro?

Con tu smartphone, saca fotos de los coches implicados en el golpe antes de apartarlos de la calzada, y de la señalización que pudiera afectar a la culpabilidad de una de las partes: por ejemplo, si existe un semáforo que alguno se haya saltado, si algún vehículo invadió otro carril o una glorieta, etc. Toma fotos también de la matrícula de la parte contraria para poder identificar el vehículo en caso de que el conductor no tenga seguro y en el peor de los casos decida darse a la fuga. 

Comprueba si hay algún herido o existen posibles lesiones: si es así o sospechas de que puede haberlos, llama enseguida al 112 para comunicar el accidente. Te preguntarán por la ubicación del siniestro y sobre la situación de los posibles heridos, en función de esta información enviarán a los servicios médicos más cercanos.

Si existen heridos, por norma general desde el 112 también enviarán una patrulla de la policía local o de la Guardia Civil para que realice un atestado del accidente. Si han acudido los servicios sanitarios puedes utilizar el parte amistoso para dar cuenta de lo ocurrido y presentarlo a tu aseguradora, el punto 24 permite incluir información sobre las lesiones de los heridos y si han recibido asistencia sanitaria, incluso si la parte contraria no tiene seguro.

Si no hay heridos, pero la parte contraria no tiene seguro, llama a la policía local (092) si el accidente tuvo lugar en poblado o a la Guardia Civil (062) si sucedió en carretera. Realizarán el atestado del accidente y multarán al contrario con hasta 2.800 euros por no llevar seguro.

Una vez tengas el contacto de los testigos que hayan presenciado el accidente, si ha acudido una patrulla de la policía o Guardia Civil a realizar un atestado, dáselos a los agentes. Pueden serte de mucha utilidad si el contrario y tú mantenéis discrepancias sobre lo ocurrido, incluso si acabáis en los tribunales. Ten en cuenta que los ocupantes de tu vehículo, al considerarse parte interesada, no podrán servir como testigos.

En un golpe ‘normal’ (en el que ambas partes cuenten con seguro) es siempre importante intercambiar con el contrario sus datos, de forma que las aseguradoras puedan alcanzar un acuerdo e indemnizar o arreglar los vehículos lo antes posible.

En caso de que la parte contraria no tenga seguro, esto es mucho más importante. Si el accidente fue culpa del contrario con el coche sin asegurar, a ti te indemnizará el Consorcio de Compensación de Seguros, este organismo en caso de accidentes con vehículos desconocidos o que no se hayan podido identificar, sólo te indemnizará por los daños personales que puedas tener pero no por los materiales. Además, esta indemnización correrá a cargo de tu aseguradora, que sólo te indemnizará si tu seguro es a todo riesgo.

Por tanto si el vehículo contra el que chocaste no está asegurado, da un parte del accidente a tu aseguradora (antes de siete días y utilizando el parte amistoso), esta siempre que cuentes con cobertura de reclamación de daños, reclamará tu indemnización al Consorcio de Seguros (902 222 665 / www.consorseguros.es)

Si no tienes contratada la cobertura de reclamación de daños que ofrece la mayoría de las aseguradoras, tendrás que reclamar tú mismo al Consorcio de Seguros que será quien te abone la indemnización correspondiente.

El Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) es un organismo público privado que cubre las indemnizaciones, por daños materiales y personales, en accidentes en los que se vean involucrados vehículos robados o identificados no asegurados. El Consorcio está sujeto a las normas que rigen para el resto de aseguradoras, por lo que a efectos prácticos deberá abonarte la indemnización en los 40 días naturales siguientes desde que reciba la notificación del accidente».

Consorcio de Compensación de Seguros

En definitiva, el consorcio en el ámbito del seguro de responsabilidad civil de automóviles y como asegurador, asume la cobertura obligatoria de los vehículos a motor no aceptados por las entidades aseguradoras, así como la de los vehículos a motor del Estado, Comunidades Autónomas, Corporaciones Locales y Organismos Públicos que lo soliciten.

El Consorcio indemnizará también los daños en los supuestos de vehículo causante desconocido, sin seguro o robado; o en casos en que la Entidad aseguradora hubiera sido declarada en quiebra, en suspensión de pagos o se encontrara en situación de insolvencia con liquidación intervenida o asumida por el propio Consorcio. En determinados supuestos, también reembolsará las indemnizaciones satisfechas a los perjudicados residentes en otros Estados del Espacio Económico Europeo por los respectivos organismos de indemnización.

Además, el Consorcio está encargado de la gestión del Fichero Informativo de Vehículos Asegurados (FIVA), aparte de actuar como Organismo de Información en los supuestos de siniestros ocurridos en un Estado distinto al de residencia del perjudicado.

Como asegurador directo, corresponde al Consorcio, dentro del ámbito territorial y hasta el límite cuantitativo del aseguramiento obligatorio, hacerse cargo de la indemnización cuando se produzcan daños a terceros causados por un vehículo asegurado en el Consorcio.

Es importante que se presente la solicitud de indemnización cuanto antes en la Delegación del Consorcio, a fin de que un perito pueda valorar los daños materiales. Puede consultar la documentación a presentar en el apartado de solicitud de indemnización.

Como responsable subsidiario de la cobertura, corresponde al Consorcio, dentro del ámbito territorial y hasta el límite cuantitativo del aseguramiento obligatorio, hacerse cargo de la indemnización cuando se produzcan daños, en las circunstancias que a continuación se especifican:

Límites cuantitativos del aseguramiento obligatorio de la responsabilidad civil ocasionada por la circulación de vehículos automóviles

Artículo 4. de la Ley sobre Responsabilidad Civil y seguro en la circulación de vehículos a motor, aprobado por Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre y modificado por la Ley 21/2007, de 11 de julio.

Los importes de la cobertura del seguro obligatorio serán:

  • En los daños a las personas, 70 millones de euros por siniestro, cualquiera que sea el número de víctimas.
  • En los daños en los bienes, 15 millones de euros por siniestro.

Los importes anteriores se actualizarán en función del índice de precios de consumo europeo, en el mismo porcentaje que comunique la Comisión Europea para la revisión de los importes mínimos recogidos en el apartado 2 del artículo 1 de la Directiva 84/5/CEE del Consejo, de 30 de diciembre de 1983, relativa a la aproximación de las legislaciones de los Estados miembros sobre el seguro de responsabilidad civil que resulta de la circulación de vehículos automóviles. A estos efectos, mediante resolución de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones se dará publicidad al importe actualizado.

Si la cuantía de las indemnizaciones resultase superior al importe de la cobertura del seguro obligatorio, se satisfará, con cargo a éste, dicho importe máximo, y el resto hasta el montante total de la indemnización quedará a cargo del seguro voluntario o del responsable del siniestro, según proceda.

Divulgación: Club Autoescuela

Hoy en día, según indica GANVAM, el 20% de los vehículos en España está conectado, y la tendencia es que esta cifra no pare de crecer en los próximos años.


Las razones son muchas: mejora de la seguridad, de la fluidez del tráfico en las ciudades, reducción de emisiones, etc. Pero las implicaciones también, ya que esto supondrá un aumento exponencial de los datos, que tendrán que ser manejados, compartidos, protegidos y analizados, todo ello en tiempo real, lo que supone contar con infraestructuras y tecnologías de conectividad y de tratamiento de datos preparadas y fiables.

En este evento, ambas compañías abordarán cómo pueden las flotas de vehículos utilizar la conectividad para mejorar su negocio. Además, se mostrará el papel de las soluciones para vehículos y neumáticos conectados a la hora de mejorar la seguridad, la sostenibilidad y la productividad de las organizaciones. Todo ello bajo un prisma práctico, con ejemplos de casos de uso reales y escuchando el testimonio de diversas empresas.

Nuevos servicios basados en datos de los vehículos

En el webinar también se hablará de las tendencias en el mercado y de cómo las soluciones de movilidad pueden ayudar a ofrecer nuevos servicios basados en los datos del vehículo, así como a personalizar la solución telemática para que se adapte a las necesidades específicas de cada negocio.

En la actualidad, las soluciones telemáticas incorporan funcionalidades muy potentes que ofrecen a las empresas más información y control sobre sus operaciones, como la optimización de pedidos, la integración con software de terceros, integración con  cámaras, neumáticos conectados y mucho más. Además, la conectividad no es sólo para  grandes empresas, las PYMES también se pueden beneficiar y rentabilizar sus negocios desde el primer momento.

Los beneficios son muchos. Por ejemplo, una mayor seguridad en carretera mediante la mejora del estándar de conducción al monitorizar el estilo al volante y reducir excesos de velocidad o maniobras bruscas, o mediante el uso de inteligencia artificial para avisar al conductor en el caso de que se detecte cansancio al volante.  O la reducción de la huella medioambiental, al emitir menos gases contaminantes con una conducción más ecológica y disminuyendo el kilometraje, o al dimensionar la flota de forma adecuada y analizar qué vehículos de combustión pueden sustituirse por modelos eléctricos.

Y, por supuesto, una mejora de la productividad, al optimizar la comunicación entre el personal en carretera y la oficina, automatizar la gestión de órdenes y de las tareas administrativas, así como la planificación del mantenimiento.

Puedes registrarte en el seminario online “Futuro y realidad del vehículo conectado: 5 tendencias que transformarán tu negocio” pulsando en este enlace.

Divulgación: Club Autoescuela

Desde el 1 de junio está en vigor la nueva revisión del Manual de Procedimiento de ITV, que incluye los cambios reglamentarios necesarios para adecuar la ITV a las nuevas tecnologías.


Desde AECA-ITV explican las principales diferencias que notarán los conductores que vayan a las estaciones desde esta misma semana:

  • Cambio en la gravedad del efecto de no funcionamiento del ABS cuando no es obligatorio llevarlo: Pasará de ser un defecto leve, a uno grave si el ABS presenta algún tipo de fallos.
  • El desprendimiento de los espejos retrovisores también se considerará defecto grave.
  • Se establece la posibilidad de comprobar los datos del permiso de circulación por medio del Registro General de Vehículos de la DGT.

Señalar que los defectos graves generan un rechazo de la inspección e inhabilitan al vehículo para circular por las vías públicas excepto para su traslado al taller.

El Brexit y la ITV

En el manual se incluyen también los cambios que ha traído el Brexit. Así, en el caso de los vehículos procedentes de Reino Unido que se quieran matricular en España con posterioridad al 31 de diciembre de 2020, se considerarán vehículos procedentes de terceros países. Por consiguiente, estos vehículos requerirán cumplir con los requisitos necesarios para la matriculación y deberán llevar a cabo los trámites de importación necesarios.

Protocolo anti Covid-19

Asimismo, se mantienen las medidas de higiene y prevención en las estaciones de ITV para garantizar un lugar seguro tanto para los usuarios como para los trabajadores. Uno de los principales cambios que se introdujeron el pasado año en las ITV como consecuencia del coronavirus tiene que ver con la prueba de emisión de gases. Para reducir las posibilidad de contagio, la lectura OBD ha quedado limitada a determinados vehículos, ya que esta prueba requiere acceder al habitáculo del vehículo por parte del inspector.

Divulgación: Club Autoescuela