Nuevo modelo de seguridad vial para reducir los accidentes de tráfico


El Consejo de Ministros ha modificado de manera sustancial la legislación vial con el objetivo de reducir un 50 % el número de fallecidos y heridos graves en accidentes de tráfico. Entre las medidas destacan que aumenta el número de puntos que se pierden por conducir con una mano en el móvil y se reduce la velocidad para circular dentro de las ciudades.

El Gobierno pretende “salvar vidas”, según ha explicado el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y generar un nuevo modelo de seguridad vial alineado con la política de la Unión Europea (UE) y las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para lo que reforma el texto refundido de la Ley sobre Tráfico. 

La norma sanciona más los comportamientos de riesgo e impulsa los cursos de conducción segura que permitirán recuperar 2 puntos. En la rueda de prensa al término del Consejo de Ministros, Marlaska ha insistido en que es necesario modificar el carné con puntos “para mantener su eficacia”, dado que desde 2006 las distracciones son la principal causa de los accidentes.

Móvil al volante

Con estos cambios legislativos, conducir sujetando con la mano un móvil implica perder 6 puntos (antes eran 3). 

Casco y cinturón de seguridad

No hacer uso del cinturón, el casco o el sistema de retención infantil supone restar 4 puntos (antes se perdían 3). Además, es sancionable el mal uso de estos elementos (por ejemplo, llevar el casco o el cinturón de seguridad sin abrochar) porque las consecuencias negativas para la seguridad del conductor son las mismas.

Detectores de radares

Llevar en el vehículo mecanismos de detección de radares o cinemómetros ahora es una infracción grave que conlleva 500 euros de multa y la pérdida de tres puntos. Hasta ahora solo se sancionaba por su uso, pero ahora se multará por su mera tenencia porque muchos conductores los desactivaban ante un control de tráfico.

Velocidad en las ciudades

La velocidad del tráfico en las ciudades se limita entre 20 y 50 kilómetros por hora. El Reglamento General de Circulación fija la velocidad en 30 km/h en vías urbanas de un único carril por sentido de circulación, cifra que baja hasta 20 km/h en las que dispongan de plataforma única de calzada como las calles peatonales donde el pavimento es homogéneo sin diferenciar aceras. La velocidad puede elevarse a 50 km/h en calles o avenidas de dos o más carriles por sentido.

Estos límites no se aplicarán hasta pasados seis meses de la publicación en el Boletín Oficial del Estado, para que los ciudadanos los conozcan y para que las administraciones públicas dispongan de un plazo suficiente para adaptar la señalización.

Patinetes con certificado

La norma regula los llamados “vehículos de movilidad personal”, definidos como vehículos de una o más ruedas dotadas de una única plaza y propulsados por motores eléctricos con una velocidad máxima entre 6 y 25 km/h, esto es, los patinetes y similares. 

Así, tienen prohibido circular por las aceras y zonas peatonales. Tampoco podrán hacerlo por vías interurbanas, travesías, túneles urbanos, autopistas y autovías. Tendrán que cumplir las normas de circulación como el resto de vehículos.

Deberán disponer de un certificado de circulación que acredite que cumplen con los requisitos técnicos contemplados en el manual de características que se aprobará mediante resolución del Director General de Tráfico.

Esta definición excluye a los vehículos para personas con movilidad reducida.

Cuidado al adelantar

La reforma suprime la posibilidad de que turismos y motocicletas puedan rebasar en 20 km/h los límites de velocidad en las carreteras convencionales cuando adelanten a otros vehículos. La supresión de esta medida, que ya había sido eliminada en el resto de países de la UE “refuerza el mensaje de que la maniobra de adelantamiento conlleva un riesgo de colisión frontal”, según Interior.

Recuperar los puntos

La reforma da la posibilidad de recuperar 2 puntos del carné por realizar los cursos de conducción segura certificados por la Dirección General de Tráfico. Una orden ministerial desarrollará sus requisitos y condiciones.

Para recuperar el saldo inicial de puntos, habrán de transcurrir dos años sin cometer infracciones, hasta ahora el periodo variaba en función de la gravedad de la infracción.

Sin copiar en el examen de conducir

Cometer fraude en los exámenes de conducir utilizando dispositivos de intercomunicación no autorizados se considera una infracción muy grave. La sanción será de 500 euros y penalización de 6 meses sin poder presentarse al examen.

Carné de moto

La nueva norma especifica los equipos de protección obligatorios que tienen que llevar los aspirantes en las pruebas de destreza y de circulación para la obtención de los permisos de moto.

Transportistas

Las empresas de transporte de personas y de mercancías tendrán acceso online al registro de conductores para que puedan conocer si el permiso de conducir de sus trabajadores está vigente o no. Solo se informará en rojo o verde según si está vigente o no.

La reforma del Reglamento General de Conductores rebaja a 18 años la edad exigible para poder conducir camiones. En cualquier caso, deberán aprobar el Certificado de Aptitud Profesional (CAP) con 280 horas de formación.

En el caso de los autocares, se reduce a 18 años solo en el caso de transporte sin pasajeros y en un radio máximo de 50 kilómetros. Para el transporte de pasajeros será necesario tener al menos 21 años y el CAP con 280 horas de formación. 

Establece la posibilidad de que personas con problemas asociados al sistema locomotor puedan acceder a dichos permisos de conducción, tras una valoración individualizada.

Furgonetas

Se amplía de 3.500 kg a 4.250 kg el peso de las furgonetas que se pueden conducir en territorio nacional con el permiso B para el transporte de mercancías, solamente cuando el incremento de la masa se deba a los nuevos sistemas de propulsión.

¿Cuándo entrarán en vigor los cambios?

Por lo general, lo harán a partir del 2 de enero de 2021, aunque con algunas excepciones.

La modificación de las velocidades en zonas urbanas estarán vigentes a los seis meses de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) para que los ciudadanos los conozcan de forma adecuada y para que las administraciones públicas tengan tiempo para adaptar la señalización. 

La obligación de los patinetes de disponer de un certificado será de aplicación a los veinticuatro meses de la publicación del manual que detalle las características en el BOE. 

Difusión: Club Autoescuela

Los carnets de conducir extranjeros en España


Disponer de un permiso de conducir en España puede ser imprescindible para muchos trabajadores extranjeros, residentes o simplemente turistas. 

Explicamos cómo funciona en nuestro país el canje de los carnets de conducir extranjeros.

¿Qué permisos de conducir son válidos en España?

 En España se puede conducir con los siguientes permisos de conducir (siempre que estén en vigor) :

  • Los carnets de conducir españoles
  • Los carnets de conducir de los países de la Unión Europea (UE) y y el Espacio Económico Europeo (Islandia, Liechtenstein y Noruega).

Además, en determinadas condiciones, son también válidos para conducir en España los siguientes permisos de conducción:

  • Los permisos de conducción nacionales de otros países que estén expedidos de conformidad con los convenios internacionales (Anexo 9 de la Convención de Ginebra, Anexo 6 de la Convención de Viena, etc).
  • Los nacionales de otros países que estén redactados en castellano o vayan acompañados de una traducción oficial del mismo.
  • Los reconocidos en particulares convenios internacionales en los que España sea parte y en las condiciones que se indiquen en los mismos.
  • La validez de estos permisos, estará condicionada a que se hallen dentro del período de vigencia, su titular tenga la edad requerida en España para la obtención del permiso español equivalente. Se podrán utilizar esos carnets siempre que no haya transcurrido el plazo de seis meses, como máximo, contados desde que sus titulares adquieran su residencia normal en España. Transcurrido dicho plazo, los carnets dejan de tener validez para conducir en España, y, si sus titulares desean seguir conduciendo, deberán obtener el permiso español superando las pruebas existentes, salvo que haya un convenio con el país que expidió el permiso y sea posible su canje por el permiso español correspondiente.

A continuación explicamos el procedimiento del canje o convalidación de los carnets de conducir.

El canje de los carnets

Existen mecanismos para que el carnet de conducir extranjero se cambie por el carnet de conducir español y en consecuencia poder conducir en España sin tener que sacarse de nuevo el permiso. Este cambio se denomina “canjear el carnet”, y tiene un procedimiento distinto según el país del carnet que se quiera canjear. Existen otros canjes para casos más específicos como los diplomáticos y los conductores profesionales de países sin convenio.
 
Para los canjes es necesario pedir cita previa en la DGT (+ info)  o en el teléfono de información 060.

1.  Los carnets de la Unión Europea  y el EEE en España

Los carnets europeos tienen validez mientras que estén en vigor, siempre que el conductor tenga la edad legal española para usar ese carnet en España. Obviamente si ese carnet está retirado o sancionado sin conducir, tanto en España como en su país de origen no se podrá conducir con dicho carnet. Si se viene a España de turista, se puede conducir con el carnet europeo que se tenga, sin realizar ninguna gestión.

Si se reside en España, se asignarán unos puntos para la aplicación del carnet por puntos, y la necesidad de canjearlo dependerá de si el carnet caduca o no:

  • En el caso de ser un carnet que no caduque (como el alemán) o que caduca dentro de más de 15 años, será necesario canjear el carnet de conducir a los 2 años de residir en España
  • En el caso de ser un carnet que caduca en menos de 15 años, entonces se podrá canjear si se quiere o se podrá utilizar hasta que caduque y entonces se podrá renovar mediante un procedimiento llamado renovación del permiso comunitario, y entonces se renovará en España, y se entregará un carnet de conducir español.

Suele ser muy útil canjear el permiso, ya que si caduca, la mayoría de países exige volver al país a renovarlo, pero si se ha canjeado por el español, se podrá renovar en España al ser ya un carnet español. Otra opción es la inscripción del carnet en el Registro de conductores de la UE o EEE, y en caso de robo o extravío se podrá pedir un duplicado en España, sin tener que ir al país de origen.

Para realizar el canje es necesario:

  • El impreso oficial (+ info)
  • NIE o pasaporte en vigor
  • El permiso que se quiere canjear (original y fotocopia)
  • Una fotografía actualiza, tamaño carnet 32x26mm
  • Declaración por escrito de no estar privado del derecho a conducir y de que no se tiene otro carnet de conducir
  • El pago de una tasa de 28,30 euros (tasa en 2018)

Para más información se puede consultar la página de la DGT (+ info).


2.  Canje del carnet de conducir de países no comunitarios (Andorra, Corea, Japón, Suiza y Mónaco)

Con estos carnets se podrá conducir como turista durante 90 días con el carnet del país y el carnet internacional de conducir. Si se reside en España se podrá conducir hasta 6 meses después de la obtención del NIE, también con el carnet internacional. Pasados estos 6 meses no se podrá conducir, y será necesario tener canjeado el carnet (no es válido si simplemente está en trámite de canje).

El canje del carnet de estos países no se puede hacer con los carnets que sean posteriores a la firma del Convenio con cada país, y se hubieran obtenido una vez se era ya residente legal en España. Solo en el caso de Corea se permite que se haya obtenido después de ser residente legal.
 
Para este tipo de canjes el conductor tiene que pedir cita previa, se solicita el canje y la Administración Española se pone en contacto con la correspondiente Administración del país del carnet que se quiere canjear, para confirmar que el carnet es válido, que está en vigor y qué permisos se tienen.
 
Algunos países tardan muchos meses en contestar, por lo que el procedimiento de canje se puede alargar. Debido a este hecho es recomendable pedir el canje en cuanto se tenga el NIE, para ver si el canje se puede finalizar antes de que pasen 6 meses. Ya que si pasan 6 meses desde que se obtuvo el NIE no se podrá conducir hasta que se tenga canjeado el carnet.
 
Para realizar el canje es necesario:

  • El impreso oficial (+ info) 
  • NIE o pasaporte en vigor
  • Reconocimiento psicotécnico
  • El permiso que se quiere canjear (original y fotocopia)
  • Una fotografía actualiza, tamaño carnet 32x26mm
  • Declaración por escrito de no estar privado del derecho a conducir y de que no se tiene otro carnet de conducir
  • En el caso de Japón la traducción oficial del carnet
  • En el caso de Corea la traducción oficial del carnet hecha por la Embajada o el Consulado
  • El pago de una tasa (2018) de 28,30 euros

Para más información se puede consultar la página de la DGT (+ info)

3.  Canje del carnet de países con Convenio

España tiene Convenio firmado con Argelia, Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, Filipinas, Guatemala, Macedonia, Marruecos, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Serbia, Túnez, Turquía, Ucrania, Uruguay y Venezuela, para el reconocimiento y canje de los permisos de conducción.
 
Con el carnet de estos países se podrá conducir como turista durante hasta 90 días con el carnet del país de origen acompañado por el carnet internacional de conducir. Si se está residiendo en España se podrá conducir con el carnet del país y el carnet internacional hasta 6 meses después de la obtención del NIE. Pasados estos 6 meses no se podrá conducir, y será necesario tener canjeado el carnet (no es válido si simplemente está en trámite de canje). Este canje eso sí no se puede hacer si el carnet es posterior a la firma del Convenio y ya se era residente legal en España.
 
Para este tipo de canjes el conductor tiene que pedir cita previa. Primero se solicita el canje y la Administración Española se pone en contacto con la correspondiente Administración del país del carnet que se quiere canjear, para confirmar que el carnet es válido, que está en vigor y qué permisos se tienen.

Algunos países tardan muchos meses en contestar, por lo que el procedimiento de canje se puede alargar. Debido a este hecho es recomendable pedir el canje en cuanto se tenga el NIE, para ver si el canje se puede finalizar antes de que pasen 6 meses. Ya que si pasan 6 meses desde que se obtuvo el NIE y aún no se ha canjeado el carnet, no se podrá conducir hasta que se finalice el canje.

Para realizar el canje es necesario:

  • El impreso oficial (+ info) 
  • NIE o pasaporte en vigor, o documentos que demuestren la residencia legal en España.
  • Reconocimiento psicotécnico
  • El permiso que se quiere canjear (original y fotocopia)
  • Una fotografía actualiza, tamaño carnet 32x26mm
  • Declaración por escrito de no estar privado del derecho a conducir y de que no se tiene otro carnet de conducir
  • El pago de una tasa de 28,30 euros si no hay que realizar pruebas prácticas, y 90,30 si hay que hacerlas.

Los canjes de los carnets de conducir A1, A, B y EB se realizan directamente. Para el resto de permisos hay que realizar algunas pruebas, dependiendo del país. Las pruebas se pueden ver en la hoja informativa.

Para más información se puede consultar lapágina de la DGT (+ info)  y su hoja informativa en pdf (+ info)

4. Canje del permiso de conducción de países no comunitarios sin convenio para conductores profesionales

En el caso de conductores profesionales de países con los que no hay convenio, se puede realizar el canje de su carnet de conducir con los siguientes requisitos:

  • Poder acreditar que se ha estado contratado como conductor profesional por una empresa legalmente establecida o con sucursal en España,  por un tiempo no inferior a seis meses.
  • No haber estado privado del derecho a conducir vehículos de motor y ciclomotores, ni hallarse sometido a suspensión o intervención administrativa de su permiso.
  • Superar una prueba de control de aptitudes y comportamientos en circulación en vías abiertas al tráfico.  (+información).

Despido de un camionero que dio positivo en cannabis


La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha confirmado la procedencia del despido de un camionero que dio positivo en cannabis en un control de la Guardia Civil, aunque no mostró síntomas de estar bajo los efectos de esta droga en el momento de la denuncia. La sentencia estima así el recurso presentado por la empresa de transportes contra la resolución de un juzgado de Palencia que concluyó que el cese no estuvo suficientemente motivado.

A diferencia del juez de instancia, el tribunal considera que el trabajador cometió una falta laboral grave por el mero hecho de consumir una sustancia «totalmente prohibida». Además, entiende que «con su actitud negligente» puso en serio peligro la seguridad del resto de conductores y quebró la confianza que depositó en él la compañía.

Test aleatorio

Los hechos ocurrieron el día 31 de mayo de 2019 sobre las 8:30 de la mañana cuando el actor, que se encontraba cubriendo la ruta Madrid-Valladolid con un camión de gran tonelaje, recibió el alto de dos agentes de la Benemérita para ser sometido a un test aleatorio de alcohol y drogas. El transportista dio negativo en alcohol, pero positivo por consumo de estupefacientes. De hecho, se le hallaron trazas de THC (tetrahidrocannabinol), el principio activo de la marihuana.

En la denuncia constan tres detalles fundamentales para el desarrollo del caso: que el hombre no presentaba la sintomatología propia de estar bajo los efectos de la droga; que asumió la multa sin pedir una segunda prueba y que el camión fue inmediatamente inmovilizado.

Después de tener conocimiento de este episodio, la dirección de la empresa procedió a la apertura de un expediente disciplinario que concluyó, cinco días más tarde, con el cese fulminante del trabajador sin derecho a indemnización. En su carta de despido la compañía argumentó que el chófer había vulnerado el Acuerdo General para las Empresas de Transportes y Mercancías, que contempla como una falta laboral muy grave «la imprudencia o negligencia en acto de servicio si implicase riesgo de accidente o peligro de avería para la maquinaria, vehículo o instalaciones».

Riesgo de accidente

El hecho de dar positivo en cannabis no supone exactamente haber conducido bajo sus efectos ya que, a diferencia del alcohol, esta droga permanece en sangre varios días después de ser consumida. Sin embargo, el TSJ de Castilla y León, no entra a valorar si el trabajador reunía o no las condiciones óptimas para estar al volante. Para los ponentes lo verdaderamente fundamental es que el demandante decidió tomar drogas y, con ello, asumió el riesgo de que «tal ingesta le provocase una alteración en sus condiciones y aptitudes». A partir de ahí, la Sala da por hecho que produjo una amenaza para la seguridad vial.

«Es claro que la inmovilización del vehículo viene determinada por el riesgo implícito que para la circulación supone que una persona conduzca con presencia de drogas en su organismo, conllevando peligro de accidente. Entendemos por tanto que, atendidas las circunstancias fácticas, concurren todos los requisitos para que se declare procedente el despido.

El fallo contrasta con una reciente resolución del TSJ de las Islas Baleares sobre un caso muy parecido. En concreto, en marzo de 2019, el tribunal balear declaró nulo el cese de un conductor de autobús que dio positivo en cannabis tras sufrir un accidente en el que falleció un motorista. En esta ocasión, los magistrados consideraron que la prueba de THC no era suficiente «para acreditar que [el trabajador] se encontraba bajo los efectos de esa sustancia» y «ni siquiera para determinar cuándo consumió por última vez».

Lista de medicamentos prohibidos y que pueden dar falso positivo en un control de carretera


 Automovilistas Europeos Asociados (AEA) ha realizado un listado de los medicamentos que pueden dar positivo en un control de drogas. En casi todos estos casos, se trata de medicinas que solo pueden ser tomadas bajo prescripción médica, pues su composición puede estar hecha con principios activos similares o pueden contener elementos químicos que pueden reaccionar ante los controles de las autoridades, provocando un falso positivo.

En la actualidad, para detectar la presencia de drogas en el organismo durante un control para su posterior análisis, se realiza una prueba salival mediante un dispositivo autorizado. Pero, según explica AEA, algunos medicamentos de prescripción habitual pueden tener una estructura parecida a las drogas que detecta el aparato y pueden provocar falsos positivos en estas pruebas. Es decir, un positivo en drogas sin haberlas consumido.

AEA indica que, en todos los casos, se trataría de positivos en orina y que los compuestos de estos medicamentos pueden dar falsos positivos a anfetaminas, metilanfetaminas, metadona, opiáceos, fenciclidina, barbitúricos, canabinoides y benzodiacepinas. Este es el listado completo de AEA:

– Bromfeniramina (Ilvico)
– Bupropion (Zyntabac, Elontril)
– Clorpromazina (Largactil)
– Clomipramina (Anafranil)
– Dextrometorfano (Romilar)
– Difenhidramina (Bisolvon antitusivo compositum y otros)
– Doxilamina (Cariban, Dormidina y otros)
– Ibuprofeno
– Naproxeno
– Prometazina (Actithiol antihistamínico, Fenergan expectorante)
– Quetiapina (Seroquel)
– Ofloxacino (Surnox)
– Ranitidina
– Sertralina
– Tioridazina
– Trazodona (Deprax)
– Venlafaxina
– Verapamil

Desde hace unos años, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha ido más allá y ha prohibido el uso de una serie de medicamentos al volante. Se trata de aquellos que causan, entre otros efectos, somnolencia, confusión, alteraciones visuales, pérdida de reflejos, baja concentración, euforia o agresividad. Los riesgos de coger el volante bajo sus efectos son evidentes, pero existe gran desconocimiento entre la sociedad. Estos son los principales, según Mapfre:

– Lorazepam
– Alprazolam
– Lormetazepam
– Metamizol sódico
– Metformina
– Tramadol

La ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial informa sobre la prohibición de conducir con la presencia de drogas en el organismo, pero excluye aquellos medicamentos que tienen prescripción médica y con una finalidad terapéutica, siempre y cuando no afecte a la conducción.fármacos y conducción

Si un conductor da positivo en el test de drogas, pero su conducción no se ve afectada puede recibir una sanción de 1.000 euros y 6 puntos de carnet. La pena por conducir imprudentemente bajo los efectos de las drogas va desde los 3 a 12 meses de prisión, además de la retirada del carné entre 1 y 4 años.