Renovar el carnet de conducir: plazos, documentación


Si tienes que renovar el carnet de conducir, no lo dejes pasar hasta el último momento. No hacerlo en tiempo y forma puede acabar por comportar una sanción si conduces sin él. Aquí encontrarás todo lo que has de saber sobre plazos y requisitos.

A veces se pueden producir olvidos que acarrean multas. Por eso, hay que estar atento para no llevar un carnet de conducir caducado encima, aunque no llevarlo encima, puede ser causa de multa.

Como indica la Dirección General de Tráfico en su página web el plazo de vigencia del carnet de conducir tipo B es de 10 años hasta que se cumplen los 65. A partir de ese momento, se debe renovar cada 5 años. Para el resto de clases, la vigencia es de 5 años hasta los 65, que pasa a ser de 3 años.

¿Cuándo y cómo he de renovar el carnet de conducir caducado?

Lo primero es no esperar a tener el carnet caducado. El plazo para renovar el carnet de conducir comienza desde los tres meses anteriores a la fecha de caducidad indicada en el propio documento. Antes será imposible realizar los trámites de renovación.

El proceso se puede hacer por dos vías. Por un lado, están los Centros Médicos Autorizados, que hacen las pruebas de Aptitud Psicofísica y además realizan todos los trámites con Tráfico. Para hacer la renovación por esta vía necesitarás:

  • DNI o pasaporte en vigor (para extranjeros se requiere la autorización de residencia, el documento de identidad del país o el Pasaporte y el Certificado de Inscripción en el Registro Central de Extranjeros)
  • El test de Aptitud Psicofísica superado.
  • Recibo del pago de las tasas.
  • La fotografía se realizará en el mismo centro.Otra opción es realizar el trámite en Tráfico. En la Jefatura Provincial nos pedirán el impreso oficial, el informe de Aptitud Psicofísica, el DNI, Pasaporte o Tarjeta de Residencia para extranjeros, una fotografía de carnet.

¿Hay motivos para que no me renueven el carnet de conducir?

Por el momento, no existe una edad tope a partir de la cual no se nos renueve el carnet. Los únicos motivos que pueden impedirlo es dejar de cumplir los requisitos, es decir, enfermedades que provoquen incapacidad par ello, como alteraciones agudas de la capacidad visual, trastornos serios del sistema nervioso central y otras condiciones que supongan un riesgo para el poseedor del carnet y el resto de conductores.

En otros casos puede limitarse la prorrogación del carnet sin un informe médico que lo autorice o reducir los plazos de caducidad por debajo de lo normal, de modo que el conductor tenga que pasar por valoraciones médicas.

¿Hay límite de tiempo para la renovación de un carnet de conducir caducado?

Pero ¿qué pasa si el documento ya ha caducado? La ley no indica un plazo posterior a la caducidad del carnet de conducir. En este caso debes saber que si conduces con el documento caducado te puedes enfrentar a una multa de 200 euros. Pero el simple hecho de haber superado la fecha de caducidad no implica sanción si no vas al volante, así que puedes acudir a Tráfico o directamente al centro médico autorizado para realizar el proceso.

Hay que estar atentos al plazo para renovar el carnet de conducir, y sobre todo, de la fecha de caducidad. Cuando lo renueves te llegará directamente a casa, y mientras tendrás un resguardo que debes llevar cuando conduzcas.

Renovar el carné de conducir tras el estado de alarma

Cuando la situación vuelva a la normalidad, tu licencia estará técnicamente caducada, por lo que tendrás ponerte al día en tus obligaciones.

Según la información publicada por el Ministerio del Interior en el BOE, los usuarios dispondrán de hasta sesenta días naturales para renovarlo una vez finalizado el estado de alarma.

Cabe recordar que, en una situación normal, el plazo comienza desde los tres meses anteriores a la fecha de caducidad indicada en el propio documento (antes es imposible realizar los trámites de renovación).

La vigencia de los permisos está condicionada a que el titular no haya perdido totalmente sus puntos y a que mantenga los requisitos exigidos para su otorgamiento.

Puedes consultar, de manera telemática, el estado de tramitación en el que se encuentra tu permiso

Recuerda que si eres titular de un permiso español y tienes tu residencia habitual en otro Estado miembro de la Unión Europea, o estás residiendo temporalmente allí como estudiante (durante un periodo mínimo de seis meses), la renovación de tu permiso deberás hacerla en el Estado en el que estés residiendo. Pregunta a la administración nacional del país donde resides para que te informen de como debes realizar el trámite.

Del mismo modo, si tienes un permiso de conducir extranjero de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo y necesitas renovarlo, el trámite que debes realizar es el de renovación de permisos de conducir comunitarios y del Espacio Económico Europeo.

Igualmente el período de vigencia de las diversas clases de permiso podrá reducirse si, al tiempo de su concesión o de la prórroga de su vigencia, se comprueba que su titular padece enfermedad o deficiencia que, si bien de momento no impide aquélla, es susceptible de agravarse.

Causas que impiden la renovación:

  • a) La privación por resolución judicial del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores.
  • b) La intervención; medida cautelar o suspensión del permiso o licencia, tanto se hayan acordado en vía judicial o administrativa.

    ¿Qué medios tienes para hacer el pago?

    1. Por internet, a través de nuestra aplicación de pago de tasas. A la hora de confirmar la compra necesitarás un certificado digital o DNI electrónico en vigor.

    Puedes pagar con tarjeta de crédito o débito de una entidad financiera adherida al pago de tasas con tarjeta, o con cargo en cuenta bancaria. Ten en cuenta que has de ser titular, cotitular o estar autorizado en tu banco para que autoricen el cargo del importe del pago de las tasas.

    El pago electrónico puedes hacerlo antes de ir a realizar el trámite y luego descargar el justificante de la tasa abonada donde puedes encontrar el número de tasa número de la tasa Ayuda para poder aplicarla a dicho trámite.

    En este caso, si tienes algún problema, te sugerimos que revises la configuración de tu equipo.

    2. Presencialmente:

    • En cualquier Jefatura u Oficina de Tráfico con cualquier tarjeta de crédito o débito. Puedes pagar directamente a la hora de realizar el propio trámite. Recuerda que no admitimos el pago en efectivo en nuestras oficinas.
    • En cualquier entidad financiera adherida al pago de tasasPuede elegir entre hacerlo en efectivo o con cargo en cuenta bancaria. En este caso, tendrás que completar un formulario de autoliquidación conforme el modelo 791.

    El modelo 791 puedes conseguirlo en la Jefatura de Tráfico o por internet, a través de la misma aplicación de pago electrónico de tasas y descarga de modelo 791 , sin necesidad de certificado electrónico.

    La aplicación generará tres ejemplares: uno para ti, otro para la Administración y uno para la entidad financiera colaboradora. Tienes que imprimirlo y seguir los siguientes pasos:

    1. Consigna en la parte inferior la cuenta bancaria en la que desees que se realice el cargo correspondiente. Recuerda que esta forma de pago es exclusiva para el pago de tasas y con cargo en cuenta y en efectivo.
    2. Tras el pago, la entidad financiera se quedará con la hoja “Ejemplar para la Entidad colaboradora” y te entregará las otras dos con la firma o sello autorizado, o validación mecánica de la entidad.
    3. Posteriormente, deberás presentar en las ventanillas de las oficinas de Tráfico, el “Ejemplar para la Administración” debidamente validado.

    En ese momento, el gestor de la oficina de Tráfico te entregará las tasas correspondientes pagadas en la Entidad por el Banco, para poder aplicarse en los trámites oportunos. El “Ejemplar para el interesado” sirve de justificante de pago realizado ante la entidad financiera.

    Debes tener en cuenta: cada formulario de autoliquidación 791 dispone de un número de justificante que se repite en los tres ejemplares. Tienes que descargar los tres ejemplares del formulario cada vez que desees realizar un pago, ya que los números de justificante son únicos.

    Los modelos 791 no se pueden fotocopiar, ni presentar varias veces; solo podrás usarlo una vez por el importe del mismo y para adquirir las tasas en él indicadas.

    Normativa reguladora:

    La solicitud para realizar la renovación o debe hacerla el titular del permiso o cualquier persona autorizada en su nombre.

    Para realizar la autorización a otra persona que actúe en tu representación, puedes designar un representante a través de nuestro Registro de apoderamientos.

    También puede personarse siempre que disponga de un documento firmado por el interesado donde le autorice a realizar la solicitud, y donde exprese su carácter gratuito. Para ello descarga y rellena el modelo de autorización de la DGT “Otorgamiento de representación”.

    Si el trámite lo va a realizar otra persona en su nombre, en el momento de solicitar la cita previa en el 060, se debe indicar el DNI del interesado y también el de la persona autorizada.

Los Códigos del Carnet de Conducir


En caso de que tengas alguna limitación o restricción a la conducción –alguna enfermedad o discapacidad- tráfico lo indica en tu carnet de conducir.

Lo hace al dorso del mismo, en la parte inferior y mediante un código numérico o alfanumérico que representa la limitación o restricción que sufres a la hora de ponerte al volante. Así, los códigos indican desde la obligación de llevar gafas a la necesidad de contar con un sistema de acelerador controlado mediante la mano, pasando por la imposibilidad de conducir de noche o hacerlo a más de una velocidad determinada.

Estos códigos se han armonizado, mediante una Orden Ministerial, con la normativa de la Unión Europea, se actualizan automáticamente cuando renuevas tu carnet, ya sea porque expire su vigencia o porque lo actualices al sacarte cualquier otro permiso de conducción.

Códigos del Carnet de Conducir

Instalar una cámara en el coche puede conllevar una multa de 1.500 euros


La Agencia de Protección de Datos sanciona con esta cantidad a un ciudadano que colocó un dispositivo de grabación en la parte trasera de su vehículo por violar el derecho a la intimidad de los viandantes.

Es una tendencia global. Cada vez hay más conductores alrededor del mundo que deciden colocar una pequeña cámara de alta definición conectada a una tarjeta de memoria (dashcam) en el interior de sus coches para registrar todo lo que ocurre mientras van al volante. El objetivo es utilizar esas imágenes como prueba en caso de multa o accidente y despejar cualquier duda en un futuro proceso judicial.

Estos dispositivos, que pueden encontrarse en el mercado por menos de 100 euros, comenzaron a popularizarse en países con una alta tasa de siniestralidad, como Rusia donde su uso no solamente es legal, sino que además es obligatorio para reducir los intentos de fraude a las aseguradoras y depurar responsabilidades. De hecho, estos gadgets se han hecho muy famosos por nutrir las redes sociales con cientos de videos virales en los que pueden verse impactantes choques e infracciones de tráfico de todo tipo.

En España no hay ninguna normativa específica que impida o castigue llevar una dashcam en el choche. Ahora bien, al estar en la frontera entre las grabaciones privadas y la videovigilancia, su utilización puede dar lugar a importantes sanciones, dependiendo de cómo y dónde sean ubicadas. Así lo demuestra una reciente resolución de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) que multa con 1.500 euros a un vecino de Toledo que instaló uno de estos aparatos en parte trasera de su automóvil, enfocando hacia la calzada.

Espacio público

Según consta en el expediente sancionador, fue una patrulla de la Guardia Civil la que detectó la presencia de un dispositivo de grabación en la bandeja del maletero del automóvil cuando éste se encontraba aparcado en la vía pública. En concreto, se trataba de una cámara de 360 grados de la marca Xiaomi My Home Security que permite ser controlada con una aplicación y visionar las imágenes directamente desde un teléfono móvil.

Teniendo en cuenta el atestado y el reportaje fotográfico facilitados por los agentes, la AEPD considera probado que el denunciado poseía un sistema de videovigilancia en el interior de su automóvil orientado hacia el espacio público “sin causa justificada” y que, por tanto, incumplió el artículo 5.1 del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Este precepto establece, en esencia, que los datos personales captados por cualquier tipo de sistema de grabación serán “adecuados, pertinentes y limitados a lo necesario en relación con los fines para los que son tratados”.

En este sentido, la AEDP argumenta que el control del tráfico y el espacio público es una competencia exclusiva de las fuerzas policiales y, aunque reconoce el derecho de cualquier persona a captar imágenes en la calle, entiende que hacerlo de forma continuada vulnera el derecho a la intimidad de los viandantes. Especialmente cuando no hay un motivo concreto, como ocurrió en este caso.

Cartel informativo

El escrito recuerda que cualquier cámara a bordo debe orientarse “preferentemente hacia el espacio particular”.  Es decir, hacia el interior del coche, evitando “controlar zonas de tránsito”. Por otro lado, indica que necesariamente se tendrá que advertir a todas las personas que puedan ser grabadas con un cartel informativo, incluso en el caso de que se trate de cámaras “simuladas” o disuasorias, dado que “pueden llegar a sentirse intimidadas”. Dos requisitos que aparentemente chocan con el propósito con el que estos aparatos son normalmente instalados: para registrar lo que ocurre en la calzada y desvelar la identidad de aquellos conductores o peatones que cometan ilegalidades.

Las infracciones del RGPD llevan aparejadas multas de hasta 20 millones de euros o del 4% de la facturación, en caso de que la infractora sea una empresa. Sin embargo, en el presente expediente la presidenta de la AEPD, Mar España, aclara que dada la gravedad de los hechos “se considera acertado imponer una sanción inicial de 1.500 euros, situada en la escala más baja para este tipo de comportamientos”. Contra la resolución ahora cabe recurso judicial por la vía contencioso-administrativa.

SANCIONES POR MANIPULAR LA CÁMARA EN MARCHA

La Dirección General de Tráfico (DGT) advierte en un reciente informe que la manipulación de la daschcam con el coche en marcha supone una infracción del artículo 11 del Código de Circulación, que obliga al conductor a estar atento a la carretera. Al igual que otro tipo de distracciones al volante, como llamar por teléfono, introducir una dirección en el GPS o sintonizar la radio, configurar un dispositivo de grabación supone una distracción y un grave riesgo de sufrir un accidente sancionado con 200 euros y 3 puntos del carné de conducir. Además, en base a ese mismo artículo, el conductor puede ser multado hasta con 100 euros si se comprueba que la ubicación de la cámara dificulta su campo de visión o supone una interferencia para la conducción.

Codificado de Infracciones de Tráfico de la DGT (19/02/2020)


L.S.V. y REGLAMENTO GENERAL DE CIRCULACIÓN.

Gobierno de España.

Dirección General de Tráfico

Comparativa de Sanciones entre la Ley de Seguridad Vial y el Reglamento General de Circulación

Difusión: Club Autoescuela