Transportes comunica al Defensor del Pueblo que permitirá la formación online en los CAP Continua e Inicial


El Ministerio de Transportes comunica al Defensor del Pueblo lo siguiente:

1.- Durante el COVID-19:

En los cursos de CAP inicial (280 o 140 horas) y en los cursos de CAP Continua (35h) se permitirá la modalidad de aula virtual.

2.- De forma definitiva, con la trasposición de la Directiva (UE) 2018/645:

Se amplían los objetivos/contenidos que pueden impartirse en la modalidad de teleformación en los cursos de CAP inicial, que en el borrador publicado del RD sólo contemplaban un 10% del total de horas.

Se permitirán 12 horas de teleformación en los cursos de CAP Continua, que en el borrador publicado del RD contemplaban 0 horas del total de 35 h del curso.

Ambas medidas son fundamentales tanto para prevenir contagios como para modernizar la formación incorporando metodologías y tecnologías que posibilitan el aprendizaje interactivo, flexible, accesible y más atractivo para el potencial alumnado. Los beneficios de la nueva decisión del Mitma son muchos pero se pueden resumirse en los siguientes:

Beneficios para los conductores:

Además de una mayor protección ante el COVID-19: menor exposición al riesgo de contagio, tanto durante las clases como en los desplazamientos a los centros de formación destacan los siguientes beneficios:

  1. España Vaciada: mayor facilidades de acceso a la formación en las zonas despobladas donde no existen centros o están muy alejados.
  2. Conciliación familiar: las formaciones suelen realizarse en fin de semana o tiempos de descanso de los transportistas dificultando la convivencia familiar.
  3. Brecha Digital: nos subimos al tren europeo de las competencias digitales en momentos de tendencias en la que la documentación del transporte será electrónica.
  4. Innovación: facilidad de incorporación de metodologías innovadoras virtuales atractivas.
  5. Aprendizaje activo: interacción y retroalimentación de lo aprendido.
  6. Recursos virtuales ilimitados: posibilidad infinita de incorporar productos digitales.
  7. Flexibilidad horaria, de lugar y de tiempo: de libre elección por parte del transportista en función de su disponibilidad, etc.
  8. Ahorro: en gastos de desplazamiento y en tiempos de trayecto.
  9. Barreras de acceso a la profesión: facilidad de acceso a la formación CAP y por tanto al desempeño profesional.
  10. Expectativas y necesidades: los conductores apoyan en más de un 90% la modalidad de teleformación frente a la presencial (datos Estudio

Beneficios para las empresas de transporte:

  1. Modernización: la mejora de la formación de los conductores facilitará el avance en los procesos de digitalización e innovación de las empresas.
  2. Brecha entre oferta y demanda de conductores: el aumento de conductores cualificados permitirá cubrir la necesidad de estos profesionales.

Beneficios para la enseñanza de los conductores:

  1. Seguimiento del alumno: los entornos virtuales permiten una atención más individual y sus numerosos registros facilitan la acción de tutoría de los alumnos.
  2. Mejora metodológica: la continua innovación en Tic,s del mercado permiten enriquecer las plataformas de virtuales con sus nuevas herramientas.
  3. Actualización de contenidos: se facilita la actualización permanente e inmediata de los contenidos de los cursos.

Ya sólo queda esperar que la publicación de los RD que regularán las formaciones de nuestros conductores y conductoras se realice en el plazo más breve posible por lo que desde AT Academia del Transportista seguimos solicitando la máxima celeridad en estos cambios normativos.

La gran apuesta por regular la modalidad de teleformación en el CAP continua supondrá facilitar la permanencia de trabajadores en el sector; la mejora de sus condiciones laborales; el avance en los procesos de digitalización e innovación de las empresas que deben facilitarles esta formación continua y la incorporación de habilidades digitales en la cualificación de los trabajadores para, de este modo, introducirles en el paradigma del aprendizaje permanente, que haga del Transporte un sector innovador, sostenible, moderno y con futuro.

Difusión: Club Autoescuela

Así funciona CAPA. Se premia con más tiempo de examen a las autoescuelas con mejor porcentaje de aprobados.


En el primer trimestre de 2021, la DGT tendrá implantado en todas las jefaturas provinciales el sistema CAPA, un algoritmo que permite ajustar y “repartir la capacidad de examen de cada jefatura provincial –explicó María José Aparicio, subdirectora de Formación de la DGT en un seminario web– entre la demanda de las autoescuelas de la zona. Es un gran esfuerzo de la DGT para responder a las necesidades del sector”, añadió.

Bolsa y capacidad

CAPA parte del concepto “bolsa”, entendido como el número total de alumnos con el examen teórico aprobado en los dos últimos años para el B (o con la prueba de destreza aprobada, para el resto de permisos) –que son los que se pueden presentar a la prueba práctica–, expresado en minutos, ya que el examen, en función del permiso al que se opta, dura 30 minutos (B), 35 (A) o 50 (C y D).

La capacidad de examen la fija la Instrucción de Calidad de la DGT en base al número de examinadores de cada jefatura (12 pruebas del permiso B por examinador y día). Con esta cifra y habiendo determinado un ciclo para que las autoescuelas puedan presentar a examen –fijado en un mínimo de 5 y un máximo de 15 días hábiles, a determinar por cada jefatura provincial–, se asigna a cada escuela de conductores el número de alumnos que puede presentar en función del porcentaje de estos que dicha escuela tiene en la Bolsa. Así, a una autoescuela con el 50% de los alumnos en bolsa, se le da el 50% de la capacidad de examen de la jefatura por ciclo.

Factor de corrección

Para evitar distorsiones en la bolsa y que un alto índice de suspensos otorgue mayor capacidad de examen, la DGT ha añadido un “factor de corrección”. Este compara el porcentaje de aprobados en examen de circulación del permiso B de cada escuela con la cifra general de aprobados del centro de examen y ‘premia’ con más tiempo –en definitiva, alumnos– a aquellas cuya cifra de aprobados supere la media y resta tiempo, a quienes tengan una cifra inferior a dicha media (ver ejemplo).

Para ello, este algoritmo actualiza todos sus datos (alumnos en bolsa, porcentaje de aprobados en primera convocatoria, etc.) cada 15 días, de forma que las disfunciones sean mínimas. No obstante, las autoescuelas de nueva creación no tienen factor de corrección hasta pasados 3 meses de su puesta en marcha, ya que no tienen suficientes datos del porcentaje de aptos en primera convocatoria hasta pasar ese período.

Reservas y recuperación

CAPA es un algoritmo que admite modificaciones y mejoras constantes. Por ejemplo, María José Aparicio (DGT) comentó que “en algunas provincias se observó que algunas escuelas no cubrían la cantidad de alumnos que CAPA les asignaba, por lo que, de acuerdo con las jefaturas provinciales, se habilitó un sistema de reserva”.

“Una de las máximas de la DGT –explica Mª José Aparicio– es optimizar al máximo nuestra capacidad. No queremos perder capacidad de examen”. Así, el Sistema de Reservas de CAPA permite a las escuelas de conductores, una vez asignado el tiempo (y alumnos) de examen, a presentar a aquellos “alumnos que crea que están preparados y que no han podido presentar porque CAPA no les ha asignado tiempo suficiente”.

Estos alumnos en reserva serán examinados, en caso de que haya tiempo sobrante porque haya escuelas que no presenten a todos los alumnos asignados. Además, recientemente se ha habilitado la “recuperación de minutos”. Por ejemplo, si una autoescuela a la que se han asignado 180 minutos presenta 6 alumnos del permiso B, no le sobraría tiempo; pero si presentara solo alumnos del C, solo podría presentar 3 alumnos y ‘perdería’ 30 minutos (con 2 C y 2 B, solo perdería 20 minutos). Para recuperar esos minutos se acude en primer lugar al Sistema de Reservas, si no hubiese reservas se acumularían a la capacidad del ciclo posterior de la escuela que los ha perdido.

Pero, para ser justos con esas escuelas que ‘pierden’ minutos, esas autoescuelas tienen prioridad a la hora de asignar reservas, a las que seguirán, en dicha asignación, las demás escuelas por orden del ciclo. Cuando se llega al límite de la capacidad de examen, se guarda el dato para comenzar la asignación del siguiente ciclo por esa escuela. No obstante, esta asignación de reservas es configurable por cada jefatura provincial, que puede priorizar también el examen de determinado tipo de permisos.

Un ejemplo práctico

Un ejemplo práctico ilustra cómo reparte CAPA la capacidad de examen de una jefatura provincial y cómo afectaría el factor de corrección en función del porcentaje de aptos de dicho centro de examen. Así, una autoescuela (A) que tuviera en la bolsa 505 alumnos –el 51% de la Bolsa– se le otorgaría la mitad de la capacidad de examen (200/2= 101). Pero como su porcentaje de alumnos aptos está 4 puntos por encima de la media del centro de exámenes (46% frente a 42%) su capacidad se vería incrementada en un 3,6% y se le otorgarían 105 plazas.

Ciclo: 5 días

• Capacidad: 200 pruebas
• Bolsa total: 1.000
• Porcentaje aptos centro de examen: 42%

CAPA
Se trata de adecuar la capacidad de examen de cada autoescuela.

Divulgación: Club Autoescuela

El Ministerio de Transportes se abre a introducir la formación on-line, dadas las medidas de protección de la salud necesarias por la pandemia.


Las medidas de protección contra la covid-19 están modificando radicalmente múltiples aspectos de la vida cotidiana.

En el ámbito de la formación se multiplican las iniciativas para potenciar la formación a distancia, con el fin de evitar agrupaciones de personas en espacios reducidos durante tiempos prolongados para evitar contagios.

Sin embargo, en el transporte no se han introducido medidas de este tipo, pese a la virulencia con que está golpeando el patógeno, pese a que diversas organizaciones empresariales vienen reclamando desde hace tiempo estas modificaciones para facilitar la formación en un sector que sufre una acusada falta de profesionales formados, especialmente en algunas categorías como la de conductor profesional.

Ahora, parece que las cosas están a punto de cambiar, ya que Benito Bermejo, subdirector general de Gestión, Análisis e Innovación del Transporte Terrestre, ha anunciado que el Ministerio está revisando toda la normativa relativa a la próxima convocatoria de ayudas para permitir que la formación en modalidad on-line tenga cabida en el régimen de ayudas a la formación de los profesionales del sector del transporte de mercancías por carretera e incluir nuevas especialidades formativas.

Divulgación: Club Autoescuela

Fenadismer quiere que el curso de renovación del CAP pueda hacerse on-line


Pide a Transportes que permita la realización de los cursos de renovación del CAP on-line, como ya se hace en Italia.

Entre otras medidas de las adoptadas para contener la expansión de la pandemia del coronavirus, se ha reducido el aforo de los centros de formación, donde se imparten los cursos para la renovación obligatoria del CAP que cada cinco años deben actualizar los conductores profesionales.

Hasta ahora, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana se ha resistido a que la formación CAP en España se pudiera impartir de modo telemático, amparándose en que la normativa europea reguladora no lo prevé.

Frente a ello, Fenadismer estima que Transportes debería permitir la formación en modalidad virtual, al menos mientras dure la crisis sanitaria, en línea con lo que aplica este mismo Departamento a la marina mercante.

Según los cálculos de la patronal, «aproximadamente unos 100.000 conductores han de ser formados anualmente, con el agravante este año de que, tras la paralización total de la actividad formativa durante el primer estado de alarma, se prorrogó la vigencia de sus títulos habilitantes por un período de siete meses».

En consecuencia, como indica la organización empresarial, «se incrementado de forma importante la demanda de este tipo de cursos al acumularse los conductores profesionales que por fecha les vence su habilitación con los que se les prorrogó por el estado de alarma».

Así mismo, Fenadismer señala el ejemplo de Italia, que ha permitido facilitar que la formación CAP pueda impartirse en las actuales circunstancias sanitarias en la modalidad on-line en una parte importante del contenido formativo, para permitir mayor facilidad en su realización y reducir las posibilidades de contagio entre los alumnos.

Divulgación: Club Autoescuela