Robots autónomos AMR para hacer frente a los picos de demanda en almacén


Los robots móviles autónomos (AMR por sus siglas en inglés) se están convirtiendo en un elemento clave en la logística interna de los almacenes y plantas ligados al e-commerce. La automatización de los procesos exige la optimización de los recursos, incluido el del personal humano, y los robots móviles se perfilan como la mejor solución para mejorar la productividad de la operativa de almacén.

Un robot AMR está pensado para automatizar el transporte de material de un punto de recogida a uno de entrega. Su objetivo es aumentar la productividad de la empresa delegando en ellos los trabajos rutinarios y repetitivos que no aportan valor productivo.

Los robots AMR se diferencian principalmente de los robots AGV por su mayor flexibilidad, economía de explotación y rápidos de instalar.

Un ejemplo de implantación de AMRs es la empresa china de paquetería urgente ZTO Express que ha introducido en su centro logístico de Hangzhou el robot móvil autónomo Mini Yellow, desarrollado por LiBiao Robot, para afrontar el incremento de paquetes que llegaban a las instalaciones.

La actividad diaria no era suficiente para justificar la introducción de un sistema automatizado de clasificación de cintas transversales. Por ello, se evaluaron tecnologías alternativas para cubrir los picos de demanda, como el Día del Soltero.

En 2020, se registraron unos 580.000 pedidos por segundo en los momentos de mayor intensidad, lo cual llevó a contratar personal temporal para cumplir con los objetivos previstos, con el consecuente aumento de los costes operativos.

ZTO Express, que tiene entre sus clientes a Alibaba, PDD y JD.com, cuenta con una red de socios altamente escalable para la recogida de los paquetes y las entregas de última milla, dedicando sus mayores esfuerzos a las tareas de clasificación y transporte que tienen lugar entre ambos procesos.

Ahora, ha mejorado su operativa con 20 Mini Yellow que operan en una plataforma simple, sobre una superficie de menos de 50 m². Los paquetes se colocan en el primer robot disponible, se escanea el código de destino y la información se transmite al bot, que se desplaza a lo largo de la mesa y deposita el paquete en la estación correspondiente para el empaquetado.

Hasta el momento, en estas instalaciones se procesaban entre 10.000 y 50.000 paquetes diarios. Sin embargo, estos nuevos AMR pueden procesar alrededor de 2.000 paquetes por hora, e incluso se podrían introducir más unidades para aumentar la capacidad a 7.000 paquetes por hora.

Además del evidente ahorro en los costes de mano de obra, pues solamente se necesita un trabajador, ofrece una rápida recuperación de la inversión y una gran flexibilidad. En este sentido, se pueden introducir robots adicionales cuando se necesiten y la tecnología es portátil, lo que significa que los sistemas se pueden intercambiar entre centros.

Divulgación: Club Autoescuela

El carnet de conducir en el móvil y otras ventajas de la ‘DGT virtual’


La nueva web del organismo permite pagar multas, solicitar un duplicado del carnet de conducir o pedir un informe de vehículo, entre otros trámites.

Ya era posible tener el carnet de conducir en el móvil y ahora la relación con la DGT puede llevarse a distancia. Desde finales de diciembre, la mayor parte de los trámites relacionados con los vehículos, los permisos de conducción o las sanciones están disponibles en la sede digital de Tráfico y no es necesario acudir para casi nada a las jefaturas provinciales.

La DGT resume así su intención: se trata de comunicarse con la administración de forma “más cómoda, más rápida y con las mismas garantías que si se hiciera de modo presencial”.

Una manera implícita de dejar patente la validez de la app miDGT, que desde marzo de 2020 permite llevar en el móvil el carnet de conducir, la documentación del coche y la acreditación del seguro RCO.

La sede electrónica de la DGT empezó a funcionar a finales de 2019 con la inclusión de algunas gestiones administrativa, pero la crisis del coronavirus y el confinamiento general aceleraron la digitalización de muchos servicios. Con el último impulso, que incluye una mejora en la “accesibilidad y usabilidad de la sede”, Tráfico pretende “organizar mejor la información de los trámites y procedimientos digitales” y “ofrecer información y servicios personalizados”, en palabras del gerente de Informática de la DGT, Miguel Martín.

La sede electrónica del organismo facilita gestiones como la solicitud de un duplicado del carnet de conducir, el pago las multas, la tramitación de una baja temporal del vehículo o la mera comprobación del saldo o del historial de detracciones y suma de puntos, con indicación de las correspondientes referencias a los expedientes y a las infracciones cometidas. “El objetivo es que para 2021 la práctica totalidad de nuestros procedimientos no requieran desplazamientos presenciales”, añade Martín. Estos son los trámites disponibles ahora.

Trámites disponibles

  • Relacionados con el vehículo: a través de la sede digital de Tráfico, los usuarios pueden, por ejemplo, realizar transferencias (esto es, cambiar la titularidad del coche) o solicitar un informe de vehículo, recomendable cuando se va a comprar un coche de segunda mano y se quiere conocer su historial. Asimismo, la sede permite comunicar a la DGT del conductor habitual del vehículo, tramitar las bajas definitivas y temporales (y su alta posterior, en este caso), solicitar un duplicado de la documentación del vehículo y hacer un cambio de domicilio fiscal.
  • Relacionados con el carnet de conducir: los conductores pueden consultar su saldo de puntos, solicitar un duplicado del permiso por pérdida o robo, inscribirse en cursos de recuperación de puntos, pedir un certificado de puntos y realizar un cambio de domicilio para las notificaciones.
  • Sanciones: la sede digital de Tráfico también está habilitada para pagar las multas e identificar al conductor en caso de sanción por radar, así como para tramitar reclamaciones.
  • Otros trámites: pago de tasas; solicitud de cita; consulta de distintivo medioambiental; adquisición de la pegatina medioambiental; presentación de comunicaciones y consulta de notas de exámenes.

Para acceder a los servicios necesitas un certificado digital:

*Fabrica Nacional de Moneda y Timbre CERES
*Cl@ve
*E-DNI

Divulgación: Club Autoescuela

CityQ, el coche-bicicleta eléctrica


CityQ es otra forma de entender la movilidad urbana. Se trata de una bicicleta eléctrica desarrollada por una startup noruega, CityQ AS. La bicicleta evita las inclemencias del tiempo y tiene mayores posibilidades de carga que una e-bike, de ahí que sus creadores la llamen “Car-eBike”. Cuenta con un motor de 250 W para asistir al pedaleo. Sin embargo, los pedales no están directamente conectados al tren de tracción.

Aunque el vehículo parezca un automóvil pequeño, no ocupa más espacio que un scooter. Al igual que con la bicicleta eléctrica, el conductor tiene que pedalear; sin embargo, carece de cadena, engranajes, o cambio, porque las funciones correspondientes las realiza un tren de transmisión controlado por software. Como parte de esta plataforma de software, CityQ incluye una aplicación para abrir, bloquear o ubicar la e-bike.

El caso es que el vehículo sí puede aportar beneficios a la movilidad urbana. Según explica la propia compañía, la micro movilidad inteligente cambiará el transporte urbano en los próximos 10 años. Es la forma para que las ciudades reduzcan el tráfico de automóviles contaminantes. El transporte urbano será más limpio con vehículos eléctricos ecológicos, con un mayor enfoque en la conectividad y con servicios en la nube.

Es innegable que en los países nórdicos el tiempo no favorece a los ciclistas, de donde es originaria CityQ. Las consignas de la propia empresa, sobre la “Car-eBike“, van en ese sentido, como el resto de sus beneficios en cuestión de logística. Así lo explican:

  • “Creemos en la libertad de ciclismo durante todo el año;
  • CityQ te hace repensar lo que puede ser una bicicleta: combinando la comodidad de un automóvil y los beneficios de una bicicleta;
  • Estamos reinventando la movilidad urbana con una e-bike con capacidad y comodidad similares a las de un automóvil;
  • Entendemos lo frustrante que puede ser pasar tiempo entre el tráfico de los automóviles, los autobuses y el metro abarrotado;
  • CityQ: está desarrollado para hacer que el ciclismo sea cómodo para todos, independientemente del clima, el tráfico de automóviles y las regulaciones de estacionamiento”.

CityQ ofrece comodidad y tecnología similares a las de un automóvil. Está pensada para para los desplazamientos urbanos diarios y cumple con las regulaciones europeas para e-bikes. Se puede conducir tanto en carriles para automóviles como para bicicletas y no requiere permiso de conducir.

El precio total de CityQ es 7450 euros, sin IVA

La bicicleta incorpora un potente motor de 250 W que permite alcanzar una velocidad máxima de 25 km/h. Además, cuenta con dos baterías, que se pueden cargar en casa, y que dan una autonomía de entre 70 y 100 km. El vehículo mide 87 cm de ancho, 155 cm de alto y 222 cm de largo. Su peso es de unos 70 kg y puede soportar hasta 300 kg de carga.

La bici tiene capacidad para transportar niños de manera segura, incluso equipaje adicional. Pero también ofrece las ventajas de su personalización: se puede configurar para transportar 2 adultos; un adulto y dos niños; o carga.

Divulgación: Club Autoescuela

Los nuevos coches sin volante


¿Les suena el nombre de Kyocera? Seguramente es por la fotocopiadora profesional del trabajo, pero desde luego no del automóvil. Sin embargo, el Kyocera Moeye es un automóvil… un tanto especial. De aspecto retro, interior minimalista y tecnología dinámica de vanguardia.

No busquen mandos, ni siquiera escamoteados. No tiene volante, ni pedales, ni palanca de cambio; todos brillan por su ausencia… porque es un coche autónomo de nivel 4. El tablero es una inmensa pantalla táctil y basta en teoría introducir la destinación y que sea lo que Kyocera quiera mientras puedes dedicarte a otra cosa -leer, hablar por móvil, dormir o gozar del infoentretenimiento o ver el paisaje- porque él solito te lleva sólo al destino por el camino más corto y/o rápido.

El estilo exterior corresponde a los años ’20 y ’30, la época de los grandes carroceros y de las formas aerodinámicas, en el sentido de que se buscaba la mínima resistencia al avance. Están elegidas para llamar la atención sobre el verdadero propósito del coche: mostrar el potencial de la electrónica a bordo.

¿Ver el paisaje a través de la pantalla? Bueno, no tiene retrovisores, ni luneta posterior. Los pasajeros -claro, aunque uno este sentado a la izquierda no podemos llamarle conductor- pueden gozar el verlo ya sea en la pantalla o bien a través de un asistente virtual que proyecta imágenes sobre el parabrisas. Y por supuesto con un sistema audio basado en elementos eléctricos para conseguir una ‘inmersión intensiva’.

Éstas y muchas otras cosas que nos depara el futuro y Kyocera nos muestra sus tecnologías sobre control electrónico y automatismos que pueden ser aplicadas al mundo del automóvil.

¿Características técnicas? Nada que decir, no tienen interés porque lo importante es mostrar las posibilidades que ofrece un sistema de automatismo de nivel 4, no las prestaciones, ni la potencia, ni si es tracción delantera, trasera o total. Después de todo, un coche autónomo estará programado para respetar los límites de velocidad, así que la potencia del motor es algo secundario y el placer o la sensación de conducir no existe… sustituida por el placer de viajar o de gozar de ‘tiempo libre’.

Divulgación: Club Autoescuela