La CETM reclama medidas de urgencia para combatir la escasez de transportistas


La Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) ha reclamado a través de un comunicado de prensa, que se tomen medidas urgentes con el objetivo de hacer frente a la escasez de conductores profesionales, haciendo más atractiva la profesión por parte del Gobierno y las Comunidades Autónomas.

La escasez de conductores profesionales es un problema que vive actualmente el sector del transporte en todo el mundo. Además, ahora se ha intensificado al haber dejado atrás los momentos más difíciles de la pandemia y que la recuperación económica va encauzándose.

De esta forma, Reino Unido ha sido uno de los primeros países en notar este efecto, de modo que muchas tiendas y supermercados están sufriendo problemas de desabastecimiento por no haber suficientes conductores profesionales. En este sentido, por su parte, Estados Unidos también está experimentando esta escasez de transportistas y las empresas buscan conductores en el extranjero ante el aumento de los pedidos online.

Esta situación podría trasladarse a España en poco tiempo si el Gobierno y las comunidades autónomas no toman medidas urgentes para lidiar con la falta de personal cualificado en las empresas de transporte de mercancías.

La CETM recalca que “es necesario que se invierta en la enseñanza de nuevos profesionales, financiando y haciendo más accesible la obtención de los permisos que se requieren para conducir un vehículo pesado.”

Por otra parte, Castilla y León ha lanzado un proyecto piloto para fomentar la empleabilidad en el transporte, sufragando hasta el 75% del coste de la obtención de los permisos C y C+E y del CAP. Desde la CETM opinan que “este modelo podría ser un ejemplo a seguir en el resto de comunidades autónomas y, sin duda, ayudaría a atraer a los jóvenes y aquellas personas que están interesadas en la profesión, pero tienen dificultades para hacer frente a los gastos que implica.”

En conclusión, desde la CETM consideran urgente que el Gobierno y Comunidades Autónomas “busquen soluciones para el transporte de mercancías por carreteras, puesto que el sector es vital para el abastecimiento de la población y el funcionamiento de la economía. Si la escasez de conductores sigue acrecentándose, las consecuencias podrían ser demoledoras”.

Divulgación: Club Autoescuela

Promover la formación de la mujer como conductora profesional a través de becas


Según los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), en España hay alrededor de 23.400 mujeres con permiso para conducir camiones, ya sea el C para rígidos o el E para articulados. Representan el 7% del total de mujeres con algún tipo de carnet.

Si eres mujer con carnet de camión, en los archipiélagos de nuestro país es donde te encontrarás con mayor número de compañeras… y no es para menos. En Islas Baleares hay una al mando por cada tres (37%) de estos vehículos, 15 puntos porcentuales por encima de la media española, mientras que en Canarias son tres de cada diez (31%). También es cierto que, dado el tamaño de ambas y su orografía, son las que menor número de licencias presentan para ambos sexos a nivel nacional.

La brecha se acentúa en otras regiones de España como las del norte, donde ser mujer y tener permiso para circular con un vehículo pesado es un ‘rara avis’. Este es el caso de Cantabria, donde hay menos de siete (6,41%) por cada cien conductores, o La Rioja y Extremadura, con prácticamente un 7%.

Proyecto de MAN para promover a la mujer como conductora profesional

Con el objetivo de revertir esta situación, MAN ha desarrollado un proyecto real y realista cuya primera medida de calado es promover la formación de la mujer como conductora profesional a través de becas. En concreto, se trata de una ayuda económica para sacarse el permiso de conducción para camiones, ya sea el C para rígidos o el E para articulados, y el Certificado de Aptitud Profesional para el transporte. Estas becas cubrirán hasta el 70% de los costes derivados y se podrá acceder a ellas a través del siguiente enlace.

Divulgación: Club Autoescuela

Usar la tarjeta de otro conductor es manipulación del tacógrafo y delito


La Audiencia Provincial de Tarragona ha desestimado el recurso presentado por los representantes legales de un conductor, contra el que se ha iniciado un procedimiento penal por falsificación en documento oficial al conducir utilizando la tarjeta del tacógrafo de otro conductor.

Los representantes legales de un conductor, contra el que se inició el año pasado un procedimiento penal por llevar insertada en el tacógrafo la tarjeta digital de otro conductor, presentaron un recurso ante la Audiencia Provincial de Tarragona solicitando el sobreseimiento libre y el archivo de la causa. La petición se basaba en que la conducción con la tarjeta de tacógrafo de otro conductor no supone una forma de manipulación o modificación de los datos, y, en segundo lugar, que el tacógrafo es un documento privado, no oficial o público, por lo que esta acción no tiene relevancia penal.

Sin embargo, los argumentos de la defensa no han sido aceptados por los magistrados de la Audiencia Provincial de Tarragona, que han desestimado el recurso, por lo que el procedimiento sigue adelante. Según consta en el auto de la Audiencia de Tarragona, de febrero de 2021, la desestimación del recurso se basa en la Sentencia 94/2020 de 15 de enero del Tribunal Supremo, con la que se fijó un criterio definitivo de interpretación frente a las sentencias contradictorias que hasta entonces habían emitido las Audiencias Provinciales sobre las denuncias por manipulación del tacógrafo y su consideración como delito.

Con la sentencia del Supremo de enero del año pasado se estableció que una de las modalidades de falsificación corresponde a los supuestos en los que “la formación de un documento parezca provenir de un autor diferente del efectivo (falta de autenticidad subjetiva o genuinidad)”, que es lo que ocurre cuando se conduce utilizando la tarjeta del tacógrafo de otro conductor.

Recordamos que el delito de falsedad documental se castiga con penas de entre seis meses y tres años de prisión y una multa económica de seis a doce meses. Además, la condena puede incluir una pena de inhabilitación especial que impida el ejercicio de las profesiones de transportista, de intermediario en la contratación de transportes o de gestor de transporte, ya que al tener antecedentes penales se puede perder la honorabilidad.

Difusión: Club Autoescuela

A qué velocidad multan los radares


Los radares de velocidad utilizados por la DGT poseen un margen de error antes de sancionar a los conductores, que puede variar en función de vía.

Son muchas las leyendas urbanas sobre los radares de velocidad de la DGT que circulan por internet. Y una de las más extendidas es la velocidad a la que realmente multan estos cinemómetros. Bien es cierto que la ley apunta que sólo 1 kilómetro por hora por encima del límite, ya es sancionable. Sin embargo estos radares poseen un margen de error de algunos kilómetros por hora, que les impide medir con total precisión la velocidad en todas circunstancias, como por ejemplo, lluvia o niebla…

Últimamente han salido a la luz algunos casos de multas anuladas a algunos conductores por una incorrecta aplicación de este margen. Estos casos han afectado a diferentes tipos de radares, entre los que se incluyen, por ejemplo, los «foto-rojo» instalados en los semáforos. Y eso que, en este caso, los radares utilizan el tiempo que transcurre desde que el semáforo pasa de verde, a ámbar y posteriormente rojo para calcular la sanción.

¿Qué margen de error tienen los radares móviles?

En los situados en vías con velocidad máxima inferior a 100 km/h, se aplicará un margen de 7 km/h ‘extras’ respecto al límite de velocidad en caso de que el instrumento sancionador sea un radar móvil. Por ejemplo, en carreteras con un límite de 50 kilómetros por hora, los radares no comenzarán a multar hasta los 58 km/h ‘reales’, para garantizar que se ha cumplido con el margen de error. En carreteras con un límite de 80 km/h multarían desde 88 km/h.

A partir de este punto, se aplica un margen de error de un 7%, pasando de un límite de error por velocidad a porcentaje. Lo que calculando, nos lleva a que en vías con el límite situado en 110 km/h, la sanción se hará efectiva a partir de los 117,7 km/h, y para los de 120 km/h será a partir de 128,4 km/h, siempre hablando de velocidad real, ya que el marcador de los vehículos también incluye un margen de error de algunos kilómetros por hora.

El por qué de estos márgenes es debido a que a bajas velocidades, al radar le cuesta más detectar la velocidad mientras se circula. Mientras que, el porcentaje para mayores velocidades, se establece por que los radares actuales tienen un error máximo permitido de entre el 3% y el 7% de los más antiguos, lo cual beneficia claramente al conductor sancionado.

¿Qué margen de error tienen los radares fijos y el Pegasus?

La legislación vigente establece que en caso de los radares fijos, con funcionamiento a través de ondas o láser, el margen se sitúa en 5 km/h para velocidades inferiores a 100 km/h, y de un 5% por encima de esta. Por contrario, para el radar utilizado por el conocido helicóptero Pegasus, el margen de error se situará en un 10%

Difusión: Club Autoescuela