La renovación del Certificado de Aptitud CAP lo paga la empresa en el Transporte de Viajeros por Carretera


La empresa, y no el trabajador, debe asumir el importe de la tasa que grava la renovación del Certificado de Aptitud Profesional (CAP) en el sector del transporte de viajeros por carretera, ya sea directamente o reintegrando su cuantía en los casos en que el trabajador haya abonado dicha tasa, según establece el Tribunal Supremo, en sentencia de 29 de abril de 2021.

El ponente, el magistrado Sempere Navarro, determina que la realización de los cursos de 35 horas para obtener o renovar el CAP se encuadra en el ámbito del artículo 19 de la Ley de Protección de Riesgos Laborales (LPRL), y que por ello el tiempo dedicado a esa formación ha de llevarse a cabo con cargo a las empresas en las que se prestan los servicios que exigen la posesión de ese certificado, dentro de la jornada laboral y considerado ese tiempo como de trabajo efectivo con cargo a la jornada laboral ordinaria.

La acreditación forma parte de la formación continua necesaria para el transportista.

Por otra parte, concluye que la obtención de la tarjeta que acredita esa formación continua, en cuanto necesaria para poder desarrollar las tareas productivas, “forma parte de la propia formación y su coste debe ser asumido por el empleador”.

El ponente razona que “la tasa grava la expedición de una tarjeta imprescindible para acreditar que se ha cursado la formación exigida para desempeñar la tarea de conducción, esa exacción final forma parte de los costes que no pueden recaer sobre quienes trabajan”.

Y, concluye Sempere Navarro, que tanto la interpretación de las normas de conformidad con las exigencias del Derecho de la UE cuanto su conjunción lógica y sistemática “abocan a que quien asume el coste principal de la formación (tempo considerado como trabajo efectivo; material docente; profesorado; infraestructura; consumibles, etc.) también deba pechar con el accesorio (asociado a la emisión de la tarjeta acreditativa)”.

La sentencia resuelve un conflicto colectivo, no un litigio individual en el que haya habido una actuación abusiva o fraudulenta por parte de quien cursa la formación y acto seguido abandona la empresa para competir con ella. Para la Sala, eventuales conductas de ese tipo, en su caso, deberían examinarse de manera individual.

Divulgación: Club Autoescuela

CAP para los conductores y tacógrafo para los camiones de recogida de la basura


El Ministerio de Transportes ha rectificado la exclusión aprobada en 2019 que eximía de la obligación de que los conductores de los camiones de basura tuvieran el permiso CAP, pese a la alta siniestralidad asociada.

El Ministerio de Transportes ha decidió volver a incluir la obligatoriedad de que los conductores profesionales dedicados a la recogida de la basura cuenten con el permiso CAP.

Entre las novedades que incluye el Real Decreto 284/2021, aprobado el pasado 20 de Abril, y por el que se actualiza el contenido de la formación CAP de los conductores profesionales de transporte por carretera, se encuentra las relativas a las actividades de transporte que están exentas de que sus conductores cuenten con la referida certificación.

De la lista de exenciones, queda fuera la actividad del transporte de residuos domiciliarios, es decir, el transporte de basuras, que si bien siempre había estado incluido en la relación de servicios de transportes sujetos a formación CAP, incomprensiblemente fue excluido de dicha obligación con ocasión de la modificación del ROTT aprobada en 2019.

Todo ello a pesar de la alta accidentalidad que sufre este tipo de vehículos debido a sus constantes arranques y paradas que realizan en la vía pública para el desarrollo de su actividad, el sobrepeso que en muchas ocasiones transportan una vez cargados y las horas de conducción que realizan diariamente hasta los vertederos para la descarga y tratamiento de los residuos transportados.

Han sido numerosos los accidentes de tráfico en los que se han visto involucrados los camiones de recolección de basura, provocando en ocasiones el fallecimiento tanto de peatones como de otros usuarios de la vía.

Ante esta situación anómala, el Ministerio de Transportes ha decidió volver a incluir la obligatoriedad de que los conductores profesionales dedicados a la recogida de la basura cuenten con el permiso CAP, lo que afectará a aproximadamente unos 7.000 trabajadores en toda España.

El tacógrafo, también

Por otro lado, y con ocasión de un nuevo Decreto que en la actualidad se está tramitando, el Ministerio de Transportes tiene previsto obligar próximamente a que los camiones de la basura vayan también provistos de aparato tacógrafo, cuando los recorridos a realizar superen los 50 kilómetros de distancia desde su centro de explotación.

Esto resulta cada vez más habitual, dada la cada vez mayor lejanía de los vertederos a los núcleos de población donde se generan los residuos, recorriéndo en algunos casos cientos de kilómetros para que los camiones puedan descargar los residuos en las plantas de tratamiento.

Divulgación: Club Autoescuela

El Gobierno actualiza la regulación del Certificado de Aptitud Profesional (CAP) de los conductores de vehículos de transporte de viajeros y mercancías por carretera


  • La formación será más flexible, variada y adaptada al conductor y la empresa y se incorporan nuevos contenidos en relación con la seguridad vial y la conducción eficiente desde el punto de vista medioambiental, con una clara apuesta por la polivalencia.
  • Se permitirá la formación online para determinados objetivos de la cualificación inicial, con garantía de la identificación fiable del usuario y los medios de control adecuados y, en todo caso, se permite el sistema de aula virtual para la cualificación inicial y la formación continua, mientras dure la pandemia.
  • También se simplifican los procedimientos administrativos para los centros de formación.

20-04-2021

El Consejo de Ministros, en su reunión de hoy, ha aprobado, a iniciativa del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), el Real Decreto que regula las condiciones para obtener el Certificado de Aptitud Profesional (CAP) de los conductores de vehículos de transporte de viajeros y mercancías por carretera.

Este acreditativo tanto de la cualificación inicial como de la realización de los cursos de formación continua es necesario para la conducción por vías públicas españolas de vehículos que efectúen una actividad de transporte por carretera y pertenezcan a empresas establecidas en cualquier Estado miembro de la Unión Europea, para la que resulta obligatorio estar en posesión de permisos de conducción de las categorías C1, C1+E, C, C+E, D1, D1+E, D o D+E, definidas en el Reglamento General de Conductores, aprobado por el Real Decreto 818/2009, de 8 de mayo.

La nueva regulación diseña una formación CAP más flexible, variada y adaptada a las necesidades del conductor y de la empresa. Además, potencia la formación en seguridad vial y en conducción eficiente desde el punto de vista del consumo de combustible, las condiciones meteorológicas extremas y operaciones especiales de transporte.

Los cursos deberán referirse también a los sistemas de transporte inteligente y evolucionar con el desarrollo tecnológico, de tal manera que se marca como nuevo objetivo que el conductor sea capaz de anticipar y evaluar los riesgos del tráfico y adaptarse a ellos.

También prevé la convalidación de horas de formación exigida por otras normas comunitarias para obtener la formación obligatoria del CAP (mercancías peligrosas, transporte de animales vivos, cursos de sensibilización para personas con discapacidad, etc.).

Formación online

El Real Decreto aprobado hoy abre la puerta a la formación online para determinados objetivos de la cualificación inicial que se impartan en aula y no lleven aparejada conducción individual o a bordo de un camión o autobús, condicionada a que se garantice una identificación fiable del usuario y unos medios de control adecuados.

Se recoge, además, la ampliación de la formación online a otros objetivos y su extensión a la formación continua por orden ministerial, siempre que se cumplan los mismos requisitos y en el caso de la formación continua, con una duración máxima de 12 horas.

Asimismo, se prevé el aprendizaje mediante aula virtual, mientras dure la pandemia, para los cursos de cualificación inicial y de formación continua siempre que se utilice una plataforma que garantice, en todo momento, una conectividad sincronizada entre los profesores y los alumnos, así como bidireccionalidad en las comunicaciones.

Igualmente, la plataforma deberá permitir a los Servicios de Inspección del Transporte Terrestre acceder en tiempo real a las clases que se están impartiendo, así como a los correspondientes registros de actividad, con el fin de comprobar la ejecución de la actividad formativa.

Centros de formación

Se agiliza el procedimiento de autorización de empresas CAP que se llevará a cabo por medios electrónicos y se permite a estas empresas abrir sucursales y utilizar aulas móviles, mediante comunicación previa a la administración competente.

Las relaciones entre empresas CAP y, en su caso, sucursales y aulas móviles con las administraciones públicas competentes se realizarán utilizando exclusivamente medios electrónicos.

Además, los alumnos podrán presentarse a los exámenes en todo el territorio nacional y se mantiene la validez en todo el territorio nacional de las especialidades de los profesores que impartan cursos CAP que ya hubieran resultado acreditadas por el órgano competente.

Finalmente, se prevé la posibilidad de implantar un sistema de evaluación de la calidad de la formación mediante indicadores de calidad que se desarrollarán reglamentariamente, que podrán incluir la evaluación de los profesores por los alumnos o pruebas aleatorias en los cursos de formación continua, así como la posibilidad de que las administraciones recaben información sobre el funcionamiento de las empresas CAP.

Este real decreto traspone parcialmente la Directiva (UE) 2018/645 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 18 de abril de 2018, y la Directiva 2006/126/CE en lo que a la Directiva 2003/59/CE se refiere, y corrige las deficiencias detectadas desde la implantación de la formación CAP de los conductores por el Real Decreto 1032/2007, de 20 de julio.

Divulgación: Club Autoescuela

Nueva formación CAP Online


Las medidas restrictivas de reducción de aforo en los centros de formación que vienen adoptando las diferentes Comunidades Autónomas unido al riesgo de contagios han motivado al Ministerio de Transportes a permitir la impartición de los cursos CAP para conductores profesionales en modalidad on line.

La experiencia formativa en aula virtual que se ha desarrollado de forma exponencial durante la pandemia en diferentes ámbitos de formación para el empleo ha demostrado ser eficaz y segura, además de aportar innumerables ventajas para los alumnos asistentes.

La prolongada pandemia del coronavirus que sufre España, y el resto de países, ha venido dando lugar a la aplicación de numerosas medidas restrictivas de todo tipo para tratar de reducir los contagios, entre otras, las relativa a la reducción de los centros de formación privados, y que ya se vienen aplicando en la práctica totalidad de las Comunidades Autónomas.

Hay que tener en cuenta que todos los conductores profesionales deben renovar cada cinco años obligatoriamente su titulación profesional, coloquialmente denominado CAP, lo que implica que aproximadamente unos 100.000 conductores han de ser formados anualmente.

Por ello, pese a su resistencia inicial, finalmente el Ministerio de Transportes ha accedido a la petición del sector de permitir que la formación CAP pueda impartirse excepcionalmente en modo virtual (on line), mientras dure la pandemia, siguiendo de esta forma las directrices del Ministerio de Sanidad de señalar la conveniencia de “priorizar, siempre que sea posible, las modalidades de formación a distancia y “on line”.

De hecho, la formación on line ha tenido un crecimiento exponencial durante el último año, siendo varios los organismos públicos que han apostado por dicha modalidad de formación por frente a la presencial, como es el caso de la formación para el empleo dependiente del Servicio Público de Empleo Estatal, o la formación de conductores de transporte de mercancías peligrosas por parte de la Dirección General de Tráfico, habiendo demostrado ser eficaz y segura, además de aportar innumerables ventajas para los alumnos asistentes.

Para garantizar la correcta impartición del curso CAP, la norma que lo regule, que se aprobará en próximas fechas, exigirá que se utilice una plataforma de teleformación que acredite la existencia de una conectividad permanente entre el profesor y los alumnos, así como un registro de conexiones de la actividad desarrollada por todos ellos, debiendo además contar con un mecanismo que posibilite que los Servicios de Inspección puedan acceder en remoto a las clases que se están impartiendo en tiempo real, así como a los correspondientes registros de actividad, con el fin de comprobar la correcta ejecución de la actividad formativa.

Divulgación: Club Autoescuela