De la competencia consciente a la inconsciente.


Aprender a conducir es un tránsito de la competencia inconsciente a la consciente. Pasando de una competencia consciente, a una competencia inconsciente. Es como conducir un coche, al principio cuando el conductor empieza a conducir se asusta porque tiene que manejar a la vez distintas partes del coche, por ejemplo, cuando quiere parar, deberá pensar para pisar el embrague y el cambio de marchas a … Continúa leyendo De la competencia consciente a la inconsciente.