Imputado un camionero en Olite por poner una pegatina de la ITV sin haberla pasado y carecer de seguro


La Policía Foral ha imputado a un camionero en Olite, en la carretera NA-155, por poner una pegatina de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) sin haberla pasado.

Además, el conductor del camión carecía de seguro, según ha informado el cuerpo policial en su cuenta de Twitter.

La Policía Foral recuerda que el Tribunal Supremo ha fijado que poner la pegatina de la ITV en un coche que no ha superado la inspección técnica es delito.

Divulgación: Club Autoescuela

La multa por no llevar la pegatina de la ITV


Poner pegatinas en el coche es una manera sencilla, barata y rápida de distinguirlo del resto. El Reglamento General de Circulación no prohíbe colocarlas. El artículo 19 solo establece que “la superficie acristalada del vehículo deberá permitir, en todo caso, la visibilidad diáfana del conductor sobre toda la vía por la que circule, sin interferencias de láminas o adhesivos”.

Con esta apreciación, en teoría, sí se permiten los adhesivos sobre la carrocería–excepto los que se indican al final de este artículo– y aquellos que, colocados sobre los cristales –ambos parabrisas, ventanas laterales y retrovisores–, no dificulten visibilidad del conductor.

Sin embargo, en la práctica, al ser la norma tan ambigua, queda a la interpretación de los agentes de Tráfico imponer una sanción de 200 euros por llevar una pegatina sobre una zona acristalada del vehículo. Además, puede que al pasar la ITV los adhesivos que afecten a la visión del conductor sean causa de una inspección desfavorable.

Adhesivos permitidos

Justificante de la ITV. Según establece el Reglamento General de Vehículos, esta pegatina ha de colocarse en el ángulo superior derecho del parabrisas –mirando desde el interior–, ya que se considera que es el lugar que menos afecta a la visibilidad del conductor. Es obligatorio llevarla pegada, ya que acredita que se ha pasado la revisión técnica y complementa la tarjeta de la ITV. No hacerlo puede ser motivo de sanción, de entre 80 y 100 euros, sin detracción de puntos.

Solo está permitido llevar la pegatina de la última inspección: no se pueden coleccionar sobre el parabrisas las de otros años, ya que la visibilidad del conductor podría quedar reducida. En caso de necesitar otra pegatina –por ejemplo, por haberla perdido al sustituir el parabrisas– se puede solicitar un duplicado en el centro de la ITV donde se pasó la revisión aportando la documentación del vehículo. Al igual que los coches, las motocicletas también deben exhibir la pegatina de la ITV en el ángulo superior derecho del parabrisas. Si no cuentan con él, debe ser colocada en un sitio bien visible: el carenado, el chasis, la horquilla o el guardabarros delantero.

Distintivo medioambiental de la DGT. Desde 2016 los vehículos cuentan con la etiqueta ambiental, que los clasifica teniendo en cuenta las emisiones contaminantes. Actualmente hay cuatro modelos de pegatina –Cero, ECO, C y B–, existiendo vehículos que no tienen derecho a ella por superar en antigüedad o emisiones los márgenes establecidos. A lo largo de 2021 se esperan cambios en este etiquetado medioambiental, si bien aun no se ha especificado cómo o cuándo serán.

La Dirección General de Tráfico no obliga a llevar la pegatina del distintivo ambiental, pero sí recomienda hacerlo ya que algunos municipios, en sus ordenanzas, regulan o limitan la circulación de los vehículos en función del tipo de distintivo que les corresponda. Debe ponerse en el ángulo inferior derecho del parabrisas delantero; si no se tiene –como puede ser el caso de las motocicletas–, en cualquier sitio visible del vehículo.

Sistema de Telepeaje. Ya sea adhesivo o un dispositivo, debe colocarse en la parte superior central del parabrisas, por el interior, según indique el manual de usuario que se facilita al contratar el sistema. Y siempre en una zona que no interfiera la visibilidad del conductor.

Identificadores nacionales. Las placas de los vehículos matriculados con anterioridad a 1998 no tienen el formato europeo, por lo que no cuentan con la banda azul con la E de España. En estos casos se permite colocar una pegatina junto a la matrícula para identificar al país. Es importante recordar que no se pueden poner ningún adhesivo sobre la matrícula; la multa, en caso de hacerlo, es de 200 euros.

L de conductor novel. Sea o no en formato adhesivo, esta señal deberá ubicarse en la parte posterior izquierda del vehículo, en un sitio visible; en las motocicletas no se indica expresamente el lugar. La multa por no llevar la L durante el primer año tras la obtención del carné es de 100 euros. Circular con ella puesta cuando pase este tiempo también está sancionado con el mismo importe.

Pegatinas prohibidas

Reflectantes o luminiscentes. La DGT considera que las pegatinas reflectantes o luminiscentes pueden afectar a la visibilidad de otros usuarios de la vía cuando incide la luz sobre ellas. Por este mismo motivo tampoco está permitido utilizar este tipo de pinturas en el exterior del vehículo, salvo que esté expresamente permitido en el Reglamento General de Vehículos, como sucede con los vehículos prioritarios.

De competición. Según indica la aseguradora Mapfre, la DGT estima que este tipo de adhesivos –como dorsales u otros justificantes de participación en pruebas deportivas– pueden incitar a sobrepasar los límites de velocidad establecidos en la vía. Por ello llevar estas pegatinas está prohibido.

Divulgación: Club Autoescuela

En España 5,7 millones de vehículos están circulando con la ITV caducada y 1,75 millones sin seguro


En un comunicado de prensa emitido ayer por la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos (AECA-ITV), sobre la seguridad vial y medioambiental, informa que en España 5,7 millones de vehículos están circulando con la ITV caducada y 1,75 millones sin seguro.

El comunicado:

Desde AECA-ITV mostramos nuestra gran preocupación ante los datos de vehículos que están circulando por nuestras vías sin comprobar que su estado cumple las normas de seguridad vial y medioambiental estipuladas, y ante la facilidad con la que se vierten opiniones y comentarios sobre lo adecuado o no de las medidas temporales implantadas para garantizar la seguridad en carretera. De acuerdo a los últimos datos disponibles, 5.700.000 vehículos están circulando en España sin realizar la ITV correspondiente y, de acuerdo a los datos facilitados por el Gobierno, 1.750.000 vehículos circulan sin seguro.

Solo a modo de ejemplo, se calcula que en el mes de Septiembre no han realizado la correspondiente ITV el 67% de los vehículos que deberían hacerlo durante dicho mes, un total de 1.200.000 vehículos. Y es importante recordar que los vehículos cuya fecha de vencimiento de la ITV es posterior al 1 de Septiembre no disponen de ninguna prórroga por el efecto del COVID-19, por lo que los propietarios de los mismos deberían haber realizado su inspección en la fecha que indique la documentación del vehículo sin que haya duda sobre las fechas de aplicación de la misma.

Y todo esto a pesar de que, para dar la mejor atención a los usuarios y poder dar salida al colapso generado tras el estado de alarma, los operadores de ITV se han implicado al máximo durante este año en esta situación excepcional y han realizado un gran esfuerzo laboral y económico para incrementar la capacidad global de inspecciones en un 30%, y de forma muy significativa en aquellos vehículos con mayor riesgo potencial de daños personales, como son los autocares y vehículos comerciales y de mercancías, donde el incremento ha sido del 65% en la capacidad de inspecciones.

Este esfuerzo de los operadores ha de estar alineado con la responsabilidad de los ciudadanos de realizar la ITV de su vehículo en la fecha que le corresponde su vencimiento. En caso contrario se generarán aglomeraciones y colapso en años próximos debido a la deslocalización y al exceso de inspecciones en determinados periodos, desalineándose de la capacidad existente y provocarán no poder ofrecer el servicio necesario a los ciudadanos y que los operadores de ITV se exigen.

En relación con la suspensión cautelar de la medida especial sobre la fecha de vencimiento de la ITV de los vehículos cuya inspección estaba prevista durante el Estado de Alarma, el Tribunal Supremo ha admitido la personación de AECA-ITV para defender el derecho de los ciudadanos a la seguridad vial y medioambiental, ya que esta asociación considera que una decisión futura alineada con las medidas cautelares hoy aplicadas sería totalmente negativa para el ciudadano y la seguridad en carretera. La ITV salva vidas y el trabajo de la Asociación es velar porque los principios básicos de la Inspección Técnica de Vehículos se defiendan y se apoyen para y por la ciudadanía.

Difusión: Club Autoescuela