La Comisión Europea prepara un nuevo Reglamento para fijar nuevas prórrogas de la validez de determinados certificados, autorizaciones y permisos relacionados con el transporte y los conductores


Esto mismo hizo en mayo de 2020, con el reglamento denominado Ómnibus en el que se recogían prórrogas de todos los certificados, permisos y autorizaciones que afectan a los transportistas, desde renovaciones de carnés de conducir, a certificados CAP pasando por las revisiones del tacógrafo o la ITV de los vehículos.

El problema del Reglamento Ómnibus de mayo fue que solo fijaba un periodo de prórroga obligatorio e igual para todos los estados miembros, el relativo a la validez de las tarjetas CAP. para todo lo demás, dejaba a los Estados que legislaran y fijaran prórrogas en función de sus propias necesidades. Es el caso de las prórrogas de las ITV, los carnés de conducir, la revisión de los tacógrafos, las licencias comunitarias, los certificados de conductor de terceros países y la renovación de las tarjetas del tacógrafo de los conductores.

Es decir, prácticamente todo quedaba al arbitrio de los Estados miembros y, aunque los demás países tenían que respetar lo que cada Estado hubiera decidido, es indudable que esto produjo una descoordinación importante y numerosos desajustes en el funcionamiento del mercado interior.

Divulgación: Club Autoescuela