Esquís para tu furgoneta de reparto


El un temporal de frío y nieve circular con cadenas es algo imprescindible. Sin embargo, este tipo de inclemencias meteorológicas no son nada del otro mundo en lugares como Canadá, origen de Track N Go.

Ya sea sobre nieve, arena, asfalto o barro, este invento americano consigue que, a través de unas plataformas de oruga, cualquier SUV o furgoneta con tracción a las cuatro ruedas pueda circular sin necesidad de extraer sus neumáticos.

De hecho, estos mismos son los encargados de transmitir la fuerza al grupo tractor del invento, capaz de alcanzar una velocidad de hasta 60 kilómetros por hora.

Inicialmente ideado para responder a las necesidades de los servicios de emergencia, su uso ha comenzado ha extenderse en determinados países del mundo hacia diferentes industrias. Tal es su versatilidad que incluso puede aplicarse a ciertos modelos de furgonetas de reparto, asegurando el abastecimiento en zonas de difícil acceso por sus condiciones climáticas.

Por unos 25.000 euros, los vehículos de los lugares donde este producto esté disponible (España todavía tendrá que esperar) podrán hacerse con cuatro orugas y dos rampas – encargadas de facilitar la operación de encaje de las ruedas sobre el accesorio-. Para instalarlo, primero debe acoplarse el eje delantero para después dar marcha atrás y fijar el trasero.

Una vez aseguradas las plataformas, ¡a rodar!

Divulgación: Club Autoescuela

Las nuevas tecnologías ayudarán a gestionar mejor las flotas y a reducir las emisiones de los vehículos


El Centro de Demoscopia de Movilidad presenta la novena edición de su estudio de movilidad.

Las nuevas tecnologías tienen un papel fundamental en mejorar la eficiencia en la gestión de las flotas y en la reducción de las emisiones que emiten los vehículos en el desarrollo del transporte de mercancías y de viajeros. Esta es la principal conclusión de la mesa redonda que se ha celebrado en el marco de la presentación de la novena edición del estudio ‘Españoles ante la Nueva Movilidad’ del Centro de Demoscopia de Movilidad.

Una de las participantes, Cecilia Medina, responsable I+D+i y Formación de Sernauto, ha destacado la presencia de energías alternativas de propulsión en el transporte de mercancías. Por ejemplo, ha resaltado “la electricidad para la distribución de la última milla y el gas natural para el transporte de larga distancia”, a la espera de llegar próximamente el hidrógeno.

Por su parte, el presidente de la asociación Uno Logística, Francisco Aranda, ha asegurado que el uso de las herramientas tecnológicas nos permite hacer rutas más eficientes y así contribuir a la reducción de emisiones”. También contribuye a este aspecto, “el uso de vehículo menos contaminantes, como los que usan la electricidad como fuente de energía”.

El director general de Anfac, José Lopez-Tafall, ha afirmado que todos estos desarrollos necesitan de “un cambio estructural de mercado, un nuevo ecosistema en el que todos (fabricantes, componentes, empresas de tecnología y software…) tenemos que colaborar y compartir”. También ha incidido en la importancia de “las ayudas de las Administraciones para la compra de vehículos eléctricos y el desarrollo de toda la infraestructura”.

Jorge Ordás, subdirector general de Gestión de la Movilidad y Tecnología de la DGT, ha señalado que la DGT “apuesta por el coche conectado”. En este sentido, ha explicado el desarrollo de una plataforma que recogerá los datos procedentes de los vehículos para ofrecer información del estado de las carreteras en todo momento.

Sobre datos y tecnología también se ha referido el director de Ventas de Geotab, Antonio Venutelli, quien ha resaltado la importancia de la implantación de sistemas de gestión de flotas para mejorar la eficiencia de la logística y de los vehículos. Venutelli ha reconocido que las grandes flotas ya son conscientes de este aspecto, pero “hace falta una labor de concienciación de las pequeñas y medianas empresas”.

El director de Negocio de Carreteras e Intermodal de Ineco, José Ángel Higueras, por su parte, ha comentado el estado actual de las infraestructuras en España, muy desarrolladas para el transporte por carretera, pero que se necesita un impulso —del que es consciente el Gobierno de España— en el ferrocarril, también en su conexión con las carreteras y los puertos.

Marc Bayo, director de Seur Now, ha comentado el papel de los vehículos eléctricos y de gas natural en la distribución de mercancías. Para Bayo, según las necesidades de Seur, la infraestructura y tecnología actual para vehículos eléctricos no les permite desarrollar su actividad con normalidad. Por esta razón, apuestan más por los vehículos de gas natural por su mayor autonomía y red de gasolineras.

Finalmente, la CEO de Opus RSE, Josefina de la Fuente, ha explicado que su empresa se dedica a la medición de las emisiones de los vehículos en las ciudades. Con la multitud de datos que se pueden extraer de estas mediciones, las empresas o las Administraciones pueden trabajar en la reducción de las emisiones.

Estudio de Movilidad

La novena edición del estudio ‘Españoles ante la Nueva Movilidad’, elaborado por el Centro de Demoscopia de Movilidad —formado por Pons Seguridad Vial y la revista Autofácil, y que apoyan Geotab, ALD Automotive e Iberdrola, se ha llevado a cabo a través de una encuesta realizada a 1.500 ciudadanos y gestores de flota en España durante el pasado mes de septiembre. El informe revela que el 73% de los consultados apuestan por la electrificación en sus flotas antes de 2030, aunque un 71% continúa viendo la escasa autonomía de los vehículos como un obstáculo importante a tener en cuenta.

Respecto a la utilización de soluciones telemáticas de gestión, un 44% de los encuestados con flotas de más de 50 vehículos ya cuenta con esta tecnología, al igual que el 64% entre las empresas con más de 150 vehículos. Por otro lado, el diésel sigue siendo la alternativa de combustión más utilizada para el sector del transporte profesional (70%).

La seguridad de los conductores (40%), la eficiencia en sus funciones (40%) y la productividad (39%) continúan siendo los valores en la gestión de flotas más representativos en España.

Divulgación: Club Autoescuela

La transformación energética es imparable


La crisis sanitaria amenazaba con ralentizar el avance tecnológico de la industria automovilística mundial, poniendo en jaque la transformación energética que tiene en marcha este sector desde hace ya varios años.

Sin embargo, la situación parece haber acelerado el interés de los clientes por vehículos impulsados por energías alternativas, en un momento en el que cualquier reducción en el consumo se ve como algo imprescindible en un entorno de crisis.

Así mismo, el impulso de los clientes para intentar reducir la huella de carbono en sus actividades logísticas y de transporte también presiona a favor de la introducción de vehículos más sostenibles, aunque la situación varía en función de cada segmento de actividad.

Todos estos factores dan como resultado una oferta cada vez más amplia de vehículos eléctricos en diferentes segmentos vehiculares.

De igual modo, el aporte tecnológico también se deja notar en la llegada a la producción de estas unidades alimentadas por energías alternativas de nuevos actores de fuera de la industria automovilística y pertenecientes a ramas tecnológicas. Esta situación ha contribuido a impulsar la implantación de nuevas tecnologías en cada vez más vehículos comerciales e industriales.

Para terminar de cuadrar el círculo que impulsa la innovación en los modelos de vehículos dedicados al transporte y distribución de mercancías, hay que tener en cuenta el impulso del comercio electrónico, una actividad logística que se desarrolla principalmente en núcleos urbanos en los que la Unión Europea impulsa la implantación cada vez más generalizada de zonas de acceso restringiso a las que solo tienen acceso los vehículos menos contaminantes.

Vehículos comerciales eléctricos

En este sentido, recientemente, con la llegada de los e-Caddy ABT y el e-Transporter ABT, Volkswagen ha ampliado su ofensiva eléctrica, que hasta ahora contaba con el e-Crafter, y se posiciona como la primera marca con un modelo 100% eléctrico en cada uno de los segmentos del mercado de vehículos comerciales ligeros, en una apuesta clara hacia la electrificación para presentar su estrategia de ecomovilidad.

Por un lado, el e-Caddy ABT 100% eléctrico, estará disponible en versión Maxi, batalla más larga, para la versión Furgón, mientras que, por otro lado, el e-Transporter ABT 100% eléctrico, estará disponible con batalla larga también en la versión Furgón.

Además, ambos modelos contarán con una autonomía superior a los 120 Km, gracias a la incorporación de una batería de iones de litio de 37,3 kWh de capacidad.

Los dos modelos ecológicos ofrecen 83kW (113CV) de potencia y un par de 200 Nm y cuentan con tracción delantera y cambio automático DSG. La capacidad de carga del e-Caddy ABT es de hasta 651kg y 4,2 m³ y en el caso del e-Transporter asciende hasta los 1.091kg y 6,7 m³.

La marca alemana ya tiene desde hace tiempo en el mercado su e-Crafter, que ofrece una conducción sin emisiones y entre 115 y 120 kms de autonomía, así como una capacidad de carga útil de hasta 1.709 kg.

Cada vez más camiones eléctricos

Pese a que aún están lejos de convertirse en una alternativa real para el transporte de larga distancia, se multiplican las experiencias y cada vez más marcas luchan por hacerse un hueco en una de las disputas tecnológicas más apasionantes de una industria sumida en una revolución de gran calado.

En el ámbito de los vehículos pesados, el Tesla Semi ya parece más cerca de convertirse en una realidad que circule por las carreteras.

Por lo menos, Elon Musk ha anunciado hace pocas semanas que la marca de vehículos eléctricos ya ha iniciado la producción de un camión eléctrico que ha levantado grandes expectativas cuando se anunció hace más de dos años y medio, con la promesa de ahorrar 170.000 euros en consumo de combustible y amortizarlo en dos años.

El vehículo pesado de Tesla equipará cuatro motores independientes en los ejes traseros de la tractora y contará con dos versiones con autonomías, respectivamente de 300 y de 500 millas (equivalentes a unos 500 y 800 kilómetros, en cada caso) que, a su vez, tienen unos precios estimados de 150.000 y de 180.000 dólares, que corresponden a unos 135.000 y unos 162.000 euros, en cada caso.

En Europa, el MAN eTGM se configura como un vehículo de reparto completamente eléctrico con una configuración de chasis de tres ejes 6×2-4 con eje no traccionado direccional y elevable para una MMA de 26 toneladas.

El camión de reparto eléctrico de la marca alemana está propulsado por un motor eléctrico de 264 kW (360 CV) que transmite un par máximo de 3100 Nm y que puede alcanzar los 200 kilómetros de autonomía en función del área de aplicación y de las condiciones climáticas y topográficas.

También Renault ha iniciado recientemente la producción en serie de sus camiones eléctricos Renault Trucks D y D Wide Z.E. en sus instalaciones de Blainville-sur-Orne, compartiendo línea de producción con otros modelos del fabricante.